Es noticia
Menú
La mudanza de marines de Morón a Italia enfría las ambiciones estratégicas de España
  1. Mundo
Mal augurio para la posible sede del Africom

La mudanza de marines de Morón a Italia enfría las ambiciones estratégicas de España

El traslado se debe a una reorganización interna del Pentágono y no cuenta con significado político, pero supone un jarro de agua fría para un Gobierno que busca reforzar su alianza con EEUU

Foto: Soldados de la Fuerza de Reacción del Cuerpo de Marines abordan un avión militar en la base aérea de Morón, en 2014. (EFE)
Soldados de la Fuerza de Reacción del Cuerpo de Marines abordan un avión militar en la base aérea de Morón, en 2014. (EFE)

Estados Unidos está completando la mudanza en dos fases de su unidad de respuesta rápida africana desde la base sevillana de Morón a la italiana de Vicenza. Una decisión netamente militar que tomó el Pentágono el año pasado, pero cuya materialización supone un jarro de agua fría para las actuales ambiciones geoestratégicas de España.

El traslado fue notificado el año pasado al Ministerio de Defensa español —confirman desde la Embajada de Estados Unidos en España— después de que Washington decidiera unificar el mando de sus unidades de respuesta rápida en su base del norte de Italia, donde ya está estacionada la División Aérea 173 (los llamados Soldados del Cielo). Ya salieron los 850 marines y ahora se están trasladando los medios aéreos, seis MV-22B Osprey —aviones de aterrizaje vertical especializados en misiones relámpago— y dos C-130J Super Hércules —para transporte masivo de tropas y equipos—.

“La redistribución del elemento de aviación de la Infantería de Marina de EEUU, que se ubicará junto con el resto de la fuerza de respuesta a crisis, completa esta transferencia”, asegura un portavoz de la embajada del país norteamericano a El Confidencial. Por motivos de seguridad, no hay fechas oficiales sobre cuando se completará el traslado.

Foto: Desfile en la base de Rota. (EFE)

La Fuerza Especial de Respuesta Aire-Tierra del Cuerpo de Marines para Respuesta a Crisis en África (SPMAGTF-AF, por sus siglas en inglés) se estableció en Sevilla en 2013. El ataque contra el consultado estadounidense en Bengasi, Libia, el año anterior hizo que el Pentágono creara una unidad especializada en despliegue rápido para dar apoyo a las embajadas estadounidenses en la región y proveer soporte ante eventos inesperados en el Norte de África y el Sahel que depende del Comando Estados Unidos África (Africom).

En Washington le quitan hierro diplomático al asunto. “Estados Unidos aprecia la relación excepcionalmente estrecha y la cooperación de defensa bilateral de larga data con España. Somos socios y aliados en la OTAN”, agrega el portavoz, poniendo como ejemplo el sólido trabajo conjunto en la evacuación de Afganistán.

Sin embargo, el movimiento se produce mientras España está inmersa en varias negociaciones clave con las que aspira a ganar más peso propio en el escenario global de la mano de Washington. Por un lado, está pendiente de la ampliación del escudo antimisiles de la OTAN en Rota. Y, en paralelo, es candidata oficiosa para ser la nueva sede del estado mayor de Africom.

Foto: El presidente de EEUU, Joe Biden, saluda al presidente Sánchez. (EFE)

Una decisión desesperanzadora

La posible mudanza del estado mayor del Africom de la ciudad alemana de Stuttgart ha sido un tema de conversación permanente en el ambiente militar desde su creación en 2007. El rumor tomó cuerpo durante la Administración de Donald Trump, que incluyó este movimiento como parte de una amplia reorganización de la presencia militar estadounidense en Europa. El Pentágono todavía no ha descartado la posibilidad, lo que ha hecho que varios países —como Nigeria, el pasado mes de mayo— hayan vuelto a levantar la mano.

Entre los potenciales candidatos suelen estar España, Italia y el propio EEUU, ya que se trata de operaciones de estrategia, coordinación, logística y comunicación que pueden ser ejecutadas vía remota. Por ello, algunos observadores consideran que la salida de la SPMAGTF-AF aleja la posibilidad de que esta unidad clave ponga su cuartel general —que alberga a unas 2.000 personas entre personal militar y técnico— en España.

“Hubo un momento, no muy lejano, en que nosotros apostamos por traernos el Africom norteamericano desde Stuttgart. Lejos de ello, ahora se muda a Vicenza el componente de fuerza de reacción rápida del mismo”, comenta una fuente conocedora de la materia, quien agrega que la maniobra tampoco resulta tranquilizadora en la actual coyuntura diplomática en Magreb.

Foto: Joe Biden, durante su discurso de investidura en Washington DC. (EFE)

El tema ha sido tratado varias veces este año en la Comisión de Defensa del Congreso, donde tanto PP como Vox han insistido en la prioridad de convencer a la Casa Blanca de que elija a España como sede del Africom —por el beneficio diplomático y económico para la región—. El propio Pablo Casado lo mencionó como una de sus prioridades en política internacional durante su largo discurso de cierre de convención del partido el mes pasado. Para el líder popular, los intentos activos de acercamiento de Pedro Sánchez hacia el presidente estadounidense, Joe Biden, son insuficientes para esta labor. "Nunca más un ridículo espantoso de 28 segundos en un pasillo", aseguró, haciendo referencia al ya célebre paseíllo Sánchez-Biden durante la cumbre de la OTAN.

Escudo antimisiles

El tema, aunque secundario, es menos unánime en la coalición PSOE-Podemos, donde conviven diversas sensibilidades históricas hacia la presencia militar estadounidense en España. En 2019, Podemos logró que el Cabildo de Tenerife rechazara expresamente la posibilidad de que Canarias se convierta en sede del Africom.

La decisión —con el voto a favor de Podemos, PSOE y CC y con la abstención del PP— “representa el rechazo manifiesto de Tenerife a los planes belicistas que tienen Estados Unidos y la Unión Europea para Canarias”, dijo en su momento el portavoz y consejero de la formación morada en el Cabildo tinerfeño, Fernando Sabaté.

Sin embargo, el Gobierno de Sánchez, donde el PSOE lidera Defensa y Asuntos Exteriores, busca reforzar su alianza militar y estratégica con EEUU. Actualmente, su principal objetivo es lograr ampliar con dos destructores el escudo antimisiles de la OTAN en Rota —un proyecto al que tanto Marruecos como Sierra Leona aspiraron en su momento—. El sistema de defensa, pensado para un escenario de conflicto con países como Irán o Rusia, cuenta actualmente con cuatro destructores armados con sistemas Aegis para patrullar la zona. No hay fechas oficiales para esta posible maniobra, pero los analistas apuntan a mayo de 2022, cuando vence la prórroga al convenio militar sobre el uso estadounidense de las bases militares de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla) —vigente desde 1988 y cuya última enmienda es de 2015—.

Foto: Reunión entre Joe Biden y el rey Mohamed VI en 2014, cuando el primero era vicepresidente de Estados Unidos. (Reuters)

“Nuestra asociación de defensa bilateral sigue siendo vital. La cooperación entre Estados Unidos y España en apoyo de las misiones de la OTAN sigue siendo crítica, y nuestro compromiso de mantener una presencia estadounidense en España, incluidas las fuerzas navales avanzadas desplegadas de en Rota, se mantiene firme”, explican desde la Embajada de Estados Unidos.

Estados Unidos está completando la mudanza en dos fases de su unidad de respuesta rápida africana desde la base sevillana de Morón a la italiana de Vicenza. Una decisión netamente militar que tomó el Pentágono el año pasado, pero cuya materialización supone un jarro de agua fría para las actuales ambiciones geoestratégicas de España.

Militar Ejército