Es noticia
Mueren siete 'cascos azules' de la ONU por un ataque con bomba en el centro de Malí
  1. Mundo
Estallido al paso de su convoy

Mueren siete 'cascos azules' de la ONU por un ataque con bomba en el centro de Malí

Guterres condena el ataque y exige que los perpetradores sean "identificados" y "llevados ante la justicia rápidamente"

Foto: 'Cascos azules' de MINUSMA. (Reuters/Moustapha Diallo)
'Cascos azules' de MINUSMA. (Reuters/Moustapha Diallo)

Al menos siete miembros togoleses de la misión de paz de la ONU en Malí (MINUSMA) han fallecido y otros tres han resultado heridos graves por el estallido de una bomba al paso de su convoy en la región maliense de Bandiagara, en la zona centro del país africano. La propia misión ha informado del incidente en su cuenta de Twitter, donde ha explicado que "un convoy logístico" fue atacado con un artefacto casero cuando se dirigía desde la localidad de Douentza a la de Sévaré.

El máximo responsable de Naciones Unidas en Malí, El Ghassim Wane, ha condenado el "cobarde ataque" y ha avisado de que podría constituir un crimen de guerra de conformidad con el derecho internacional. "Esta tragedia se suma a la espantosa cifra de ataques contra el personal de mantenimiento de la paz en Malí", ha lamentado también para aseverar que la MINUSMA "es la operación de paz donde los 'cascos azules' han pagado el precio más alto, con más de 200 soldados muertos en la guerra en cumplimiento de su misión".

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha expresado también su condena al ataque y ha exigido que los perpetradores "deber ser identificados" y "llevados ante la justicia rápidamente". En este contexto, ha reiterado el apoyo y la solidaridad "constantes" de Naciones Unidas con el pueblo y el Gobierno de Malí, en particular mediante el aumento de la capacidad de la MINUSMA para proteger a los civiles en el centro del país y el apoyo a una estrategia dirigida por el Gobierno para estabilizar esa región, ha aseverado su portavoz, Stéphane Dujarric, en rueda de prensa.

Por otro lado, ha transmitido sus condolencias a la familia de un miembro del personal de mantenimiento de la paz de Egipto, que murió el 6 de diciembre tras sucumbir a las heridas sufridas durante un ataque en el norte de Malí el mes pasado. Las insurgencias separatistas, las incursiones yihadistas y la violencia entre comunidades han dejado miles de muertos y cientos de miles de desplazados en este país de África Occidental, a pesar de la presencia tanto de fuerzas de la ONU como de otras europeas, principalmente de Francia.