Es noticia
Menú
¿Cómo lidiar con el corte de suministro ruso? Todo lo que necesitas saber de la cumbre energética clave de la UE
  1. Mundo
cumbre energética de la UE

¿Cómo lidiar con el corte de suministro ruso? Todo lo que necesitas saber de la cumbre energética clave de la UE

Los ministros de Energía debaten este viernes distintas opciones para atajar el precio de la luz y la Comisión Europea hará una propuesta legislativa la semana que viene

Foto: Turbinas eólicas. (World Wild Wind)
Turbinas eólicas. (World Wild Wind)

Los ministros de Energía de la Unión Europea se reúnen este viernes en Bruselas para discutir sobre las medidas que se podrían aplicar para luchar contra la subida de los precios de la energía en plena escalada de la crisis con Rusia. La Comisión Europea escuchará atentamente a los enviados de los Veintisiete y presentará una propuesta legislativa el próximo martes, que será discutida de nuevo por los ministros más adelante en una nueva reunión. Fuentes comunitarias insisten en la importancia de actuar con celeridad, “en días o semanas, no en meses”. Hay distintas opciones sobre la mesa, muchas ideas y ciertos vetos cruzados en una discusión en la que los ministros tratarán de encontrar terreno común.

“Es extremadamente importante que mostremos unidad entre nosotros y las instituciones para enviar un mensaje muy claro al exterior y al mercado de que estamos preparados y que tenemos un plan”, ha señalado una fuente europea. No hay por el momento puntos claros en ese plan, pero sí distintas opciones que han estado circulando por los pasillos de Bruselas desde hace días. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, presentó algunas de ellas esta misma semana, aunque hay otras ideas que podrían estar sobre la mesa y que no han sido mencionadas por la alemana.

Foto: El presidente de Rusia, Vladimir Putin. (EFE/EPA/Valery Sjarifulin/Tass)

España llega, en todo caso, en una posición inusualmente pasiva en el debate energético. “No hemos hecho ninguna propuesta, esa es la realidad. No sé si de aquí al Consejo haremos alguna propuesta, pero por ahora estamos esperando y viendo”, explica una fuente diplomática que, sin embargo, subraya que “el debate nos está dando la razón en muchas cosas”.

Ahorro de energía

La primera opción, una en la que distintas fuentes muestran un alto nivel de consenso, es la reducción de consumo de electricidad. Pero incluso en este caso hay diferencias entre los Estados miembros: algunos consideran que la situación es extremadamente urgente y requiere que esos objetivos de ahorro energético sean obligatorios, y otros señalan que deberían ser voluntarios. Otras voces apuestan por una solución intermedia, mencionando el caso de los planes de ahorro de un 15% del gas que se acordó en julio, con una primera fase voluntaria y una segunda fase con un mecanismo para convertir esos objetivos en obligatorios.

“Mi análisis particular es que no hay demasiado tiempo para dos fases” en este caso, ha señalado una fuente europea. “Creo que la propuesta de la Comisión Europea será que la reducción sea obligatoria, inmediata”, ha asegurado. Una fuente diplomática holandesa pide no perder de vista que lo que hay es “un desajuste entre la oferta y la demanda” y que, por lo tanto, “lo único que tenemos en nuestra mano es ahorrar, ahorrar y ahorrar”.

Foto: Logotipo de Gazprom. (Reuters/Dado Ruvic)

Limitar los ingresos de las energías baratas

Otra de las ideas que ha mencionado Von der Leyen, y que cuenta con el apoyo del análisis de los expertos de la Comisión Europea, es establecer un límite sobre los ingresos de las energías inframarginales, que se están beneficiando de los altos precios del gas, que es la energía más cara y la que marca el precio final. A partir de un determinado precio, que habría que marcar, los Estados miembros recaudarían ese montante y lo redirigirían hacia los consumidores más vulnerables, aunque no todos creen que este mecanismo vaya a ser sencillo y rápido de implantar.

Foto: EC.

“Alemania apoya esta medida”, ha explicado una fuente diplomática alemana, como también lo hace Países Bajos, aunque piden que sea a nivel europeo y no de forma voluntaria. Se trata de uno de los puntos que distintas personas implicadas en las conversaciones apuntan que “es bastante claro” que cuentan con un amplio consenso por parte de los Estados miembros. En todo caso, se trata de una medida de la que se beneficiarían los países con una mayor presencia de energías inframarginales en su 'mix' energético, sobre todo Francia, Dinamarca y España. Según uno de los documentos de reflexión elaborados en los últimos días por parte del Ejecutivo comunitario, esta medida sería incompatible con los impuestos a los 'beneficios caídos del cielo', que ya tienen bastantes países europeos, entre ellos España.

Limitar el precio de compra del gas

Otra de las propuestas que puso sobre la mesa Von der Leyen a mediados de esta semana consiste en poner un límite al precio al que se compra el gas ruso. Se trata de una medida polémica porque hay algunos países que dependen casi por completo del gas proveniente de Moscú y tienen muchas dificultades para obtenerlo por otras vías, como es República Checa. Este límite “es complejo y podría afectar a la seguridad de suministro”, explica una fuente diplomática alemana, asegurando que hasta los que defienden esta propuesta admiten que es arriesgada.

