Es noticia
Menú
Coordenadas | Filipinas o cómo convertir la contienda electoral en un auténtico espectáculo
  1. Mundo
El país celebra elecciones el 9 de mayo

Coordenadas | Filipinas o cómo convertir la contienda electoral en un auténtico espectáculo

Filipinas acude a las urnas para elegir al sucesor del actual presidente y en medio de una crisis marcada por la batalla contra las drogas liderada por Duterte, la alta inflación y el desempleo

Foto: Simpatizantes de la vicepresidenta filipina Leni Robredo durante un acto electoral. (EFE/EPA/Rolex Dela Pena)
Simpatizantes de la vicepresidenta filipina Leni Robredo durante un acto electoral. (EFE/EPA/Rolex Dela Pena)

El pasado mes de abril, unas 13.000 personas tiñeron de color rosa, símbolo de la candidata a la presidencia filipina Leni Robredo, las calles del distrito de Pasig (Manila), mientras coreaban al únisono la canción ‘Break free’ de Ariana Grande. En otra parte del país, ocurría algo similar con una banda sonora totalmente diferente y con los colores identificativos de la coalición liderada por "Bongbong" Marcos y Sara Duterte.

La línea entre el mundo de la política y el del entretenimiento ha quedado totalmente difuminada, sobre todo en las zonas más rurales donde el karaoke se alza como una de las principales formas de ocio. Allí los actos electorales se han convertido en auténticos espectáculos, donde los políticos sacan su faceta más artística con el objetivo de ganar votantes de cara a las elecciones que se celebrarán el próximo nueve de mayo.

Redes sociales como Tiktok, Youtube o Facebook han jugado un papel fundamental en la batalla electoral, sobre todo en el bando de "Bongbong" Marcos, hijo del fallecido dictador filipino Ferdinand Marcos. En los últimos meses, cientos de personas han compartido vídeos alabando la etapa liderada por el padre del actual candidato y dibujando una imagen idílica del régimen.

En este archipiélago formado por más de 7.100 islas, las dinastías políticas, los personajes públicos y los políticos suelen tener mayor peso que los propios partidos, lo que puede ser decisivo en el resultado final de los comicios.

En breve

El lunes, unos 67,5 millones de filipinos tienen una cita con las urnas para decidir quién será el sucesor del actual presidente, Rodrigo Duterte, en unas elecciones en las que, según gran parte de las encuestas, parte con clara ventaja "Bongbong" Marcos.

En estas cita electoral, no solo se decidirá este puesto, sino que se disputan miles de cargos: desde la vicepresidencia o los miembros del Senado y de la Cámara Baja hasta un total de 18.000 cargos locales, entre ellos alcaldes, gobernadores y sus adjuntos. La peculiaridad de estos comicios es que el vicepresidente se vota por separado del presidente, por lo que pueden concurrir por listas completamente diferentes.

¿Quiénes son los candidatos?

El hijo de un dictador que saqueó las arcas del país, la actual vicepresidenta o una leyenda del boxeo son algunos de los perfiles de los principales candidatos que compiten por la presidencia del país, en unas elecciones en las que el único hijo varón del dictador Ferdinand Marcos, cuenta con el respaldo de más del 50% de los votantes.

"Bongbong", Marcos Jr. | "Bongbong", Marcos Jr. ha elegido a Sara Duterte-Carpio, hija del actual mandatario, como candidata a la vicepresidencia, una medida que ha contribuido a aumentar su popularidad. Seis años después de iniciar su carrera política a los 23 años como vicegobernador de Ilocos Norte, Marcos Jr. tuvo que huir en 1986 junto a su familia del país tras el levantamiento que acabó con el ejecutivo liderado por su padre. Dos años después de la muerte de su progenitor, en 1991, volvió al archipiélago junto a su madre, Imelda Marcos, y sus hermanas.

