Es noticia
Menú
Bruselas saluda el acercamiento entre Rabat y Madrid, pero mantiene su postura sobre el Sáhara
  1. Mundo
UNA SOLUCIÓN EN EL MARCO DE LA ONU

Bruselas saluda el acercamiento entre Rabat y Madrid, pero mantiene su postura sobre el Sáhara

La Comisión ha respaldado la mejora de las relaciones bilaterales con Rabat, pero recuerda que la solución debe "basarse en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”

Foto: Ursula von der Leyen durante una reunión de Colegio de Comisarios. (EFE/Olivier Hoslet)
Ursula von der Leyen durante una reunión de Colegio de Comisarios. (EFE/Olivier Hoslet)

Nada ha cambiado para la Comisión Europea en lo que respecta al futuro del Sáhara Occidental. Tampoco después de que España haya protagonizado un giro en su postura sobre la cuestión -apoyando, en una carta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al monarca marroquí, Mohamed VI- el plan de autonomía de Rabat para la antigua colonia española. El Ejecutivo comunitario ha señalado que “cualquier solución debe basarse en un compromiso de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”.

“La Unión Europea saluda todos los desarrollos positivos de las relaciones bilaterales entre los Estados miembros y Marruecos”, ha explicado la portavoz de Exteriores de la Comisión Europea, que creen que puede ayudar a que mejore la cooperación europea con Rabat, pero la postura del Ejecutivo comunitario sigue siendo la misma: la del apoyo al proceso de Naciones Unidas. A Bruselas le interesa que las relaciones bilaterales sean las mejores posibles, pero su postura no ha cambiado.

Foto: Entrevista a Arancha González Laya. (I. B.)
"Era importante que el acuerdo del Sáhara fuera mutuo y en el marco de la ONU"
Ángel Villarino E. Andrés Pretel Fotografía: Isabel Blanco

Poco tiempo después de las declaraciones de la Comisión Europea, José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores, se ha reunido en Bruselas, donde se celebra un encuentro con sus homólogos europeos, con Staffan de Mistura, enviado personal del secretario general de Naciones Unidas para la cuestión saharaui. El jefe de la diplomacia española ha asegurado que le ha transmitido a De Mistura “el apoyo de España a su labor para alcanzar una solución mutuamente aceptable en el marco de Naciones Unidas”.

La postura española se asemeja así a la de Francia, que defiende que el plan es una buena base para lograr “una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable” en base con la resolución de Naciones Unidas, a pesar de que desde hace casi 50 años la ONU ha intentado impulsar la celebración de un referéndum de autodeterminación de la antigua colonia española, después de que esta fuera ocupada en 1975 por Marruecos a través de la Marcha Verde. Pero las declaraciones del Consejo de Seguridad de la ONU han ido perdiendo fuerza con los años y en sus últimas resoluciones cambió la idea de un referéndum de autodeterminación por una posición más pragmática, una “solución política” aceptable para todas las partes.

Foto: Mohamed VI durante una visita de Felipe VI a Rabat. (Getty/Carlos Álvarez)

Este mismo lunes, Sánchez, de visita en la capital comunitaria en su gira europea para recabar apoyos en el debate sobre los precios de la energía que se celebrará a finales de esta semana en el Consejo Europeo, se reunirá con Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, que a principios de febrero de 2022 realizó una visita a Rabat. En la visita de la presidenta, uno de los grandes elefantes en la habitación era la difícil implementación de los acuerdos pesqueros con Marruecos.

La razón es que la justicia europea tiene pocas dudas a la hora de establecer que Marruecos no puede concluir acuerdos internacionales que afecten al territorio del Sáhara Occidental. Al menos no sin su consentimiento. En septiembre de 2021 volvía a anular, después de haberlo hecho ya en 2018, los acuerdos de pesca entre la Unión Europea y Rabat, debido a que incluían los caladeros saharauis, y en la sentencia la alta corte de Luxemburgo subrayaba que no se contaba con el consentimiento de su población. “El Tribunal General acoge la alegación del Frente Polisario mediante la que alega que no se ha respetado la exigencia relativa al consentimiento del pueblo del Sáhara Occidental, en su calidad de tercero, respecto de los acuerdos controvertidos, en el sentido del principio de efecto relativo de los Tratados”, señalaba.

Por su parte, el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, considera que el cambio en la posición del Gobierno español sobre el Sáhara Occidental "no contradice" la fijada por Bruselas. "La posición de la UE sigue siendo la misma, es decir, pleno respeto y apoyo a las resoluciones de Naciones Unidas. Cualquier solución al problema tiene que encontrarse en el marco de las resoluciones de la ONU que, por cierto, es también lo que dice la carta enviada por el Gobierno español a Marruecos", ha señalado.

Nada ha cambiado para la Comisión Europea en lo que respecta al futuro del Sáhara Occidental. Tampoco después de que España haya protagonizado un giro en su postura sobre la cuestión -apoyando, en una carta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al monarca marroquí, Mohamed VI- el plan de autonomía de Rabat para la antigua colonia española. El Ejecutivo comunitario ha señalado que “cualquier solución debe basarse en un compromiso de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”.

Comisión Europea Unión Europea Sáhara ONU Bruselas
El redactor recomienda