La UE "lamenta" la expulsión de Pons pero descarta abandonar el diálogo con Maduro
  1. Mundo
  2. Europa
crisis en venezuela

La UE "lamenta" la expulsión de Pons pero descarta abandonar el diálogo con Maduro

La UE no tomará ninguna decisión al respecto. La delegación ya había sido avisada por parte de Caracas de la posibilidad de que le denegaran el acceso al país

placeholder Foto: Borrell saluda a la jefa de la diplomacia europea (EFE)
Borrell saluda a la jefa de la diplomacia europea (EFE)

La expulsión de Venezuela de una delegación de eurodiputados del Partido Popular Europeo encabezados por Esteban González Pons, acompañado de otros tres miembros españoles, que iban a visitar a Juan Guaidó, líder opositor y considerado por una mayoría de países europeos como presidente encargado del país, se ha acabado colando en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores celebrada este lunes en Bruselas. Se ha hablado de ello, se ha discutido el asunto y los ministros han lamentado la decisión del régimen de Nicolás Maduro, si bien se señala que la delegación ya había sido avisada por parte de Caracas de la posibilidad de que le denegaran el acceso al país. Pero la UE no tomará ninguna decisión al respecto.

González Pons ha pedido este lunes que la UE retirara las credenciales a los diplomáticos venezolanos en la Unión Europea, como también lo ha hecho Beatriz Becerra, eurodiputada de los liberales y una de las personas más activas en el asunto venezolano en la capital comunitaria. Pero Federica Mogherini, Alta Representante de la UE para Exteriores, ha descartado que el club vaya a tomar esa decisión.

Josep Borrell, ministro de Exteriores, ha asegurado en rueda de prensa que la retirada de la acreditación a los diplomáticos venezolanos le parece una medida “desproporcionada” y ha recordado que los eurodiputados viajaron al país latinoamericano por iniciativa particular y no representando al Parlamento Europeo.

placeholder Eurodiputados españoles expulsados de Venezuela (EFE)
Eurodiputados españoles expulsados de Venezuela (EFE)

Por otro lado González Pons y Becerra han coincidido en pedir que la UE abandone el grupo internacional de contacto que inició sus trabajos hace solo algunos días en Montevideo y que tiene como objetivo intentar encontrar una salida democrática y pacífica a la crisis venezolana. Pero la jefa de la diplomacia europea también ha rechazado esta segunda opción: ha asegurado que los ministros no solo no han mostrado dudas sobre el trabajo del grupo internacional, sino que han redoblado su apoyo por la iniciativa.

Además la italiana ha recordado a los eurodiputados que el Parlamento Europeo pidió la creación de ese grupo internacional de contacto y que está segura de que los ministros y la Eurocámara defienden los mismos objetivos.

Sobre la posibilidad de que España abone las conversaciones como respuesta a la prohibición de entrada de los eurodiputados el ministro español se ha mostrado tajante: “No se nos ha ocurrido abandonarlo”. Borrell ha señalado que durante el día de ayer estuvo en continuo contacto con el embajador español en Venezuela y que éste a su vez mantenía un diálogo con el representante de la UE en el país. El objetivo, ha explicado el ministro, era “conseguir que las autoridades venezolanas permitieran el acceso” a los eurodiputados. “Pareció posible en un determinado momento y al final no lo fue”, ha señalado Borrell.

Foto: Un hombre con una máscara de Trump durante una marcha contra el Gobierno de Nicolás Maduro en Caracas. (Reuters)

“Naturalmente que condenamos que no les hayan dejado entrar”, ha asegurado, aunque ha puntualizado que es importante destacar que no iban en representación de la Eurocámara y lo ha intentado ilustrar con una curiosa comparación: “No es lo mismo que el señor Puigdemont vaya a tomar café al Parlamento de Berlín (invitado por un diputado) a que esté invitado al Parlamento de Berlín (por la institución)”. Sobre la posibilidad de que los eurodiputados vuelvan el próximo sábado a intentar entrar en el país, Borrell ha explicado que hará todo lo posible para que faciliten su acceso.

La situación es confusa porque España, como la mayoría de países europeos, tienen que mantener negociaciones con el llamado “Gobierno de facto” al que no reconocen como legítimo pero admiten que controla todas las estructuras del poder, mientras reconocen un Gobierno de transición liderado por el opositor Juan Guaidó.

Grupo de contacto

Esta semana llegarán al país caribeño un equipo técnico del grupo de contacto cuyo objetivo es facilitar el diálogo y la apertura de un proceso de negociación que acabe con unas elecciones presidenciales, según han explicado Moghrini y Borrell. El español ha asegurado que tuvo que insistir en repetidas ocasiones durante la primera reunión del grupo de contacto en Montevideo para que se acordara enviar este equipo técnico, que está conformado por europeos y uruguayos.

Borrell también ha señalado que la UE no comulga con lo expresado por Mike Pence, vicepresidente de EEUU, que pidió el reconocimiento completo de Guaidó como presidente legítimo de Venezuela. El ministro español ha señalado que la mayoría de países europeos han reconocido al líder opositor como presidente “interino” pero “no electo” con la finalidad de que convoque elecciones, y no irán más allá. Tanto Borrell como Mogherini han aprovechado para mostrar su total rechazo a cualquier intervención militar desde fuera de Venezuela, en un claro mensaje a Washington que sigue barajando esa opción.

Esteban González Pons Eurodiputados Juan Guaidó Nicolás Maduro Unión Europea
El redactor recomienda