Desde que regresó a Filipinas, la familia Marcos ha tratado de reconstruir su imagen. A pesar de haber evitado los debates electorales y las entrevistas a lo largo de la campaña, se prevé que "Bongbong" mantenga cierto continuismo con las políticas de Duterte si finalmente es elegido presidente.

placeholder Simpatizantes de Ferdinand 'Bongbong' Marcos y Sara Duterte-Carpio agitan banderas en el último día de campaña. (EFE/EPA/Francis R.Malasig)
Simpatizantes de Ferdinand 'Bongbong' Marcos y Sara Duterte-Carpio agitan banderas en el último día de campaña. (EFE/EPA/Francis R.Malasig)

Leni Robredo | La actual vicepresidenta del país es la única mujer en concurrir a la presidencia. Tras vencer en el año 2016 a "Bongbong Marcos", la estrategia política liderada por Robredo se ha caracterizado por ser la antítesis a Duterte, quien incluso llegó a acusarla de sedición. Abogada de derechos humanos, la actual vicepresidenta cuenta con el apoyo de entre el 20 y el 24% de la población del país.

Robredo y Marcos mantienen una larga rivalidad, ya que la política filipina formó parte del movimiento que derrocó al padre de Marcos tras años de autoritarismo. Robredo, que se presenta junto a Francis Pangilinan, aboga por la transparencia del sector público y se ha comprometido a dirigir un gobierno social y a reforzar el sistema sanitario del país.

Manny Pacquiao | Defensor de la pena de muerte y opuesto al matrimonio entre personas del mismo sexo, Pacquiao es caracterizado por su ideología conservadora. Su principal objetivo es acabar con la corrupción característica de las élites y las dinastías que dominan la política del país. Los sondeos le otorgan en torno a un siete por ciento de los apoyos. Además, PacMan, como le llaman sus seguidores, es campeón mundial en ocho categorías de diferente peso de boxeo y se presenta a la contienda con José Atienza, diputado y ex ministro de Medio Ambiente.

Foto: Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas, junto a Manny Pacquiao. (EFE)

Francisco Domagoso (Isko Moreno) | Domagoso llegó a la fama en los años noventa, pero no por su carrera política, sino por ser una estrella del cine filipino. Su principal carta de presentación es su gestión como alcalde de Manila, la capital del país, durante la pandemia. Domagoso, que va a la zaga en las encuestas con un 4% de apoyo, se presenta junto a Willie Ong, un médico que tiene unos 16 millones de seguidores en Facebook.

Panfilo Lacson | En quinto lugar se encuentra el antiguo director general de la Policía Nacional de Filipinas y electo como senador en tres ocasiones. Su principal objetivo es restaurar la confianza de la sociedad en las instituciones del Gobierno, algo que no ha terminado de convencer al electorado que le respalda con menos del cuatro por ciento de la intención de voto, según las encuestas.

Otros candidatos | El resto de candidatos no alcanzan ni el uno por ciento de los votos, de acuerdo con los sondeos. Entre ellos se encuentran el independiente Ernesto Abella, quien trabajó como portavoz del presidente Duterte durante su primer año como presidente; Leody de Guzman, un activista vinculado al socialismo, Norberto Gonzales, ex asesor de Defensa durante el Gobierno de Gloria Macapagal Arroyo , y Faisal Mangondato y Jose Montemayor.

Contexto

La guerra contra las drogas en Filipinas, investigada por la Corte Penal Internacional (CPI) por presuntos crímenes de lesa humanidad, es el legado más polémico y sangriento de Duterte. Varias organizaciones internacionales como Amnistía Internacional han denunciado a lo largo de los últimos años ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones de los derechos humanos. Además critican la represión a la disidencia, así como los ataques continuos a los derechos de los pueblos indígenas.

Foto: Rodrigo Duterte. (Reuters

A pesar del estilo de liderazgo autoritario del actual presidente, su popularidad ha perdurado en el tiempo, incluso después de la pandemia del coronavirus que llevó al país a sufrir uno de los cierres más estrictos del mundo. La inflación derivada del covid ha afectado principalmente al precio de los carburantes y se ha traducido en una crisis económica que ha hecho aún más visibles las brechas de desigualdad existentes en la región.

Sin embargo, la coalición entre la hija de Duterte con Marcos Jr. ha llevado a este último a ser el mejor valorado en las encuestas. Esto se debe principalmente a la edad de los votantes, que en su mayoría no habían nacido durante los años más duros de la dictadura.

¿Y ahora, qué?

