Pecado climático, bendición fiscal: el capital español entra fuerte en el 'ladrillo' de Miami
  1. Mundo
una ciudad que se hunde

Pecado climático, bendición fiscal: el capital español entra fuerte en el 'ladrillo' de Miami

Pese a la tragedia de Surfside, los precios de la vivienda se han disparado en la ciudad de Miami, en gran parte por la demanda de compradores extranjeros. Los españoles son ahora de los más activos

Foto: Una casa en venta en Miami Beach. (Reuters)
Una casa en venta en Miami Beach. (Reuters)

Miami está de moda. Pese al impacto del derrumbe masivo del edificio de Surfside o la perspectiva de que las viviendas más 'jugosas' acaben bajo el agua en 30 años, cada vez son más los que quieren vivir en la 'Magic City'. Una tendencia que se ha visto favorecida por la pandemia, con cada vez más profesionales de otros lugares de Estados Unidos que se benefician de que ahora pueden trabajar a distancia y prefieren hacerlo desde el soleado sur de Florida, pero también de compradores extranjeros, que están detrás del auge de la demanda.

El mercado inmobiliario local ha sido tradicionalmente un imán para los capitales de América Latina que buscaban en Estados Unidos la seguridad jurídica y la estabilidad de que carecen a menudo en sus países de origen. Pero entre las aves de paso que se instalan ahora en la zona empieza a distinguirse una nueva especie: el comprador español. "Cada vez vemos más compradores internacionales, especialmente de México y España", asegura Jennifer Wollmann, presidenta de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Miami.

Foto: Panorámica de Miami.

Franceses y alemanes son los únicos europeos que compran más que los españoles, que en el último año aparecieron por primera vez en el 'top ten' de compradores internacionales, tradicionalmente copado por canadienses, argentinos, brasileños, venezolanos y colombianos. “Según nuestros datos, los españoles adquieren el 2% de las propiedades vendidas a extranjeros en el área de Miami-Dade”, añade Wollmann en conversación con El Confidencial.

El derrumbe de un edificio de apartamentos en Surfside, una tragedia en North Miami Beach en la que murieron 98 personas, no parece haber desanimado a muchos a adquirir una propiedad en Miami. Tampoco la pandemia.

Según Giselle Alfonso, gestora de bienes raíces en la compañía Avanti Way, habituada a tratar con compradores españoles, "los españoles suelen comprar aquí una segunda vivienda que luego pueden alquilar" y "ven Florida como un lugar seguro para invertir". Cuando sube la cotización del euro con respecto al dólar, los potenciales compradores se multiplican. Hay factores en España que animan a los ahorradores españoles a fijarse en el mercado inmobiliario de Miami, según Alfonso.

placeholder Vista de Miami. (Reuters)
Vista de Miami. (Reuters)

Ha sido durante los meses de pandemia cuando se ha disparado la morosidad de los inquilinos en España, pero la suspensión de los lanzamientos decretada por el Gobierno ha llevado a que muchos propietarios temieran no recuperar sus propiedades ni recibir rentas, cuando el capital español ha entrado con fuerza en el ladrillo de Miami. “Ven que si hay problemas con el inquilino, aquí es mucho más fácil sacarlo, mientras que en España perciben ese proceso como mucho más inseguro para el propietario”.

Wollmann explica que muchos de sus clientes españoles buscan invertir su dinero en propiedades que ganen valor rápido y de cuyo mantenimiento se puedan ocupar sin tener permanentemente una persona pendiente de ellas. Según su experiencia, los españoles buscan sobre todo en la zona de Brickell, el corazón financiero de la ciudad, las playas de Miami Beach o el Downtown. También muestran interés por la zona de Key Biscayne. En el contexto de mercado actual, pueden recibir hasta 3.000 dólares mensuales si alquilan esas propiedades.

Ventajas fiscales

Y luego están las ventajas fiscales. Florida no cobra impuesto estatal, una de las razones por las que atrae cada vez a más residentes de estados como California o Nueva York, y por la que la vieja apuesta de las autoridades locales por captar compañías tecnológicas está por fin empezando a dar frutos.

Foto: Se vende espectacular ático en Miami por 33 bitcoins. No se acepta efectivo

Además, la regulación vigente permite crear una sociedad para poner a su nombre los bienes inmuebles y beneficiarse de una serie de deducciones por gastos relacionados con la vivienda, beneficios inexistentes en España. Según Mario J. Sacasa, vicepresidente del Beacon Council, un organismo dedicado a favorecer las inversiones extranjeras en el condado de Miami-Dade, “los españoles se sienten muy cómodos aquí, como prueba el hecho de que hay más de 1.000 empresas españolas operando en Florida, y el interés se ha mantenido alto a pesar de la pandemia”. “Los españoles suelen pensar que Miami es ‘cool”, corrobora Alfonso.

Pero no todo son ventajas, claro. Los últimos meses han visto cómo el precio de la vivienda se disparaba, hasta un 30% interanual, según algunas estimaciones. Al contrario de lo que suele suceder con los compradores estadounidenses, que suelen preferir viviendas unifamiliares, los españoles tienden a elegir apartamentos. “Antes solían gastarse unos 350.000 dólares de promedio, pero ahora para comprar lo mismo necesitan entre 400.000 y 500.000”, indica Giselle Alfonso.

Hubo un tiempo en que el precio del metro cuadrado en Miami resistía bien la comparación con Madrid o Barcelona, pero ese tiempo parece estar quedando atrás. “Hay mucha demanda y muy pocas viviendas disponibles”, señala Wollmann, que pronostica que después del verano los precios moderarán su subida, pero no bajarán.

Foto: Marcha en solidaridad con los manifestantes cubanos en Little Havana, cerca de Miami, Florida. (Reuters)

Esa demanda se ha visto impulsada por los potentes estímulos del Gobierno estadounidense para mantener el poder adquisitivo de las familias, lo que ha hecho que muchas estén ahora en disposición de invertir sus ahorros, y por los bajos tipos de interés, que les permiten acceder a hipotecas baratas. Aunque el Gobierno español ha adoptado también medidas expansivas, están lejos de la cuantía de las aprobadas en Estados Unidos por Donald Trump primero y Joe Biden después, que han hecho que millones de familias estadounidenses reciban pagos directos de varios miles de dólares.

Y los préstamos hipotecarios en Estados Unidos suelen ser más caros para los extranjeros no residentes, al imponérseles un interés más alto.

Casas bajo el mar

Por último, aunque quizá los inversores no lo tengan tan presente, está el factor climático. Miami es uno de los lugares más amenazados por los efectos del calentamiento global y los expertos advierten de que amplias zonas de la ciudad, especialmente las más cercanas a la playa, podrían quedar sumergidas bajo el agua en solo unas décadas.

Foto: Donald Trump. (Reuters)

En su libro 'Una ciudad desechable: el futuro de Miami en las orillas de la catástrofe climática', el periodista Mario Alejandro Ariza advierte de que en la ciudad “se firman hoy hipotecas de viviendas unifamiliares que bien podrían estar bajo el agua en 30 años”. Ya hoy, Miami Beach, uno de los lugares preferidos por los españoles para vivir, amanece con frecuencia inundado por la subida de la marea, lo que ha obligado a instalar unas enormes y costosas bombas de achique.

No está claro que medidas como esa vayan a bastar para salvar las partes más bajas y tradicionalmente cotizadas de la ciudad, lo que ha llevado a que el interés de inversores y promotores se fije ahora en terrenos más elevados donde durante años se asentaron los colectivos más desfavorecidos, como los afroamericanos o los inmigrantes haitianos. Wollmann señala que “el principal problema es que tenemos muy pocas propiedades en oferta”. La cosa podría agravarse si algunas de las que existen acaban bajo el agua.

Miami Vivienda Mercado inmobiliario
El redactor recomienda