Es noticia
Menú
Un expolicía mata a 35 personas en una guardería de Tailandia y asesina a su familia
  1. Mundo
La mayoría de las víctimas son niños

Un expolicía mata a 35 personas en una guardería de Tailandia y asesina a su familia

Un exagente de policía abrió fuego y acuchilló a decenas en el distrito de Uthai Sawan, en la provincia tailandesa de Nong Bua Lamphu

Foto: Vista exterior de la guardería tras el ataque. (Reuters)
Vista exterior de la guardería tras el ataque. (Reuters)

Al menos 35 personas han muerto en una guardería de Na Klang, en la provincia tailandesa de Nong Bua Lamphu, después de que un exagente de policía abriera fuego y acuchillara a decenas dentro del edificio, según las autoridades locales. El último recuento de víctimas indica que 22 de los fallecidos son niños, la mayoría de dos años de edad, y que otras 15 personas han resultado heridas, ocho de ellas de gravedad.

El autor de la masacre, identificado como Panya Kamrab, escapó tras cometer el crimen en una camioneta Toyota blanca hacia su casa. Allí, asesinó a su mujer y a su hijo de tres años y se suicidó, de acuerdo con múltiples reportes de medios locales. El expolicía, de 34 años, había sido expulsado en 2021 del cuerpo por posesión de estupefacientes y tenía que presentarse próximamente ante el juzgado.

Un portavoz de la Policía, Paisan Luesomboon, explicó al canal tailandés ThaiPBS que el atacante se presentó en la guardería, en la que había niños desde los dos años, para recoger a su hijo pero el niño no estaba allí. "Estaba ya estresado y cuando no pudo encontrar a su hijo se estresó aún más y empezó a disparar", dijo el portavoz, que añadió que después se dirigió a su casa donde mató a su mujer y su hijo antes de quitarse la vida. Según la investigación, en el ataque usó una pistola de 9 mm que poseía legalmente y un cuchillo.

El primer ministro de Tailandia, Prayuth Chan-ocha, ordenó a las autoridades que proporcionen toda la ayuda posible a los heridos y que investiguen al perpetrador del asesinato, según su portavoz. La red hospitalaria de Nong Bua Lamphu, una provincia mayormente rural del norte de Tailandia, lanzó una alerta solicitando urgentemente donaciones de todos los grupos sanguíneos.

Una de las profesoras del local, que estaba en el interior de la escuela cuando se produjo el ataque y ha sobrevivido, describió los momentos de terror vivido y fue testigo de cómo el agresor "abría fuego, rompía cristales y mataba" a adultos y niños. "Él se quedó en la guardería por un largo periodo de tiempo y estaba usando un cuchillo para asestar los golpes en la cabeza de los niños", afirmó visiblemente desconcertada en vídeos retransmitidos en las redes.

Los tiroteos son poco comunes en Tailandia, pero sí existen precedentes de ataques a esta escala. En febrero de 2020, un soldado armado con un rifle de asalto mató al menos a 29 personas e hirió a casi 60 durante un ataque a una base militar y un centro comercial en Korat, una local agrícola en una región pobre del norte de Tailandia.

Al menos 35 personas han muerto en una guardería de Na Klang, en la provincia tailandesa de Nong Bua Lamphu, después de que un exagente de policía abriera fuego y acuchillara a decenas dentro del edificio, según las autoridades locales. El último recuento de víctimas indica que 22 de los fallecidos son niños, la mayoría de dos años de edad, y que otras 15 personas han resultado heridas, ocho de ellas de gravedad.

Tailandia