Si finalmente Marcos Jr. gana las elecciones es probable que utilice la influencia de su familia para consolidar el poder y que mantenga el estilo de liderazgo de Duterte para gestionar el país, mientras que una victoria de Robredo supondría un enfoque más centrado en la sanidad, la educación, la erradicación de la pobreza o la igualdad de género.

En el plano económico, ninguno de los candidatos ha adelantado una reestructuración económica significativa a la altura de las necesidades del país, aunque ambos han prometido dar prioridad a la recuperación tras la pandemia.

Desde el inicio de la campaña, Marcos Jr. se ha mantenido alejado de los debates electorales y ha centrado su discurso en fomentar un mensaje de unidad del país. No obstante, varios expertos consultados por la agencia de noticias Reuters, consideran que bajo su mandato hay más posibilidades de corrupción y nepotismo.

En lo que a política exterior se refiere, los dos políticos tienen visiones diferentes sobre cómo enfrentarse a su relación con China. La tensión entre estos dos países ha ido aumentando durante los últimos meses, por el mar de China Meridional, donde ambas naciones mantienen una disputa territorial histórica.

Para saber más: el poder de las dinastías políticas

En la vida política filipina son habituales las sagas familiares que se suceden en cargos públicos. La decisión de reunir a dos de las familias políticas más conocidas del país en un momento crucial en la historia del país y en el que sus instituciones democráticas son realmente cuestionadas es realmente simbólica.

Tal y como subraya ‘The Atlantic’, el dominio de las dinastías ha tenido “efectos adversos” que van desde la perpetuación de la pobreza hasta la prevalencia de la corrupción.

Foto: Protesta en Quezon City, Filipinas, contra la candidatura de Marcos y Duterte. (EFE/Rolex Dela Pena))

Más allá de esta alianza, la desinformación ha jugado un rol crucial en la batalla por la presidencia. El equipo propagandístico de Marcos ha apostado por un discurso en redes sociales que propaga el relato de una Filipinas idílica durante los tiempos de la dictadura y que incluso habla de un gran tesoro de lingotes de oro que repartirán entre la población si es elegido presidente.

Otro ángulo: el poder de la Iglesia

La religión mayoritaria en Filipinas es la católica, aunque cuando Estados Unidos pasó a dominar la etapa poscolonial en el país surgieron iglesias protestantes. Una de ellas fue la Iglesia ni Cristo, fundada en 1914 por Félix Manalo y una de las organizaciones más poderosas del país. A pesar de que se define a sí misma como apolítica ha pedido a sus fieles el voto para el hijo del dictador.

De la misma forma, más de 1.200 obispos y sacerdotes de Filipinas han hecho público su apoyo a Leni Robredo. Los clérigos, pertenecientes al grupo católico Clero por una Elección Moral, pidieron a sus seguidores el voto para la candidata. "Si queremos avanzar necesitamos elegir a los líderes adecuados", aseguró el obispo Tony Tobias, en declaraciones recogidas por el portal Rappler y la agencia de noticias EFE.

Para seguir el hilo

Con la llegada de redes sociales como Tik Tok, la comunicación política ha experimentado una gran transformación. Esta aplicación ha irrumpido en el tablero político filipino y ha desempeñado un papel fundamental en la campaña electoral. Krixia Subingsubing, periodista en el diario ‘Philippine Daily Inquirer’ ha elaborado un análisis sobre el impacto que ha tenido esta red social en la batalla propagandística por hacerse con el poder del país. De acuerdo con la investigación llevada a cabo por Subingsubing el pasado mes de abril, "los vídeos de TikTok más vistos de Marcos son los que reflejan su relación con su difunto padre".

El alto simbolismo de la politica filipina, representado en las redes sociales, ha relegado a un segundo plano algunos de los problemas que vive el país y a los que se tendrá que enfrentar finalmente el candidato que logre ganar las elecciones del próximo lunes.

El pasado mes de abril, unas 13.000 personas tiñeron de color rosa, símbolo de la candidata a la presidencia filipina Leni Robredo, las calles del distrito de Pasig (Manila), mientras coreaban al únisono la canción ‘Break free’ de Ariana Grande. En otra parte del país, ocurría algo similar con una banda sonora totalmente diferente y con los colores identificativos de la coalición liderada por "Bongbong" Marcos y Sara Duterte.

Filipinas
El redactor recomienda