Es noticia
Menú
¿Qué pasa en Chernóbil y Zaporiyia? Apagón, cortes en el sistema de control y denuncia de "torturas"
  1. Mundo
Bajo el control de las fuerzas rusas

¿Qué pasa en Chernóbil y Zaporiyia? Apagón, cortes en el sistema de control y denuncia de "torturas"

El Organismo Internacional de Energía Atómica, dependiente de la ONU, anuncia que la central, que fue tomada por Rusia, ha dejado de emitir señal del sistema de vigilancia

Foto: Imagen de archivo de la central nuclear de Chernóbil. (Reuters/Gleb Garanich)
Imagen de archivo de la central nuclear de Chernóbil. (Reuters/Gleb Garanich)

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), dependiente de la ONU, ha denunciado este miércoles que los sistemas que monitorean el material nuclear en las instalaciones de los desechos radiactivos de Chernóbil, en el norte de Ucrania, han dejado de transmitir datos. Mientras, las autoridades ucranianas denuncian "torturas" a los empleados de Zaporiyia, central bajo control ruso.

Chernóbil, que fue tomada por las fuerzas rusas al inicio de la invasión, ha dejado de emitir señal del sistema de vigilancia. "El director general ha indicado que se había perdido la transmisión remota de datos de los sistemas de monitoreo de salvaguardias instalados en la zona", ha anunciado el organismo en un comunicado, que replica Reuters.

Alrededor de las 11:22 hora local se ha producido además un apagón de emergencia y el Parlamento de Ucrania denuncia que la central no tiene suministro eléctrico. "Como resultado de las acciones hostiles de los ocupantes rusos, la planta de energía nuclear de Chernóbil quedó completamente sin electricidad", precisa la Compañía Nacional de Energía Ukrenergo en un mensaje que recoge la agencia Ukrinform.

Para revertirlo, se han conectado todos los generadores de diésel de emergencia para garantizar el funcionamiento de los sistemas de energía importantes para la seguridad de la central. En condiciones de trabajo normal, estos generadores tienen autonomía suficiente durante 48 horas.

Ante este fallo del suministro, la OIEA ha señalado que no supone un "impacto crítico en la seguridad" de la zona y considera que la carga térmica de la piscina de almacenamiento de combustible gastado y el volumen de agua de refrigeración de la central nuclear "son suficientes para eliminar eficazmente el calor sin necesidad de suministro eléctrico".

Asimismo, el ministro de Energía de Ucrania, Herman Halushchenko, apunta en un vídeo publicado en Facebook que los empleados de la central nuclear de Zaporiyia "están física y mentalmente agotados" debido a que "han sido retenidos como rehenes durante cuatro días". "Hay alrededor de 500 soldados rusos y 50 unidades de equipo pesado en la central", ha denunciado.

El Centro de Comunicaciones Estratégicas del Ministerio de Energía ucraniano asegura que el personal de la planta nuclear de Zaporiyia "capturada por Rusia ha sufrido torturas".

Según el último informe sobre Zaporiyia, dos unidades de la central están en funcionamiento y conectadas a la red. Dos líneas de alta tensión de 750 kV permanecen desconectadas debido a los daños del incendio tras el bombardeo.

"El personal operativo supervisa el estado de las unidades de potencia y garantiza su operación segura de acuerdo con los requisitos de los procedimientos operativos", señala el informe. No obstante, reitera que "la presión psicológica y física" sobre el personal puede tener "consecuencias desastrosas".

placeholder Bombardeo sobre Zaporiyia. (EFE/EPA/Zaporizhzhya NPP)
Bombardeo sobre Zaporiyia. (EFE/EPA/Zaporizhzhya NPP)

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha declarado este miércoles que Rusia ha tomado el control sobre las centrales atómicas para "impedir provocaciones nucleares por parte de Kiev". "Durante la operación especial de las Fuerzas Armadas de Rusia se estableció el control de las centrales nucleares de Chernóbil y Zaporinyia y de los territorios adyacentes", ha agregado la portavoz, según la agencia rusa Sputnik.

Paralelamente, el director general del OIEA, Rafael Grossi, mostró este martes su preocupación por la situación de estrés y fatiga del personal que atiende la antigua central nuclear de Chernóbil, ya que no ha rotado desde el 24 de febrero, cuando quedó bajo el control ruso.

"Estoy profundamente preocupado por la situación difícil y estresante que afronta el personal de la planta de Chernóbil y los riesgos potenciales que esto implica para la seguridad nuclear", afirmó Grossi.

"Hago un llamado a las fuerzas que tienen el control efectivo del sitio para que faciliten urgentemente la rotación segura del personal", agregó Grossi en referencia a las fuerzas rusas que dominan el complejo ucraniano.

"Hago un llamado a las fuerzas que tienen el control efectivo del sitio para que faciliten urgentemente la rotación segura del personal"

El regulador ucraniano informó al organismo que los 210 técnicos y guardias que han estado trabajando allí desde que las fuerzas rusas tomaron el control hace casi dos semanas no han podido rotar y "su situación está empeorando".

Grossi subrayó que es crucial para la seguridad que "el personal que opera las instalaciones nucleares pueda descansar y trabajar en turnos regulares".

La antigua central nuclear, ubicada en una zona de exclusión debido a la radiactividad por el accidente de 1986, incluye reactores fuera de servicio, así como instalaciones de desechos radiactivos.

La autoridad reguladora ucraniana asegura que solo podía comunicarse con la planta por correo electrónico.

Foto: Soldados ucranianos, en unos ejercicios militares en Prípiat, cerca de Chernóbil (Reuters/Garanich)

El Ejército de Rusia ocupó el pasado 24 de febrero la antigua central nuclear de Chernóbil, escenario del mayor accidente nuclear de la historia, después de fuertes combates contra las Fuerzas Armadas ucranianas.

Grossi ya criticó recientemente el impacto de un proyectil ruso en un edificio de la central de Zaporiyia, la mayor de Europa, provocando un incendio aunque sin liberar radiación.

Las fuerzas rusas controlan ahora la gestión de esa central y un comandante ruso debe aprobar cualquier decisión técnica de los operadores ucranianos.

"Esta no es una forma segura de gestionar una central nuclear. Tampoco es seguro ni sostenible que se hayan interrumpido y cortado las comunicaciones internas y externas, como nos han informado el operador y el regulador ucranianos", señaló.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), dependiente de la ONU, ha denunciado este miércoles que los sistemas que monitorean el material nuclear en las instalaciones de los desechos radiactivos de Chernóbil, en el norte de Ucrania, han dejado de transmitir datos. Mientras, las autoridades ucranianas denuncian "torturas" a los empleados de Zaporiyia, central bajo control ruso.

Chernóbil Ucrania Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda