Es noticia
Menú
Un grupo de mujeres protesta a cara descubierta en Kabul contra el uso del burka
  1. Mundo
Los talibanes vuelven a cercernar derechos

Un grupo de mujeres protesta a cara descubierta en Kabul contra el uso del burka

Los talibanes decretaron el sábado el uso obligatorio del burka en lugares públicos para todas las mujeres y niñas en Afganistán, una medida que se suma a la larga lista de restricciones

Foto: Protesta de mujeres a cara descubierta en Kabul conta el uso del burka. La pancarta pide 'No tomar a las mujeres como rehenes'. (EFE/Stringer)
Protesta de mujeres a cara descubierta en Kabul conta el uso del burka. La pancarta pide 'No tomar a las mujeres como rehenes'. (EFE/Stringer)

Un grupo de mujeres se ha manifestado este martes en Kabul para protestar contra el edicto talibán que las obliga a cubrirse el rostro cuando estén en lugares públicos y que, como ha reconocido el régimen, tiene por objetivo promover el uso del burka.

"El burka no es nuestro hiyab", han coreado las manifestantes a cara descubierta, según la agencia de noticias Jaama, que ha informado de que los milicianos talibán han dispersado la marcha y han detenido incluso a periodistas.

Foto: Tras la toma de Kabul por parte de los talibanes, se procedió a eliminar el rostro de mujeres en las calles. (EFE)

Organizaciones como la ONU han acusado a los talibán de seguir cercenando los derechos de las mujeres con una orden que parte directamente del principal líder, Hebatulá Ajundzada, y que exhorta a las mujeres a quedarse en casa en la medida de lo posible.

Para quienes salgan a la calle, plantea de nuevo cubrirse de pies a cabeza y recomienda expresamente el burka. Quienes incumplan la medida, se arriesgan a amonestaciones que recaerán en principio en el 'guardián' varón, normalmente el marido o un familiar directo. Si siguen sin cumplir la norma, tutor o miembro masculino del hogar será llamado a declarar, podrá "ser detenido por tres días" y "entregado a los tribunales para recibir su castigo" como última instancia, advertía el comunicado.

Foto: Niñas en el colegio de primaria, al que sí permiten asistir los talibanes. (Reuters/Zohra Bensemra)

Desde la llegada al poder de los talibanes a mediados de agosto, las mujeres han visto cómo sus derechos se reducían con restricciones como la prohibición a las adolescentes de asistir a las escuelas, la segregación por sexos en lugares públicos o el veto a viajar sin velo y acompañadas de un familiar masculino en trayectos largos.

Pese a que los fundamentalistas prometieron respetar los derechos de las afganas para poder obtener reconocimiento internacional, la realidad que viven las mujeres en ese país se asemeja cada vez más a la época del primer régimen talibán de 1996 y 2001, cuando fueron recluidas en sus hogares, sin posibilidad de estudiar o trabajar.

Detrás de muchas de estas regulaciones contra las mujeres se encuentra el todopoderoso Ministerio de Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, una institución que entró en vigor durante el primer régimen talibán y se extinguió con la invasión estadounidense, quedando en un mal recuerdo para los afganos durante los siguientes 20 años.

Con la vuelta al poder de los talibanes el pasado 15 de agosto, la institución regresó, instalándose, precisamente, en el ahora extinto Ministerio de la Mujer.

Un grupo de mujeres se ha manifestado este martes en Kabul para protestar contra el edicto talibán que las obliga a cubrirse el rostro cuando estén en lugares públicos y que, como ha reconocido el régimen, tiene por objetivo promover el uso del burka.

Talibán Hogares ONU Afganistán Igualdad de género
El redactor recomienda