Es noticia
Menú
Rusia asegura que no piensa "atacar" a Ucrania y EEUU exige una desescalada
  1. Mundo
Primera ronda de negociaciones

Rusia asegura que no piensa "atacar" a Ucrania y EEUU exige una desescalada

Rusia exigió garantías "escritas en piedra" de que Ucrania y Georgia nunca se convertirán en miembros de la OTAN, mientras que EEUU indicó que Moscú no puede impedir alianzas de terceros países

Foto: La secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos, Wendy Sherman, y el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov. (EFE)
La secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos, Wendy Sherman, y el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov. (EFE)

Rusia aseguró hoy a Estados Unidos, durante la primera ronda de negociaciones de seguridad en Ginebra, que no tiene intención de atacar a Ucrania, al tiempo que consideró que sería un "gran error" si la OTAN se niega a conceder garantías de seguridad a Moscú. "No tenemos ningún plan, ninguna intención de atacar a Ucrania, y no puede haberlos", aseguró Serguéi Riabkov, viceministro de Exteriores ruso y negociador jefe, en rueda de prensa en la misión permanente de su país ante la ONU transmitida en directo por la televisión pública.

Riabkov subrayó que también insistió a su colega estadounidense, la subsecretaria de Estado de EEUU, Wendy Sherman, que tampoco hay motivos para temer una posible escalada en relación con Ucrania, quien denunció junto a Washington planes de una invasión rusa para principios de 2022. "Todas las operaciones para la preparación militar de las tropas se efectúan en los márgenes de nuestro territorio, por lo que no hay motivo para temer un escenario de escalada", señaló.

Al mismo tiempo, insistió en que Rusia necesita garantías "escritas en piedra" de que Ucrania y Georgia nunca se convertirán en miembros de la OTAN. "Nos gustaría que en la cumbre de Madrid la fórmula adoptada en la de Bucarest en 2008 fuera retirada y sustituida por la siguiente: 'Ucrania y Georgia nunca serán miembros de la Alianza Atlántica'", aseveró.

Con respecto a la posibilidad de que la Alianza renuncie a dicha ampliación durante la cumbre aliada de junio próximo, admitió que en las negociaciones de hoy no hubo avances. "Insistimos en que para nosotros es totalmente obligatorio asegurarse de que Ucrania nunca será miembro de la OTAN", señaló. Riabkov reconoció que las negociaciones fueron "complicadas, pero muy profesionales, profundas y concretas", sin intento de evitar "asuntos escabrosos". "Tenemos la impresión de que la parte estadounidense se ha tomado nuestras iniciativas con mucha seriedad", agregó.

El diplomático argumentó hoy en Ginebra que las garantías de seguridad sobre la no ampliación de la OTAN son un "imperativo absoluto" para Rusia, al igual que ocurre con el despliegue de armamento ofensivo que amenace territorio ruso. Además, la Alianza Atlántica debe renunciar a la "asimilación" del territorio de los países que ingresaron en el bloque desde 1997, es decir Europa oriental y las tres repúblicas bálticas. Riabkov admitió que la diplomacia rusa consiste en buscar "compromisos" y en un "equilibrio de intereses", pero subrayó con respecto a esos tres asuntos que Rusia no puede "hacer concesiones".

Foto: EL presidente de Rusia, Vladimir Putin. (EFE EPA ALEXEI NIKOLSKY)

Con respecto a una posible segunda ronda de negociaciones con EEUU, el viceministro ruso aseguró que Moscú tomará una decisión después de las consultas con la OTAN el 12 de enero en Bruselas y la reunión que se celebrará al día siguiente en Viena en el marco de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE). "De todas formas, esto no debe alargarse. No puede transformarse en un proceso que lleve meses o años", señaló.

"Rusia no puede impedir alianzas"

Por su parte, la subsecretaria de Estado de EEUU, Wendy Sherman, advirtió a Rusia que "un país no puede cambiar la frontera de otro por la fuerza, dictar los términos de terceros países o prohibirles tener alianzas". La "número dos" de la diplomacia norteamericana señaló, no obstante que en las reuniones hubo un diálogo abierto sobre la posibilidad de reducir recíprocamente las maniobras militares en zonas de Europa "fronterizas" entre la OTAN y el área de influencia de Rusia.

Foto: Borrell durante su viaje a Ucrania. (Reuters/Maksim Levin)

También se discutió la solicitud rusa de reducción de armamento nuclear y no nuclear en suelo europeo, aunque en este sentido Sherman afirmó que se necesitan debates más profundos sobre la cuestión. "La negociación en un asunto tan complejo como el del control de armamento no puede concluirse en cuestión de días, ni siquiera de semanas", indicó en referencia a la propuesta rusa de un tratado que incluya compromisos mutuos de no emplazamiento de más misiles de corto y medio alcance en suelo europeo.

Sherman reiteró que "Rusia debe tomar pasos concretos hacia la desescalada de tensiones", después de haberlas aumentado en los últimos meses con su despliegue de tropas en la frontera con Ucrania. "Rusia invadió Ucrania en 2014, alimenta una guerra civil en la parte oriental de ese país, y sus acciones actuales han creado una nueva crisis para toda Europa", aseguró la subsecretaria de Estado.

Rusia aseguró hoy a Estados Unidos, durante la primera ronda de negociaciones de seguridad en Ginebra, que no tiene intención de atacar a Ucrania, al tiempo que consideró que sería un "gran error" si la OTAN se niega a conceder garantías de seguridad a Moscú. "No tenemos ningún plan, ninguna intención de atacar a Ucrania, y no puede haberlos", aseguró Serguéi Riabkov, viceministro de Exteriores ruso y negociador jefe, en rueda de prensa en la misión permanente de su país ante la ONU transmitida en directo por la televisión pública.

OTAN Vladimir Putin Ucrania