El empate entre SPD y CDU/CSU augura largas negociaciones para formar gobierno
  1. Mundo
LA SUCESIÓN DE MERKEL

El empate entre SPD y CDU/CSU augura largas negociaciones para formar gobierno

Las elecciones alemanas del domingo se saldaron con un empate técnico entre el socialdemócrata Olaf Scholz, del SPD, y el conservador Armin Laschet, de la CDU/CSU. Ambos candidatos podría explorar potenciales coaliciones con Verdes y Liberales

Foto: Cartel electoral en Alemania. (Reuters)
Cartel electoral en Alemania. (Reuters)

Las elecciones alemanas de este domingo han acabado sin un ganador claro, después de que los sondeos a pie de urna hayan arrojado un empate técnico entre el socialdemócrata Olaf Scholz, del SPD, y el conservador Armin Laschet, de la CDU/CSU. Ambos candidatos han esgrimido estas proyecciones preliminares como un "mandato de los electores" para iniciar conversaciones sobre potenciales coaliciones, disparando la incertidumbre en el que se ha sumido el país con la despedida política de la canciller Angela Merkel.

Los resultados para el SPD "apuntan hacia arriba", dijo el aspirante socialdemócrata en vista de la ligera ventaja que empieza a cristalizarse para su partido. "Los ciudadanos quieren que el canciller de la república federal se llame Olaf Scholz", agregó, apuntando a su mayor popularidad entre los votantes. Pero Laschet no se ve en la oposición y también reclama la cancillería. "Vamos a hacer todo lo posible para formar un gobierno dirigido por la Unión CDU/CSU", dijo el conservador.

El SPD, de centro-izquierda, obtendría un 25,9%, mientras que los democristianos de la CDU/CSU tendrían un 24,1%, un empate dentro del margen de error de los sondeos a pie de urna de la televisión pública ARD. Los Verdes de Annalena Baerbock quedarían terceros con un 14,7%, en línea con las encuestas. Por su parte, los liberales rondan el 11,5%, algo más que la extrema derecha de AfD, con un 10%; mientras que La Izquierda obtendría 5%, el mínimo necesario para obtener escaños en el Bundestag, según el estudio del instituto Infratest Dimap para la principal cadena alemana. Con estas cifras sería necesario negociar un tripartito, un proceso que podría tardar meses mientras los partidos logran limar diferencias y repartir puestos de gobierno.

La encuesta de la ZDF, la segunda cadena de la televisión pública, da una ventaja mínima a los socialdemócratas, con 26% frente al 24,5% de los conservadores. En este sondeo realizado por Forschungsgruppe Wahlen, los Verdes también son terceros con 14%, los liberales del FDP, con un 12%; la extrema derecha de AfD, un 11%, y La Izquierda, un 5%.

Estas proyecciones se irán reajustando cuando comience el escrutinio oficial, pero parece que apuntan a que el ganador lo hará por un margen estrecho. Esto abre un amplio abanico de potenciales coaliciones. Los acercamientos empiezan esta misma noche, con el debate de candidatos y líderes de los partidos en la llamada "ronda de los elefantes", en la que previsiblemente tanto Scholz como Laschet intentarán imponer su narrativa empezar a forjar una eventual coalición.

Todos abiertos a negociar

La primera, y más obvia, es una reedición de la Gran Coalición que ha gobernado el país durante buena parte de la era Merkel. Pero ambos partidos se han negado durante la campaña a abrir la posibilidad de negociar un nuevo ejecutivo conjunto. También queda descartada cualquier coalición con presencia de la extrema derecha. Así que Verdes y liberales del FDP parecen tener las llaves del futuro gobierno.

Scholz podría aspirar a una coalición semáforo con su partido en la cancillería, SPD (rojo), Liberales (amarillo) y Los Verdes. Sin embargo, con los actuales resultados no podría plantear una coalición rojo-verde-rojo, en la que La Izquierda sustituye a los liberales, una de sus jugadas más interesantes para lograr un acuerdo rápido.

Foto: Merkel, en el Bundestag. (Reuters)

"[Los alemanes] han votado porque quieren un cambio en el gobierno", dijo Scholz, pese a que él mismo es actual vicecanciller y ministro de Finanzas, reiterando su compromiso de modernizar del país. "Somos pragmáticos, sabemos cómo gobernar y somos optimistas para un futuro mejor, pero hemos también demostrado que somos capaces de unir fuerzas [con otros partidos] para hacer lo mejor para el país", adelantó el socialdemócrata.

Por su parte, Laschet podría intentar una coalición Jamaica emulando la bandera del país caribeño, con la CDU (negro) liberales (amarillo) y verdes. Sin embargo, no está claro si los ecologistas preferirían negociar con los conservadores antes que con los socialdemócratas, con los que han mantenido una buena sintonía política en los últimos compases de campaña.

"Lo que es seguro es que [los votantes] nos han dado el mandato de formar gobierno", ha asegurado Laschet en su primera comparecencia, pese a que los sondeos se inclinan ligeramente hacia sus rivales socialdemócratas. "Nos han dado un mandato claro de que un voto para la Unión (la CDU/CSU) es un voto contra un gobierno de izquierdas", agregó, alejando de nuevo la posibilidad de pactar con el SPD y advirtiendo que les espera una "larga noche".

Foto: Un coche pasando frente a un cartel electoral en Alemania. (Reuters)

Los datos, pese a ser preliminares y muy ajustados, desataron una explosión de alegría en la sede de la SPD. "Estamos de vuelta. Olaf Scholz tiene el mandato para formar el nuevo gobierno de Alemania", ha declarado el secretario general de los socialdemócratas, Lars Klingbeil.

Entre las filas conservadoras de la CDU/CSU también se veía este empate como una potencial victoria. "Asumimos nuestras responsabilidades cuando la situación lo amerita. Ahora hay que promover un gobierno de coalición resiliente entre demócratas. Una coalición de la CDU, el FPD y los Verdes sería una coalición de futuro para la modernización, la sostenibilidad y la estabilidad", Paul Ziemiak, secretario general de la CDU, en su cuenta de Twitter.

Elecciones Alemania Socialdemocracia Extrema derecha Angela Merkel Noticias de Alemania