Es noticia
Menú
Ignacio Torreblanca (ECFR): "Europa está en guerra, es un actor beligerante"
  1. Mundo
ENCUENTRO 'EL VALOR DE LA EXPERIENCIA'

Ignacio Torreblanca (ECFR): "Europa está en guerra, es un actor beligerante"

El director de la oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR, por sus siglas en inglés) analizó el conflicto entre Rusia y Ucrania junto con el periodista y columnista de El Confidencial José Antonio Zarzalejos

Aunque no haya presencia de soldados y tropas de la Unión Europea combatiendo en Ucrania, "lo cierto es que Europa está en guerra. Es un actor beligerante que está tratando de alterar o influir en el resultado del conflicto", dijo José Ignacio Torreblanca, director de la oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR, por sus siglas en inglés), en el décimo encuentro del ciclo de conferencias 'El valor de la experiencia'.

En un momento en que Bruselas prepara su sexto paquete de sanciones contra Moscú, que incluye ahora un embargo progresivo de las importaciones de petróleo, gas y productos refinados, el también profesor en el Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la UNED destacó los "esfuerzos europeos para debilitar la economía rusa" mediante este tipo de medidas de presión, y los errores de cálculo de la Unión Europea sobre las señales que apuntaban a una inminente invasión.

"Polonia, los países bálticos, República Checa y Ucrania estaban asustados con Rusia, y no hemos sabido escucharlos desde el punto de vista diplomático. Los hemos ridiculizado, tratado de países histéricos y poco objetivos porque estaban demasiado condicionados por su pasado, cuando son Estados que saben ruso, siguen la actualidad informativa de ese país y conocen mejor a Rusia que la parte más occidental de Europa", explicó Torreblanca. "Además de los cisnes negros, hay rinocerontes grises, que existen, son grandes y tienen mal carácter. Putin es el rinoceronte gris que no hemos sabido ver".

placeholder Encuentro 'El valor de la experiencia', organizado por El Confidencial e Ibercaja.
Encuentro 'El valor de la experiencia', organizado por El Confidencial e Ibercaja.

Lo mismo sucedió, añadió el director de la oficina en Madrid del ECFR, con los informes de Inteligencia estadounidense, que informaron con bastante precisión del inicio de la invasión y alertaron durante meses sobre la concentración de hasta 100.000 soldados rusos en sus fronteras con Ucrania. Frente a los errores en Irak y Afganistán, Washington avisó del compromiso informal que Putin dio al presidente de China, Xi Jinping, para demorar atacar Ucrania hasta finalizar los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín, celebrados entre el 4 y el 20 de febrero.

"Hay una operación masiva de desinformación de los medios de comunicación rusos puesta en marcha mucho antes de la invasión, que tiene como objetivo alterar la percepción social y los objetivos de Rusia; ridiculizando a Biden y todas las informaciones que provenían de Estados Unidos. Si hubiésemos hecho las cosas bien, hubiésemos armado antes a Ucrania y hubiésemos tenido mayor capacidad de disuasión", añadió Torreblanca.

Estas fueron algunas de las conclusiones más relevantes de este encuentro, organizado por El Confidencial e Ibercaja, en el que el periodista y columnista de El Confidencial José Antonio Zarzalejos entrevistó a José Ignacio Torreblanca sobre todas estas cuestiones. En este evento, dentro del ciclo 'El valor de la experiencia', también participó José Vicente Marco Herrero, director territorial de Madrid Noroeste Ibercaja Banco, quien analizó el impacto económico de este conflicto bélico a las puertas de la Unión Europea.

"Si hubiésemos hecho las cosas bien, habríamos armado antes a Ucrania y tenido una mayor capacidad de disuasión" (Torreblanca)

Después de casi ocho años de tipos de interés negativos, Marco destacó los cambios en la política monetaria de los bancos centrales ante la sacudida económica provocada por la guerra. En este sentido, el director territorial de Madrid Noroeste Ibercaja Banco señaló la nueva postura del Banco Central Europeo (BCE), que se prepara para una más que probable subida de tipos de interés en julio, siguiendo los pasos acelerados de la Reserva Federal (Fed) y del Banco de Inglaterra.

"Estamos viendo los efectos de la crisis derivada de la invasión rusa de Ucrania; una inflación creciente por el incremento en los precios del petróleo y el gas, la volatilidad en los mercados financieros y el incremento muy relevante de los tipos de interés que nos afecta como entidad financiera y ya se está trasladando a la calle y a la vida real de los ciudadanos", dijo Marco.

placeholder José Ignacio Torreblanca, director de la oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR).
José Ignacio Torreblanca, director de la oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR).

Además de estos cambios en política económica, con el fin de la expansión monetaria y la compra masiva de deuda, la reconfiguración del mapa energético europeo fue otro de los temas abordados durante la conferencia.

Debido a la escalada de los precios del petróleo y el gas provocada por el conflicto, los ajustes en la producción derivados de la pandemia y una demanda al alza, "Alemania —y otros países de la UE, como Hungría y República Checa— está pagando casi 50 años de dependencia energética. El precio de comprar el gas barato a Rusia era la dependencia, y ahora Berlín tiene que asumir este 'shock' y reiniciar su cerebro como país para reformular toda su lógica en sus vínculos con Rusia", dijo el director de la oficina en Madrid del ECFR.

