Es noticia
Menú
Incendios y posibles daños en el aislamiento: se extiende el temor a una catástrofe en Chernóbil
  1. Mundo
Tras la toma del control ruso

Incendios y posibles daños en el aislamiento: se extiende el temor a una catástrofe en Chernóbil

Ucrania denuncia graves fuegos en la zona de la antigua central, que pueden "tener consecuencias muy graves", mientras Rusia dice que los niveles de radiación son estables

Foto: Central nuclear de Chernóbil, en una imagen de archivo. (Reuters/Gleb Garanich)
Central nuclear de Chernóbil, en una imagen de archivo. (Reuters/Gleb Garanich)

La antigua central de Chernóbil lleva bajo el control ruso desde el pasado 24 de febrero cuando comenzó la invasión de Rusia a Ucrania y, con ello, la toma del territorio de exclusión nuclear. Tras varias cortes en el suministro eléctrico del sistema de control y las malas condiciones de la plantilla, que lleva retenida en la zona desde entonces, ahora se teme la repetición de la catástrofe de 1986.

"Los ocupantes siguen militarizando la zona de exclusión de Chernóbil. Esto presenta un riesgo muy serio de dañar las estructuras de aislamiento construidas sobre la cuarta unidad de la estación después de su explosión en 1986", ha señalado este lunes la ministra para la Reintegración de los Territorios Ocupados Temporalmente de Ucrania, Iryna Vereschuk.

Foto: Efectivos de la Defensa Territorial ucraniana patrullan en un puesto de control de carreteras en Kiev. (EFE/EPA/Sergey Dolzhenko)

La responsable ha asegurado que "tales daños conducirán inevitablemente a la entrada en la atmósfera de una cantidad significativa de polvo radiactivo y contaminarán no solo a Ucrania sino también a otros países europeos".Según Vereschuk, las tropas rusas han ignorado "estas amenazas y continuaron transportando y almacenando una cantidad significativa de municiones en las inmediaciones de la central nuclear".

Agrega además que, a través de la ciudad de Pripyat, a unos cientos de metros de las instalaciones de aislamiento de la central nuclear, los ocupantes rusos transportan diariamente decenas de toneladas de cohetes, proyectiles y municiones de mortero. Y ha mostrado su preocupación porque "las fuerzas de ocupación rusas están utilizando cada vez más municiones viejas y de baja calidad, lo que aumenta el riesgo de su detonación, incluso durante la carga y el transporte".

Unos hechos, según afirma, que ocurren regularmente, lo que aumenta el riego. Además, en la zona de exclusión se han desatado graves incendios que pueden tener consecuencias muy graves y que no pueden ser extinguidos precisamente porque los efectivos ucranianos no pueden entrar en la zona. "Como resultado de la combustión, se liberan radionúclidos a la atmósfera, que el viento puede transportar a largas distancias, lo que amenaza los niveles de radiación no solo en Ucrania, sino también en otros países europeos", ha advertido Vereschuk.

"Como resultado de la combustión, se liberan radionúclidos a la atmósfera, que el viento puede transportar a largas distancias"

Así, ha reiterado que la "pérdida de control (de Ucrania) sobre la zona de exclusión y la incapacidad de extinguir completamente el fuego podrían amenazar las instalaciones radiactivas".

Mientras, el organismo ruso encargado de la protección del consumidor, Rospotrebnadzor, ha afirmado que la situación de radiación es "estable" tras los incendios. "En relación con los incendios en la zona de exclusión de la planta de energía nuclear de Chernóbil, Rospotrebnadzor está monitoreando la situación de radiación en Rusia en las áreas fronterizas", ha indicado el organismo en un mensaje en su cuenta oficial de Telegram.

"Según los datos de seguimiento, la situación de la radiación en la Federación de Rusia se mantiene estable. La situación está bajo el control de Rospotrebnadzor", ha añadido.

Foto: Vista general de Chernóbil. (Reuters/Gleb Garanich)

Por otra parte, la ministra ucraniana ha confirmado que "esta semana hubo una rotación completa del personal de Chernóbil, que pasó más de 600 horas en sus puestos de trabajo, cumpliendo con valentía sus funciones bajo la presión de los ocupantes".

A cambio de estos trabajadores, "otros 59 especialistas, incluidas seis mujeres, aceptaron acudir a la central nuclear para realizar tareas de mantenimiento del funcionamiento seguro de las instalaciones. A todos los consideramos rehenes de los ocupantes", ha apuntado.

Vereschuk exige "que el Consejo de Seguridad de la ONU tome medidas inmediatas para desmilitarizar la Zona de Exclusión de Chernóbil y establezca una misión especial de la ONU para eliminar el riesgo de que se repita el accidente que ya sufrió la central como resultado de las acciones de las fuerzas de ocupación rusas".

La antigua central de Chernóbil lleva bajo el control ruso desde el pasado 24 de febrero cuando comenzó la invasión de Rusia a Ucrania y, con ello, la toma del territorio de exclusión nuclear. Tras varias cortes en el suministro eléctrico del sistema de control y las malas condiciones de la plantilla, que lleva retenida en la zona desde entonces, ahora se teme la repetición de la catástrofe de 1986.

Ucrania Chernóbil ONU
El redactor recomienda