Es noticia
Menú
Condena unánime al ataque a la central de Ucrania: "Habrá consecuencias catastróficas"
  1. Mundo
Reunión de los ministros de Exteriores y OTAN

Condena unánime al ataque a la central de Ucrania: "Habrá consecuencias catastróficas"

Los primeros en pronunciarse han sido Biden y Johnson, quien ha hablado con Zelenski y ha apuntado a que las acciones "temerarias" de Rusia podrían "amenazar directamente la seguridad de toda Europa"

Foto: Josep Borrell, junto a Antony Blinken. (EFE/EPA/Stephanie Lecocq)
Josep Borrell, junto a Antony Blinken. (EFE/EPA/Stephanie Lecocq)

El ataque a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, la mayor de Europa, ha supuesto un punto de inflexión dentro de la comunidad internacional que, si ya se había posicionado claramente del lado de Ucrania con un paquete de sanciones casi unánime, ahora ha condenado públicamente el bombardeo ruso y las "consecuencias catastróficas" que podría tener si no se detiene "inmediatamente".

Los primeros en pronunciarse han sido Joe Biden y su homólogo británico, Boris Johnson, quien ha hablado esta madrugada con Zelenski y ha apuntado a que las acciones "temerarias" de Rusia podrían "amenazar directamente la seguridad de toda Europa". El 'premier' ha señalado asimismo que buscará "una reunión de emergencia con el Consejo de Seguridad de la ONU en las próximas horas" y que Reino Unido "planteará este asunto de manera inmediata con Rusia y sus aliados cercanos".

Por su parte, el presidente de Estados Unidos ha urgido a que Moscú "cese" las "actividades militares" cerca de la central nuclear. Según un breve comunicado de la Casa Blanca, Biden y el presidente de Ucrania coincidieron en "urgir a Rusia" el cese de "las actividades militares en el área y permitir a los servicios de emergencia acceder al lugar".

[Sigue en directo la actualidad de la guerra de Ucrania]

A la llegada a la reunión entre ministros de Exteriores de la Unión Europea y de la OTAN, el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, ha condenado también la agresión rusa contra civiles en Ucrania y ha asegurado que el ataque a Zaporiyia muestra la “temeridad” de esta guerra y la necesidad de que Rusia retire sus tropas.

“Esto solo demuestra la temeridad de esta guerra y la importancia de ponerle fin y de que Rusia retire todas sus tropas y se implique de buena fe en esfuerzos diplomáticos”, sentencia Stoltenberg junto al secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, quien ha dejado claro que la OTAN es una alianza defensiva, pero advierte que, si la guerra “viene a nosotros”, la Alianza está “preparada” para defenderse.

Foto: Volodímir Zelenski, en una imagen de archivo. (Getty/Presidencia de Ucrania)

Stoltenberg ha agradecido al estadounidense su "liderazgo" y "esfuerzos incansables en estos tiempos difíciles para nuestra seguridad" y ha explicado que los ministros aliados buscarán hoy coordinarse y realizar consultas sobre la respuesta de la OTAN a “la brutal invasión rusa de Ucrania, y también las implicaciones a largo plazo”.

En cualquier caso, recalca que la OTAN "no es parte del conflicto, es una alianza defensiva, no buscamos guerra, conflicto con Rusia". "Pero al mismo tiempo tenemos que asegurarnos de que no hay malentendidos; hemos reforzado la presencia en el este, es una presencia defensiva", indica. Para Stoltenberg, esta crisis ha demostrado "la importancia de Estados Unidos apoyando juntos a la OTAN con solidaridad estratégica".

"La UE debe seguir reaccionando unida y con la máxima firmeza, junto con sus aliados, para apoyar a Ucrania y proteger a los ciudadanos"

El primer ministro italiano, Mario Draghi, lo ha tachado de "infame ataque" y ha pedido a la Unión Europea que siga "reaccionando unida" para apoyar a Ucrania y proteger a sus ciudadanos. Draghi "condena el infame ataque de Rusia a la central nuclear de Zaporiyia, un atentado contra la seguridad de todos", han señalado fuentes del Gobierno italiano sobre la planta ucraniana, que ha sido tomada por el Ejército ruso.

"La Unión Europea debe seguir reaccionando unida y con la máxima firmeza, junto con sus aliados, para apoyar a Ucrania y proteger a los ciudadanos europeos", añaden las fuentes.

placeholder El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken. (EFE/Stephanie LeCocq)
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken. (EFE/Stephanie LeCocq)

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, ha alertado de los efectos "catastróficos" que pueden tener los ataques rusos cerca de las centrales nucleares y ha instado a que se detengan "inmediatamente". "Los ataques rusos en las inmediaciones de las centrales nucleares de Ucrania pueden tener consecuencias catastróficas. Deben detenerse inmediatamente", ha señalado Borrell en su cuenta oficial en Twitter.

Aclarando que "todo está sobre la mesa", el jefe de la diplomacia europea se suma al llamamiento "a la emergencia" lanzado por Naciones Unidas y remarca que los bombardeos y el consiguiente incendio la pasada noche en la central de Zaporiyia "pueden poner en peligro a toda Europa"

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha afirmado que siempre hay que estar preparado para un escape radiactivo, al tiempo que ha reiterado que la OTAN no será parte de la guerra en Ucrania. Indica que solo se registró un incendio en un edificio administrativo, pero que "naturalmente siempre estamos preparados para una situación en la que sí se produzca un escape de elementos radiactivos. Eso ahora no ha pasado, pero muestra cuán peligrosa es la situación".

El ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, ha asegurado que no se puede permitir que los ciudadanos europeos "vivan angustiados" por los riesgos nucleares. "Ayer tuve un contacto con el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, mi colega y amigo Dmitro Kuleba, informándome de madrugada del inquietante asalto a la central nuclear por parte de fuerzas rusas y chechenas", ha declarado a su llegada a la reunión de titulares de Exteriores de la OTAN que se celebra en Bruselas.

Recalca que Europa "es una construcción de paz" y la OTAN "es una organización defensiva para garantizar la estabilidad y la paz". "Eso, con una unidad sin fisuras, es lo que venimos hoy a forjar aquí una vez más", afirma y agrega que la posición de España "tiene que ser la de una unidad sin fisuras, una unidad sin fisuras en España entre las fuerzas políticas, una unidad sin fisuras entre los socios de la UE y una unidad sin fisuras entre los aliados atlánticos".

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha subrayado que la seguridad y protección nuclear no deben ponerse en peligro con "ataques indiscriminados". "La seguridad y la protección nuclear no deben ponerse en peligro con ataques indiscriminados", ha escrito Michel en su cuenta oficial en Twitter tras mantener una conversación telefónica con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.

Mientras, el director general de la agencia nuclear de la ONU, el argentino Rafael Grossi, ha criticado que la seguridad de la mayor central nuclear de Europa se ha visto comprometida por el ataque ruso, pero no se han producido escapes radiactivos.

"Se ha comprometido la seguridad con lo que pasó anoche, tenemos suerte de que no haya habido un escape de radiación", ha declarado Grossi en una rueda de prensa en Viena, y se ha mostrado muy preocupado porque la situación "carece de precedentes". Así, ha propuesto una reunión en la central de Chernóbil con representantes de Ucrania y Rusia para abordar un marco de garantías de seguridad sobre las instalaciones nucleares ucranianas ante la ofensiva militar rusa.

La OTAN ha iniciado un refuerzo de efectivos en el este de la Alianza con aportaciones suplementarias de los aliados a misiones que estaban ya en marcha, pero también con el despliegue de su Fuerza de Respuesta, una fuerza multinacional compuesta por hasta 40.000 efectivos terrestres, aéreos, marítimos y de operaciones especiales que puede desplegarse con poca antelación en caso necesario.

Foto: El directo de la IAEA, Rafael Mariano Grossi, explica cómo ha sido el ataque en Zaporiyia. (EFE/EPA/Christian Bruna)

Francia lidera actualmente el componente de muy alta disponibilidad de esa fuerza, por lo que el miércoles completó el despliegue de 500 militares en Rumanía. La Alianza ahora explora refuerzos en otros países del flanco este, como Eslovaquia, de acuerdo con fuentes diplomáticas. Lo que no contemplan los aliados es declarar Ucrania una zona de exclusión aérea, algo que podría considerarse una declaración de guerra.

El ataque a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, la mayor de Europa, ha supuesto un punto de inflexión dentro de la comunidad internacional que, si ya se había posicionado claramente del lado de Ucrania con un paquete de sanciones casi unánime, ahora ha condenado públicamente el bombardeo ruso y las "consecuencias catastróficas" que podría tener si no se detiene "inmediatamente".

Conflicto de Ucrania Ucrania OTAN
El redactor recomienda