vota a favor de cambiar el 'backstop' irlandés

Importante victoria de May: Westminster rechaza el proyecto para retrasar el Brexit

El Parlamento británico rechaza el proyecto para retrasar el Brexit, la enmienda que obligaba al Ejecutivo a retrasar la salida si los diputados no aprueban ningún acuerdo antes del 26 de febrero

Foto: Diputados en el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)
Diputados en el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)

Importante victoria de la 'premier' Theresa May: el Parlamento británico rechaza el proyecto para retrasar el Brexit. La enmienda presentada por la laborista Yvette Cooper y al 'tory' Nick Boles, que obligaba al Ejecutivo a aplazar el divorcio si los diputados no aprueban ningún acuerdo antes del 26 de febrero, ha sido derrotada por 321 votos frente a 298. Suponía el mayor reto para el Gobierno británico en la votación hoy en los Comunes de una serie de enmiendas con el propósito de alcanzar un consenso que determine los pasos a seguir sobre la salida del bloque comunitario.

Las enmiendas no son legalmente vinculantes pero la de Cooper planteaba un proyecto de ley. Durante el debate, Boles ha justificado su apoyo a la enmienda argumentando que, de producirse un Brexit duro, los británicos perderían la fe en el Gobierno durante una generación.

El Gabinete de May ha obtenido resultados similares sobre otras enmiendas planteadas por la oposición, resarciéndose así de la gran derrota sufrida el 15 de enero, cuando una abrumadora mayoría rechazó el acuerdo del Brexit. Solo la enmienda presentada por el tory Graham Brady, que da mandato a May para pedir a Bruselas quitar la salvaguarda para evitar frontera dura en Irlanda y poner "fórmulas alternativas", ha salido adelante por 317 votos a favor frente 301 en contra.

La 'premier' pretende usar esta enmienda como argumento para convencer a la Unión Europea de que reabra las negociaciones para conseguir un nuevo acuerdo sobre el Brexit, algo a lo que el bloque comunitario se ha negado reiteradamente.

May pide una renegociación que la UE rechaza

Horas antes de la votación clave en el Parlamento, y ante el riesgo de que el Gobierno perdiera el control del proceso, May avanzaba que, con el objetivo de lograr la ratificación del acuero de divorcio en Westminster, planteará a Bruselas la posibilidad de reabrir el Tratado de Retirada, a pesar de que la UE ha reiterado que no cabe renegociación alguna.

La 'premier' ha reconocido que persisten las suspicacias en torno al alcance que podría tener el 'backstop' irlandés y ha apuntado como vía de resolución la revisión de un Acuerdo de Retirada que en Bruselas no están dispuestos a tocar. May ya ha trasladado a su Gobierno y a los diputados que solicitará a la UE la reapertura de las negociaciones al considerar que son necesarios algunos cambios legales en el texto. Según la BBC, la primera ministra tiene previsto mantener contactos informales con dirigentes europeos este mismo martes.

Como se pronosticaba, Westminster también ha rechazado la enmienda presentada por el Partido Laborista, que buscaba impedir un Brexit sin acuerdo y dejar al Reino Unido dentro de la unión aduanera y alineado con el mercado único, por 327 votos contra 296. También se proponía votar sobre todas las posibles opciones de la ruptura, incluido un segundo referéndum.

La votación de hoy también supone la primera derrota del 'tory' rebelde y proUE Dominic Grieve en su batalla contra May. Su enmienda, que pretendía los diputados tomaran el control del proceso del Brexit para presentar planes alternativos, ha sido rechazada por 321 votos en contra frente 301 a favor.

La enmienda de los nacionalistas escoceses del SNP, que pedía una prórroga del Artículo 50, descartar un Brexit sin acuerdo y enfatizar el papel de las naciones que componen el Reino Unido en el proceso del Brexit, también ha sido rechazada por 327 votos en contra frente a solo 39 a favor.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios