Es noticia
Una supuesta fiesta del Gobierno británico pone a Johnson contra las cuerdas
  1. Mundo
Indignación en Reino Unido

Una supuesta fiesta del Gobierno británico pone a Johnson contra las cuerdas

Un vídeo en el que la exjefa de prensa de Downing Street se burla y parece reconocer la celebración de una fiesta en diciembre de 2020 ha provocado críticas desde todos los frentes

Foto: El primer ministro británico, Boris Johnson. (EFE/Jessica Taylor)
El primer ministro británico, Boris Johnson. (EFE/Jessica Taylor)

La filtración de una falsa rueda de prensa en la que la portavoz de Downing Street parece reconocer e incluso bromea sobre la celebración de una fiesta en diciembre de 2020, en contra de los criterios fijados entonces para contener la pandemia de covid-19, han vuelto a enturbiar la imagen del Gobierno de Boris Johnson en un momento en el que se prepara para adoptar nuevas medidas con las que limitar la expansión de la variante ómicron del coronavirus.

Downing Street ha desviado hasta ahora las críticas en torno a la supuesta fiesta, a la que asistieron el 18 de diciembre de 2020 "decenas" de personas, según la radiotelevisión pública BBC. La doctrina oficial pasaba entonces por prohibir las reuniones en interiores salvo para miembros de una misma burbuja familiar y limitar al máximo los contactos.

Sin embargo, la cadena ITV ha difundido las imágenes de un simulacro de rueda de prensa en la que la entonces jefa de prensa de Downing Street, Allegra Stratton, es interrogada sobre el encuentro. Entre bromas, llega a responder: "Esta fiesta ficticia fue una reunión de negocios y no hubo distancia social".

Johnson ofreció sus disculpas tras la difusión del vídeo, aunque negó rotundamente que se hubieran celebrado "fiestas" en Downing Street durante las restricciones y anunció la apertura de una investigación interna. Se comprometió, incluso, a poner la evidencia en manos de Scotland Yard, que ya ha anunciado que planea averiguar si pudo haber existido una violación de las restricciones vigentes en aquel momento (y que suponían multas de hasta 12.000 euros). “Pido disculpas sin reservas por la ofensa que ha causado en todo el país, y pido disculpas por la impresión que da”, manifestó el 'premier'.

La polémica no ha gustado a miembros del Partido Conservador, que piden que las responsabilidades sean asumidas al más alto nivel. Stratton anunció su dimisión, afirmando que lamentará esos comentarios "por el resto de mis días". El ministro de Sanidad, Sajid Javid, canceló, por su parte, las entrevistas que tenía previsto conceder este miércoles, día en que el Gobierno británico esperaba presumir del aniversario de la vacunación contra el covid-19, según 'The Guardian'.

Foto: El primer ministro británico, Boris Johnson, ante el árbol de Navidad de Downing Street (EFE/Andy Rain) Opinión

El líder laborista, Keir Starmer, ha criticado que el Gobierno actuase de esta manera mientras el conjunto de la ciudadanía "seguía las normas, aunque supusiera estar separados de sus familias". Asimismo, ha recordado que muchos "no pudieron decir adiós a sus seres queridos".

Scotland Yard Coronavirus
El redactor recomienda