Es noticia
Menú
Activistas bielorrusos, rusos y ucranianos, Premio Nobel de la Paz 2022
  1. Mundo
Un activista y dos organizaciones

Activistas bielorrusos, rusos y ucranianos, Premio Nobel de la Paz 2022

El activista bielorruso Ales Bialiatski así como las organizaciones Memorial (Rusia) y el Centro para las Libertades Civiles (Ucrania) han sido elegidos este año como coganadores del Premio Nobel de la Paz

Foto: Foto de archivo de Ales Bialiatski en un momento de su juicio en Minsk. (EFE/Tatyana Zenkovich)
Foto de archivo de Ales Bialiatski en un momento de su juicio en Minsk. (EFE/Tatyana Zenkovich)

El activista bielorruso Ales Bialiatski así como las organizaciones Memorial (Rusia) y el Centro para las Libertades Civiles (Ucrania) han sido elegidos este año como coganadores del Premio Nobel de la Paz 2022, un año fuertemente marcado por la invasión rusa de Ucrania.

El comité noruego del Nobel —formado por cinco selectos miembros elegidos por el parlamento del país— ha elegido los ganadores por su trabajo promoviendo "el derecho a criticar el poder y proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos", en el caso del activista bielorruso y la organización (ahora prohibida) rusa Memorial, y por su "extenso trabajo documentando crímenes de guerra, la violación de derechos humanos" en el caso de la organización ucraniana Centro para las Libertades Civiles. "Juntos, demuestran la importancia de la sociedad civil, paz y la democracia", ha afirmado la organización.

"Creemos que, en estos tiempos tan desafiantes, era el momento de hacer frente al hecho de que estamos en medio de una guerra, que estamos hablando de dos regímenes autoritarios y una nación luchando una guerra, y queremos destacar la importancia de la sociedad civil y de cada ciudadano que tiene responsabilidad y compromiso para promover todos los valores contra la agresión y la guerra", ha defendido el Comité del Nobel.

Foto: El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Ali, durante la inauguración de una placa conmemorativa en Adís Abeba. (Getty)

Ales Bialiatski, fundador de la organización prodemocracia Viasna, es uno de los activistas germen del movimiento prodemocrático contra Alexandr Lukashenko en Bielorrusia ya desde los años 80. "Biealiatski ha dedicado su vida a promover la democracia y un desarrollo pacífico en su país", ha defendido el Comité del Nobel. Lleva encarcelado en Bielorrusia desde 2021, por cargos de evasión de impuestos que muchas organizaciones humanitarias consideran "políticamente motivados".

La organización Memorial, la organización proderechos humanos más antigua y una de las más prominentes de Rusia, y cuya disolución se ordenó a finales del año pasado por la Justicia rusa, "basa su trabajo en la noción de que confrontar los crímenes pasados es esencial para prevenir nuevos. La organización también ha estado al frente de los esfuerzos para combatir el militarismo y promover los derechos humanos y un Gobierno basado en el Estado de derecho", según el Comité del Nobel. La organización también ha destacado su trabajo "verificando y recopilando abusos y crímenes de guerra perpetrados por las fuerzas rusas" durante las guerras de Chechenia.

El Centro para las Libertades Civiles se fundó con la idea "de promover los derechos humanos y la democracia en Ucrania". Sin embargo, con la irrupción de la invasión rusa a gran escala este 24 de febrero, el centro "se ha comprometido a identificar y documentar los crímenes de guerra rusos contra la población ucraniana. El centro está desempeñando un papel pionero en hacer que los culpables rindan cuentas por sus crímenes".

Foto: Maria Ressa, periodista y directora de Rappler y ganadora del Premio Nobel de la paz 2021. (Reuters)

Según el deseo de Alfred Nobel, creador de los premios, el Nobel de la Paz debe reconocer a quienes hayan contribuido "a la eliminación o reducción de armamento, al hermanamiento de los pueblos y contribuir a la paz en el último año". Una instrucción que con el tiempo ha sido interpretada de manera más abierta, apuntalando, entre otras, la nominación de Greta Thunberg u organizaciones internacionales como el ganador del Premio Nobel de la Paz de 2020, el Programa Mundial de Alimentos.

Por su alto componente político, el Nobel de la Paz es especialmente polémico, con ganadores como el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Ali, ahora inmerso en una guerra civil contra los rebeldes de la región del Tigray y sobre el que incluso pesan acusaciones de genocidio y limpieza étnica, la birmana Aung San Suu Kyi o Barack Obama.

A lo largo de su historia, y quizá para intentar alejarse de la polémica, el Nobel de la Paz se ha entregado también a reconocidos activistas, como Desmond Tutu, Andrei Sajarov o Teresa de Calcuta. La inclusión de activistas entre los galardonados por el Premio Nobel de la Paz —una decisión que ya de por sí trajo cierto debate por el cambio de rumbo en lo que se había entendido siempre como la intención original de Nobel— comenzó en 1952, cuando el ganador fue Albert Schweitzer, fundador de un hospital en Gabón. Posteriormente, se han dado también a organizaciones, como el Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas (Acnur), o, incluso, activistas medioambientales, como en 2004 a la keniana Wangari Maathai o —compartido— al exvicepresidente estadounidense Al Gore en 2007, por sus "esfuerzos en propagar el conocimiento sobre el cambio climático creado por el hombre".

El Premio Nobel de la Paz incluye este año un monto de 10 millones de coronas suecas, unos 956.876 euros. Según el Instituto del Nobel, este año han sido nominadas 343 candidaturas, de las cuales son 251 personas individuales y 92, organizaciones, pero no se conocerá la lista completa hasta dentro de 50 años.

El activista bielorruso Ales Bialiatski así como las organizaciones Memorial (Rusia) y el Centro para las Libertades Civiles (Ucrania) han sido elegidos este año como coganadores del Premio Nobel de la Paz 2022, un año fuertemente marcado por la invasión rusa de Ucrania.

Premios Nobel Greta Thunberg Barack Obama