Es noticia
Menú
El papa Francisco pide que la homosexualidad deje de ser delito, pero defiende que es pecado
  1. Mundo
Reciente entrevista

El papa Francisco pide que la homosexualidad deje de ser delito, pero defiende que es pecado

El pontífice admite que las leyes que sentencian la homosexualidad son “injustas”, ya que Dios ama a todos sus hijos por igual, sin importar cómo sean

Foto: Audiencia semanal del papa Francisco
Audiencia semanal del papa Francisco

No es la primera vez ni será la última que le pregunten al papa Francisco sobre la homosexualidad. Ya en 2013, cuando se le pidió la opinión sobre la homosexualidad de un sacerdote, el papa respondió tajante que “¿quién soy yo para juzgar?”. Ahora, en una entrevista reciente con The Associated Press, el pontífice volvió a recalcar, como ya dijo en otras ocasiones, que “ser homosexual no es un delito”.

A pesar de lo que opine el pontífice, actualmente, 67 países de todo el mundo todavía penalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, algunos de estos países incluso aprueban la pena de muerte en estos casos. Los derechos de las personas LGTBI+ también son pisoteados en muchos estados de Estados Unidos, contribuyendo al estigma del colectivo y a su maltrato. Personalmente, Francisco recalca que las leyes que penalizan la homosexualidad son “injustas” y piensa que la Iglesia católica puede y debe trabajar para ponerles fin. “Tienen que hacerlo, tienen que hacerlo”, dijo durante la entrevista.

Foto: Imagen de archivo del papa Francisco. (EFE)

Al respecto, el papa Francisco reconoció que muchos obispos católicos siguen apoyando las leyes que sentencian la homosexualidad y que también comulgan con las acciones discriminatorias hacia el colectivo LGTBI+. Entiende que existe un contexto cultural, pero indica que los obispos también deberían pasar por un proceso de cambio con el objetivo de reconocer la dignidad de todo individuo. “También el obispo tiene un proceso de conversión”, afirmó, y pedía “ternura, por favor, ternura, como la tiene Dios con cada uno de nosotros”.

“Somos todos hijos de Dios”

Francisco se ha mantenido firme en su opinión de que la Iglesia católica debe respetar y recibir a los homosexuales, no discriminarlos ni marginarlos, ya que “somos todos hijos de Dios y Dios nos quiere como estamos y con la fuerza que luchamos cada uno por nuestra dignidad”. A pesar de estas declaraciones, muchos obispos católicos siguen defendiendo que la doctrina del Vaticano considera la actividad homosexual como “intrínsecamente desordenada”.

“Ternura, por favor, ternura, como la tiene Dios con cada uno de nosotros”

Y es que el papa Francisco, a pesar de mantener una postura abiertamente conciliadora durante todo su papado hacia la comunidad LGTBI+, afirma que, según la Biblia, la homosexualidad es pecado. Él mismo indica que no es lo mismo aceptar a los homosexuales como hijos de Dios que perdonar su pecado. Pero también hace distinción entre delito y pecado, ya que “el ser homosexual no es un delito”, dijo. “No es un delito. Sí, pero es pecado. Bueno, primero distingamos pecado por delito. Pero también es pecado la falta de caridad con el prójimo”.

Y es que hay líneas que el Vaticano no está dispuesto a cruzar, por mucho papa Francisco al frente del Estado que haya. Él mismo indicó, en 2021, que la Iglesia no puede bendecir las uniones entre personas del mismo sexo “porque Dios no puede bendecir el pecado”. Aun así, apoyó, en calidad de arzobispo de Buenos Aires, la aprobación de protecciones legales para las parejas del mismo sexo como alternativa al matrimonio homosexual.

No es la primera vez ni será la última que le pregunten al papa Francisco sobre la homosexualidad. Ya en 2013, cuando se le pidió la opinión sobre la homosexualidad de un sacerdote, el papa respondió tajante que “¿quién soy yo para juzgar?”. Ahora, en una entrevista reciente con The Associated Press, el pontífice volvió a recalcar, como ya dijo en otras ocasiones, que “ser homosexual no es un delito”.

Vaticano Papa Francisco Homofobia LGTBI
El redactor recomienda