En esta relación, Torreblanca destacó dos puntos clave: la figura del excanciller Gerhard Schröder (1998-2005), del mismo partido socialdemócrata que encabeza el Gobierno de coalición de Olaf Scholz, y los gasoductos construidos por Moscú para conectar sus instalaciones con Europa, el Nord Stream I y el Nord Stream II.

"Merkel tuvo una relación más pragmática con Rusia, mientras que Schröder se echó a los brazos de Putin", dijo sobre la sucesión de cargos que ocupó el excanciller alemán como directivo del gasoducto Nord Stream I y en el consejo de vigilancia de la petrolera Rosfnet, además de estar nominado para ingresar en el consejo de Gazprom en junio.

"Para construirse hacia fuera, Europa tiene que construirse hacia dentro. La energía y el campo militar son importantes para esa independencia"

Torreblanca puso como ejemplo de este polémico vínculo la entrevista que concedió Schröder el pasado 23 de abril al periódico 'The New York Times', durante la cual contestó a las acusaciones de un legislador de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de que él se había enriquecido gracias a Moscú, al igual que toda Alemania.

"Alemania ha cometido ese gran error, cerrando las centrales nucleares y sin regasificadoras para absorber el GNL que cargan los metaneros", añadió Torreblanca sobre la dependencia energética de Berlín, que importaba antes de la guerra cerca del 50% del gas de Rusia, y la dificultad de empezar a sustituirlo por las exportaciones estadounidenses de GNL después del acuerdo firmado entre Bruselas y Washington.

Con el sexto paquete de sanciones contra Moscú, Alemania prevé reducir a la mitad las importaciones de petróleo —que suponían el 30% de su consumo— para este verano, y dejar de consumir crudo ruso a finales de este año. Pero desengancharse de su gas se demoraría hasta 2024, al igual que Hungría y República Checa, que han solicitado más tiempo y dinero a Bruselas para aplicar el embargo.

placeholder José Antonio Zarzalejos (a la derecha), durante el encuentro.
José Antonio Zarzalejos (a la derecha), durante el encuentro.

En el centro de esta polémica también está el gasoducto Nord Stream II, que se conecta con Alemania a través del mar Báltico y cuya certificación final fue cancelada por el actual Gobierno alemán debido a la invasión. A diferencia de otros gasoductos, esta nueva tubería no transita por Ucrania y Polonia, lo que evitaría pagar regalías a ambos Estados y suscitó fuertes críticas por parte de estos países y de Estados Unidos.

"Europa, para construirse hacia fuera, tiene que construirse hacia dentro. La energía es muy importante para construir esa independencia, al igual que el campo militar", dijo Torreblanca sobre el acuerdo de la UE de elevar gradualmente el gasto en defensa hasta el 2% que reclamaba la OTAN. "No es solo gastar más en defensa, también es cómo lo gastas. Hay países de la OTAN solo con fronteras con la OTAN", añadió.

El papel de España en la guerra

Con respecto al papel de España en la guerra, el director de la oficina en Madrid del ECFR destacó, por un lado, el "cambio de papel" de Josep Borrell, alto representante para Asuntos Exteriores en la UE, y, por otro, la respuesta del Gobierno español. "Las funciones de Borrell en la UE estaban más difuminadas por los temas económicos y las disputas en las relaciones comerciales con Estados Unidos y China. También por aspectos en los que la UE no tenía un mandato, como las negociaciones en Irán o Siria. Ahora, Borrell es la voz de Europa, ha sido un cambio de papel muy importante".

Torreblanca también calificó de "muy positivos" los mensajes de firmeza del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, justo después de la invasión. "La respuesta del Gobierno de Zapatero —con Miguel Ángel Moratinos al frente de Exteriores— en el conflicto entre Rusia y Georgia en 2008 fue más tibia y blanda", explicó. Aunque la postura española se enrareció con las críticas y la polémica dentro de la coalición por el envío de armas, "España, al principio, fue por encima de Italia, Alemania o incluso Francia, donde Macron ejercía una posición de pacificador y mediador en el conflicto", añadió Torreblanca.

En un momento en que España se prepara para acoger la cumbre de la OTAN de finales de junio, Torreblanca destacó la necesidad de convencer a los socios del Tratado de "construir una OTAN 360", para que su foco de atención no sea exclusivamente el este de Europa. "España necesita que se mire al sur, y que la OTAN ayude en cuestiones en el Sahel, que es un tema completamente tapado por la invasión a Ucrania". Mientras que en la Unión Europea, dijo el director de la oficina en Madrid del ECFR, España debería ayudar a mancomunar y dividir las consecuencias económicas de la guerra, y buscar fórmulas para que la categorías de Estados miembros no sean tan rígidas. "Ucrania no va a cumplir con las condiciones, al igual que los países de los Balcanes, aunque se podrían diseñar estatutos de semi-adhesión, en los que se pueda estar dentro de la UE en una situación de voz, pero sin voto. Como país de la UE, seamos imaginativos y flexibles. Es lo que se espera de España".

Aunque no haya presencia de soldados y tropas de la Unión Europea combatiendo en Ucrania, "lo cierto es que Europa está en guerra. Es un actor beligerante que está tratando de alterar o influir en el resultado del conflicto", dijo José Ignacio Torreblanca, director de la oficina en Madrid del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR, por sus siglas en inglés), en el décimo encuentro del ciclo de conferencias 'El valor de la experiencia'.

Eventos EC Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda