Es noticia
Menú
Durante años, los oligarcas rusos se colaron en Europa: así intenta la UE cerrar su 'puerta trasera'
  1. Mundo
¿Adiós a las 'visas doradas'?

Durante años, los oligarcas rusos se colaron en Europa: así intenta la UE cerrar su 'puerta trasera'

La UE incluye la suspensión de la 'venta' de residencias y pasaportes europeos a uno de sus mayores solicitantes: los millonarios rusos. ¿Será el fin de las visas doradas?

Foto: La Policía Financiera italiana se incauta el yate de un oligarca ruso sancionado. (EFE/Fabrizio Tenerelli)
La Policía Financiera italiana se incauta el yate de un oligarca ruso sancionado. (EFE/Fabrizio Tenerelli)

"¿Qué espera el Gobierno para quitarle la ciudadanía portuguesa a Roman Abramovich y congelar sus activos?". Con la invasión de Ucrania, muchos países en Europa se han enfrentado a la incómoda pregunta de qué hacer con los oligarcas rusos que, durante años, han ido 'colándose' en la Unión Europea, y en su sistema financiero, a golpe de talonario e inversiones inmobiliarias. El dilema del Gobierno de Costa, que concedió hace apenas dos meses la nacionalidad a uno de los oligarcas rusos más popularmente reconocidos como es Abramovich y que, según sus cuentas, habría ganado más de 6.000 millones de euros desde 2012 en inversiones directas a cambio de tarjetas de residencia —una cifra nada desdeñable en un país hambriento de inversiones—, no es único en Europa.

¿Qué hacer con sus millonarios rusos? Primero, probemos cerrando la puerta grande. Esta semana, la Comisión Europea anunció que suspenderá el acceso a ciudadanos rusos a las conocidas como 'golden visas', el polémico sistema que en la práctica permite que personas puedan adquirir un permiso de residencia o pasaporte europeo mediante abultadas inversiones, casi siempre en el sector inmobiliario. Los expertos plantean si la guerra de Ucrania será ya la puntilla para acabar con el programa en toda Europa.

Foto: El presidente de Rusia, Vladímir Putin, en una imagen de archivo durante una cumbre de la Asean. (Getty/Ore Huiying)

De acuerdo al último informe del Parlamento Europeo, prácticamente la mitad de los países de la UE, incluyendo España, Portugal, Italia, Chipre y Malta, tienen en sus legislaciones algún tipo de permisividad para este tipo de transacciones, con niveles mínimos de inversión que van desde los 60.000 euros en Letonia hasta los 1,25 millones en Países Bajos.

La idea de Bruselas, según se lee en el comunicado emitido junto a la Casa Blanca, Canadá y Reino Unido, es "actuar contra las personas y entidades que facilitan la guerra en Ucrania". Es decir, la élite económica rusa. En el caso español, de acuerdo a datos del 2020, los ciudadanos rusos son el segundo mayor grupo de solicitantes de 'golden visas', superados solo por los chinos.

¿Puede influir esta suspensión en la invasión rusa sobre Ucrania? Juan Fernando López Aguilar, presidente de la Comisión de Libertades, Justicia e Interior del Parlamento Europeo, y uno de los principales detractores de los esquemas de visas doradas, piensa que sí. "La única forma de incidir en la conducta de Vladímir Putin es conseguir que la oligarquía que se ha enriquecido al abrigo de su gobierno le tire de la levita, hasta decirle que pare", dice.

Foto:
Vladímir Putin: el paria más peligroso del mundo
Daniel Iriarte Enrique Andrés Pretel A. Alamillos VA Diseño Rocío Márquez Fernando Anido

Puerta trasera a Europa para los ricos

A grandes rasgos, el Parlamento Europeo identificó en 2021 dos tipos de "visas doradas" en el continente. Malta y Chipre son los únicos países que mantienen un sistema de otorgar la ciudadanía a cambio de inversiones, aunque este último ya anunció su decisión de acabar con el sistema. Bulgaria, Estonia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Luxemburgo, Holanda, Portugal y España contemplan en sus legislaciones la obtención de residencia por inversión.

"El sistema de 'visas gold' es completamente inmoral. Llámenle como quieran, pero es completamente inmoral y contrario a la seguridad nacional y europea", sostiene Ana Gomes, diplomática portuguesa y una de las autoras del primer reporte hecho por el Parlamento Europeo sobre las visas doradas, en 2018.

"Con las 'visas gold' vendes acceso al sistema financiero de la Unión Europea"

En Portugal, por ejemplo, para obtener una "Autorización de Residencia para actividad de Inversión" (ARI) basta con adquirir una propiedad por 500.000 euros (mismo valor que en España) o crear una empresa que emplee a al menos 10 personas. Tras apenas cinco años de ARI se puede solicitar la nacionalidad y, así, obtener un pasaporte portugués.

Foto: Allison, en Lisboa. (Cedida)

"Cuando vendes una autorización de residencia o un pasaporte, no estás vendiendo el acceso a un solo país. Estás vendiendo un acceso al Espacio Schengen y al sistema financiero de la Unión Europea", apunta Susana Coroado, presidenta en Portugal de la ONG Transparency International, a El Confidencial. Sucesivas investigaciones respecto a cómo las visas doradas facilitan el lavado de dinero en Reino Unido —donde se han otorgado 14.516 visas doradas a ciudadanos rusos— y la guerra en Ucrania han precipitado el cierre definitivo del programa en el país. De acuerdo al gobierno británico, el programa "le falló al pueblo y generó oportunidades para que las élites corruptas accedieron al Reino Unido".

La principal traba para acabar con este tipo de visados en Europa, dicen los expertos, es que terminar con ellos sería secar una fuente de inversión considerable. Solo en Portugal, desde 2012, se han recibido 6.147.874.500 euros en inversiones por parte de solicitantes, 277,8 millones de los cuales han provenido de ciudadanos rusos.

Foto: Vista del distrito financiero de 'la city' de Londres. (EFE/Neil Hall)

Pero este es un dinero que llega sin un control a nivel europeo. Por ejemplo, más de la mitad de los 6.779 pasaportes emitidos por Chipre bajo este esquema entre 2007 y 2020 se emitieron "sin haber realizado suficientes verificaciones de antecedentes de los solicitantes". "El sistema de Portugal es aún más perverso que el de Malta y Chipre, porque esos países publican los nombres de los solicitantes, con lo que existe un control público. En Portugal no se publica nada, es un secreto total", se queja Gomes, en entrevista con El Confidencial.

"Para los Estados miembros, las 'golden visa' son una adicción al dinero rápido"

Para la eurodiputada holandesa Sophie in 't Veld, principal investigadora del informe de 2021, no existe un lado positivo para los esquemas de 'golden visas'. "Atraen negocios turbios y presentan una puerta trasera a Europa para los ricos. Para los Estados miembros es una adicción al dinero rápido. Pero ese dinero llega al costo de devaluar la ciudadanía europea y erosionar la confianza en los países. Este comportamiento tóxico tiene que parar", afirmó tras la publicación.

Chalets solo para rusos

Uno de los hallazgos del informe de la eurodiputada In 't Veld, es que a pesar de este flujo de dinero, el esquema de ventas de residencia o ciudadanía no ayuda a dinamizar la economía del ciudadano medio. "La contribución a la economía real de los Estados miembros es limitada y no contribuye lo suficiente a la creación de empleo y al crecimiento, porque considerables cantidades de inversión se realizan directamente en el mercado inmobiliario o en fondos", dice el informe de 2021.

Un problema del que Portugal conoce bien. En el país luso, la compra de inmuebles supera largamente a otras vías contempladas en la ley para poder obtener una residencia, como la inversión de 250.000 euros en fomento a las artes, o 350.000 para apoyar investigaciones científicas.

"En las grandes ciudades, las consecuencias han sido dramáticas en términos de gentrificación y aumento de precios. No es el país el que se beneficia, son las empresas inmobiliarias", asegura Ana Gomes. Para intentar paliar esa realidad, en enero entró en vigor una restricción que prohíbe adquirir inmuebles en zonas "altamente pobladas" de la costa, con lo que Lisboa, Oporto y algunas zonas del Algarve quedaron excluidas del sistema.

Foto: Tasas de cambio en San Petersburgo. (EFE/Anatoly Maltsev)

Pese a los casos cada vez más numerosos de corrupción relacionados con las 'visas gold', países como Portugal no han mostrado señales de acabar definitivamente con los visados dorados. "Cada vez que se levanta un escándalo relacionado con las 'golden visas', el Gobierno modifica la ley para crear nuevas formas de inversión que no sean el inmobiliario, pero este continúa acaparando el 90% del dinero. Hasta hoy la inversión en ciencia o en las artes ha sido igual a cero euros", dice Susana Coroado sobre el caso portugués. "Estas medidas son vacías, que solo se toman para calmar las aguas. O en este caso, para que la Unión Europea vea", bromea la activista.

"Cada vez que hay un chalet que nadie puede comprar de lo caro que es, lo compra un ruso"

En España, de acuerdo a datos de la Secretaría de Estado de Migraciones divulgados entre 2013 y 2020, los ciudadanos rusos fueron el segundo grupo que más "visas doradas" obtuvo, con 6.185 cartas de residencias aprobadas, solo superados por los chinos, con 8.287. El 95% de estas cartas residencias se otorgó a través de la compra de inmuebles.

"Te hablo desde Canarias, donde los magnates rusos compran inmuebles prohibitivos'', dice el eurodiputado López Aguilar. "Cada vez que hay un chalet que nadie puede comprar de lo caro que es, lo compra un ruso. Eso pasa en Canarias, como pasa en Andalucía, como pasa en la Comunidad Valenciana", agrega. En 2022, el Índice de mejores bienes raíces para invertir por migración (Best Investment Migration Real Estate Index, en inglés) colocó a España como el segundo mejor país donde invertir en un bien raíz, debido a las facilidades para obtener una visa. En la lista le siguen Montenegro y Portugal.

Aunque celebra el cierre de las visas doradas para ciudadanos rusos, López Aguilar se preocupa de que los sucesivos paquetes de medidas ataquen verdaderamente a la élite económica que sostiene al Kremlin. "No se trata de decretar que a partir de ahora todos los rusos son sospechosos como consecuencia en cascada de las acciones de Putin. Tienen que ser medidas que tengan un fundamento objetivo y razonable, pero que sean a la vez contundentes para disuadir la conducta de Putin".

Susana Coroado, de Transparencia Internacional Portugal, espera que el puntapié dado con las sanciones a Rusia lleve a discutir el fin de las visas doradas. "A pesar de haber personas que puedan tener intereses genuinos de vivir en Portugal o algún país europeo, y cuya riqueza pueda ser de origen legítimo, los riesgos que estos programas tienen no compensan los beneficios. Tenemos la esperanza de que este sea el primer paso hacia el fin de estos esquemas", concluye.

"¿Qué espera el Gobierno para quitarle la ciudadanía portuguesa a Roman Abramovich y congelar sus activos?". Con la invasión de Ucrania, muchos países en Europa se han enfrentado a la incómoda pregunta de qué hacer con los oligarcas rusos que, durante años, han ido 'colándose' en la Unión Europea, y en su sistema financiero, a golpe de talonario e inversiones inmobiliarias. El dilema del Gobierno de Costa, que concedió hace apenas dos meses la nacionalidad a uno de los oligarcas rusos más popularmente reconocidos como es Abramovich y que, según sus cuentas, habría ganado más de 6.000 millones de euros desde 2012 en inversiones directas a cambio de tarjetas de residencia —una cifra nada desdeñable en un país hambriento de inversiones—, no es único en Europa.

Conflicto de Ucrania Ucrania Unión Europea
El redactor recomienda