Es noticia
Menú
Ucrania y el bazar de las armas: así resiste un ejército 'Frankenstein' en Bajmut
  1. Mundo
VÍDEO EXPLICATIVO

Ucrania y el bazar de las armas: así resiste un ejército 'Frankenstein' en Bajmut

El apoyo militar de la OTAN se está convirtiendo en un reto para Ucrania: sus soldados tienen que aprender a utilizar armamento muy diverso y a menudo incompatible entre sí

En este vídeo explicativo veremos cómo el apoyo militar de la OTAN y de los países europeos se está convirtiendo en un importante esfuerzo logístico para Ucrania. Las reservas militares de Kiev son incomparablemente inferiores con respecto a los arsenales del ejército de Moscú y los inmensos recursos de Rusia. Sin embargo una cierta paridad ha sido restablecida por los ingentes suministros de armas occidentales que nunca han parado de llegar desde el principio de la guerra. De hecho las fuerzas ucranianas se han demostrado superiores en cuanto a las armas inteligentes.

Si quieres ver más vídeos como este, puedes suscribirte aquí a nuestro canal de YouTube.

Armas, tanques, aviones. Son las peticiones que el presidente Zelensky repite casi a diario a los mandatarios de los países que apoyan a Ucrania. De momento solo han aceptado enviar municiones, obuses y otro armamento ligero, aunque ahora parece que países como Polonia, Francia - y pronto quizá también Alemania - están listas para entregar tanques. Sin embargo, este flujo continuo de remesas representa también un desafío al que ha tenido que adaptarse la estrategia ucraniana. Sus soldados necesitan un periodo de formación para aprender a utilizar las armas occidentales antes de emplearlas en el teatro de guerra, explica Nicholas Drummond, exoficial del ejército Británico y analista militar. Esto significa ciclos de entrenamiento en los que las unidades tienen que retirarse antes de volver a desplegarse.

Los países donantes se están esforzando en simplificar los tipos de sistemas que proporcionan a Ucrania o por lo menos intentar que sean compatibles entre ellos. Para el investigador del European Council for Foreign Relations, Rafael Loss, se trata de un reto militar pero también industrial, ya que Europa ha decidido no sostener la producción de armamento que se fabrican en los países del antiguo bloque del Pacto de Varsovia para evitar el riesgo que se convierta en una fuente alternativa de suministro para Rusia. Pero ahora los países de la OTAN tendrán que compaginar el abastecimiento de sus propias reservas con el apoyo a la guerra defensiva de Ucrania.

Este escenario se puede ver claramente en la batalla de Bakhmut, el lento asalto, que dura ya algunos meses, de las tropas rusas y del ejército de mercenarios del Grupo Wagner. Cada día aquí se gastan decenas de miles de proyectiles y la artillería tiene un papel clave tanto en la planificación de los avances como en la repulsión de los ataques. Sin embargo, como demuestra la caída de Soledar, cuando todos estos sistemas se han agotado, para ganar todavía se necesita a un soldado con rifle y bayoneta para sacar al enemigo de la trinchera.

En este vídeo explicativo veremos cómo el apoyo militar de la OTAN y de los países europeos se está convirtiendo en un importante esfuerzo logístico para Ucrania. Las reservas militares de Kiev son incomparablemente inferiores con respecto a los arsenales del ejército de Moscú y los inmensos recursos de Rusia. Sin embargo una cierta paridad ha sido restablecida por los ingentes suministros de armas occidentales que nunca han parado de llegar desde el principio de la guerra. De hecho las fuerzas ucranianas se han demostrado superiores en cuanto a las armas inteligentes.

Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda