A vueltas con los perros de Afganistán o qué hacer con los animales en plena crisis humanitaria
  1. Mundo
Un complejo dilema

A vueltas con los perros de Afganistán o qué hacer con los animales en plena crisis humanitaria

Un exmarine británico ha conseguido sacar a 100 perros y 70 gatos de una protectora en Kabul, pero 68 empleados del refugio y sus familiares se han quedado en la capital afgana

Foto: Pen Farthing con algunos perros de su refugio. (Reuters)
Pen Farthing con algunos perros de su refugio. (Reuters)

La retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán ha tenido unos inesperados protagonistas. Durante las últimas horas, se ha difundido en redes sociales la imagen de unos perros enjaulados y supuestamente abandonados a su suerte en el aeropuerto de Kabul que ha llegado, incluso, a las manos del escritor Arturo Pérez-Reverte, siempre comprometido con los derechos de los animales: "Los norteamericanos dejaron a sus perros de servicio enjaulados y abandonados en el aeropuerto de Kabul, donde enloquecen de hambre y sed. Malditos sean Joe Biden, sus generales, los talibán, el ser humano y la madre que nos parió".

Por ahora, no hay constancia oficial de que estos perros estuvieran al servicio del ejército estadounidense. Lo que sí existe es una campaña de donaciones emprendida por la organización sin ánimo de lucro Veteran Sheepdogs of America para rescatar a los canes, así como un comunicado oficial de la ONG American Humane, que vela por el bienestar animal desde 1877, en el que asegura que el Gobierno de Estados Unidos "está dejando atrás a los valientes perros de trabajo contratados por el ejército estadounidense".

"Estoy devastado por los informes de que el Gobierno estadounidense se está retirando de Kabul y está dejando atrás a valientes perros de trabajo contratados por el ejército estadounidense para ser torturados y asesinados a manos de nuestros enemigos. Estos valientes perros hacen el mismo trabajo de riesgo y salvan las mismas vidas que nuestros perros de trabajo militares y merecían un destino mucho mejor que aquel al que han sido condenados", afirma Robin R. Ganzert, presidente de American Humane.

¿Cuánto vale una vida animal?

En el otro extremo está Pen Farthing, un exmarine británico que ha conseguido sacar a 100 perros y 70 gatos de la protectora Nowzad, fundada por él mismo en Afganistán tras servir allí en la década de los 2000. Tras desembarcar en el aeropuerto londinense de Heathrow el pasado domingo, Farthing calificó la denominada 'Operación Ark' de "éxito parcial". El motivo es que, aunque los animales llegaron en buen estado, no pudo sacar del país a los empleados del refugio animal ni a sus familias.

Al exmilitar le ofrecieron la posibilidad de abandonar la capital afgana el 19 de agosto, pero se negó a hacerlo sin sus animales rescatados. Su mujer y una de sus empleadas, en avanzado estado de embarazo, fueron las únicas que se subieron al avión entonces. Posteriormente, recaudó los fondos necesarios para alquilar por su cuenta un Airbus A330 y salir del país con los animales y el personal del refugio.

Farthing había explicado que los animales serían transportados en la bodega del avión y que, una vez su personal estuviera acomodado, los asientos libres podrían ser ocupados por otras personas autorizadas para salir del país por parte de autoridades del Reino Unido. No obstante, el ministro de Defensa británico ya advirtió de que no se trataba de una cuestión de capacidad en el avión privado, sino de logística, puesto que el principal problema con las evacuaciones era conseguir que la gente entrara al aeropuerto de manera segura.

Tom Tugedhat, diputado británico: "Como me preguntó un intérprete hace unos días: '¿por qué mi hijo de cinco años vale menos que tu perro?'".

Los animales pudieron escapar de la masacre, pero sus cuidadores siguen aún pendientes de la segunda parte de la 'Operación Ark'. Ello ha generado una encendida controversia que ha llegado a las más altas instancias políticas. El secretario de Defensa de Reino Unido, Ben Wallace, lamenta que algunos de los partidarios de Farthing "hayan dedicado demasiado tiempo a ocuparse de este tema cuando deberían centrarse en hacer frente a la crisis humanitaria". Por su parte, el diputado conservador Tom Tugendhat criticó con dureza las intenciones de Farthing: "Como me preguntó un intérprete hace unos días: '¿por qué mi hijo de cinco años vale menos que tu perro?'".

Afganistán
El redactor recomienda