Los que piden medidas más ambiciosas señalan que este límite al precio del gas ruso sería más simbólico que práctico, ya que solamente el 9% del gas importado por la Unión Europea proviene de Rusia, frente al 40% que importaba antes del inicio de la guerra. Por lo tanto, estos países, entre los que se encuentra Italia, piden que se aplique un límite al precio del gas a nivel global y no solamente a Moscú, para que pueda notarse de verdad en la factura de la luz, algo a lo que otros se oponen frontalmente, ya que podría generar un choque con países que están haciendo esfuerzos por enviar más gas a Europa para sustituir el suministro ruso.

Foto: La vicepresidenta tercera, Teresa Ribera. (EFE/Luca Piergiovanni)

Países Bajos, que sirve de termómetro para medir la actitud del grupo de Estados miembros que se suelen oponer a las ideas que vayan en contra de la apertura y el libre comercio, se muestra “dubitativo”. “Por principio, dudamos; pero estamos abiertos a estudiar un caso específico, que es el de Rusia”, ha explicado una fuente diplomática holandesa.

Otras ideas: excepción ibérica, ETS o desacople del gas

Hay otras ideas circulando y que cuentan con un apoyo relativamente marginal. Una de ellas tiene que ver con el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea, los llamados ETS, el precio que las industrias pagan por emitir una tonelada de CO₂. Los Estados miembros que más se han opuesto a la transición ecológica y al llamado Pacto Verde, sobre todo Polonia y Hungría, siempre han criticado los ETS y ahora piden que se abaraten los derechos de emisión. Sin embargo, se trata de una idea que no cuenta con el apoyo del resto de los Estados miembros. “Los derechos de emisión no están provocando la subida de precios, sus precios son estables”, ha señalado una fuente diplomática de uno de los países que defienden el sistema.

La posibilidad de extender a nivel europeo la llamada excepción ibérica, el mecanismo por el que España y Portugal limitan el precio del gas en la producción energética hasta mediados del año que viene, ha sido otra idea que ha estado en el aire. Sin embargo, parece que ha sido rápidamente rechazada por la Comisión Europea, cuyos técnicos señalan que provoca un aumento del consumo de gas.

Foto: Imagen del gasoducto Nord Stream. (Reuters/Hannibal Hanschke)

Sin embargo, fuentes diplomáticas españolas subrayan que ese aumento del consumo del gas en España no tiene que ver con la excepción ibérica, sino con el hecho de que el país está teniendo que exportar energía a Portugal, que ha sufrido una gran sequía que ha afectado a las hidroeléctricas, y a Francia, con una buena parte del parque nuclear parado. “Estamos exportando muchísimo hacia Portugal y hacia Francia, y cuando tienes un límite de producción de renovables y si no tienes agua, ¿cómo generas más electricidad? Con gas”, explica la fuente, rechazando el análisis hecho por los expertos comunitarios.

En todo caso, las mismas fuentes subrayan que España no está haciendo una campaña para extender el mecanismo más allá de la península Ibérica, sino que simplemente se limita a señalar que está funcionando en el caso de España y Portugal y que no tiene un coste para el presupuesto. “Es lo que estamos apoyando, que la excepción ibérica se aplique a toda Europa. Tampoco es que estemos dando la batalla, estamos diciendo que a nosotros nos funciona”, señalan.

Foto: Felipe VI, con el sultán de Omán, Haitham ben Tariq Al Said. (EFE) Opinión

Por último, hay otra propuesta que en su momento defendió el Gobierno español: desacoplar el precio del gas del de la electricidad. Sin embargo, esta idea está fuera de la mesa. “Estamos completamente en contra de las ideas más radicales, como desacoplar el gas del precio de la electricidad”, ha explicado tajante una fuente diplomática holandesa.

“Que nadie se olvide de que estamos gestionando un gran desajuste entre oferta y demanda, y eso no va a desaparecer”, añaden. “En esencia, desde este ángulo, apoyamos lo que el mercado está haciendo. Por otro lado, los precios están tan altos que hay problemas sociales, y eso es lo que produce nuestras discusiones de este viernes, pero eso es distinto a lanzar el mercado por la ventana, eso sería muy estúpido”, explican las fuentes holandesas. Fuentes alemanas también han insistido en el mensaje que llevan lanzando desde hace meses, que es que debe preservarse el modelo del mercado energético europeo.

Una medida que no está directamente conectada al precio de la luz, pero a la que se da una gran importancia, es garantizar la liquidez para que las empresas energéticas puedan afrontar un mercado muy volátil y que ya está dando signos de problemas a nivel municipal en algunos países como Alemania o Países Bajos.

Los ministros de Energía de la Unión Europea se reúnen este viernes en Bruselas para discutir sobre las medidas que se podrían aplicar para luchar contra la subida de los precios de la energía en plena escalada de la crisis con Rusia. La Comisión Europea escuchará atentamente a los enviados de los Veintisiete y presentará una propuesta legislativa el próximo martes, que será discutida de nuevo por los ministros más adelante en una nueva reunión. Fuentes comunitarias insisten en la importancia de actuar con celeridad, “en días o semanas, no en meses”. Hay distintas opciones sobre la mesa, muchas ideas y ciertos vetos cruzados en una discusión en la que los ministros tratarán de encontrar terreno común.

Comisión Europea Unión Europea Factura de la luz Ursula von der Leyen
El redactor recomienda