España envía tres aviones para sofocar el "infierno" en Turquía
  1. Mundo
Ola de incendios en el país

España envía tres aviones para sofocar el "infierno" en Turquía

Varias localidades del país eurasiático han tenido que ser desalojadas por los incendios, que llevan una semana causando devastación en la zona del Mediterraneo oriental

placeholder Foto: Los bosques que rodean la zona turística de Marmaris son devorados por las llamas. (EFE)
Los bosques que rodean la zona turística de Marmaris son devorados por las llamas. (EFE)

Cientos de turistas, maleta en mano, miran confusamente a su alrededor mientras intentan escapar del popular centro turístico de Bodrum, en la costa turca del mar Egeo. Detrás de ellos y cada vez más cerca, el motivo de su huida: un mar de llamas que levanta masivas columnas de humo y que ha forzado la evacuación del resort este fin de semana. Es solo una pequeña parte de la serie de incendios que llevan días asolando a Turquía, los cuales ya se han cobrado ocho víctimas mortales, además de destruir grandes extensiones agrícolas, viviendas y granjas y obligar al desalojo de decenas de localidades. Dos hidroaviones y un avión de transporte españoles han despegado hacia Turquía para ayudar en las labores de extinción de los más de 100 incendios que asolan la costa sur del país.

El alcalde de Bodrum, Ahmet Aras, dijo que la gente experimentó un verdadero "infierno" mientras intentaban alejarse de un incendio que resultaba imposible de detener. A nivel nacional, el municipio más afectado es Manavgat, en la costa mediterránea y a unos 60 kilómetros al este de Antalya, capital provincial de esta zona turística, donde el fuego sigue fuera de control desde el miércoles. "En el incendio de Manavgat hemos perdido siete vidas, dos de ellas recientes. De las 507 personas afectadas por el fuego, 497 han sido dadas de alta y 10 siguen bajo tratamiento", anunció en su cuenta de Twitter el ministro de Salud turco, Fahrettin Koca.

Los bomberos descubrieron este domingo los cuerpos sin vida de un hombre turco y su esposa alemana en el olivar cerca de su casa rural, que había sido pasto de las llamas. Un día antes, fueron hallados los cadáveres de dos bomberos que quedaron atrapados en su vehículo y que se sumaban a las tres víctimas mortales registradas el jueves. A los siete fallecidos en Manavgat hay que añadir el caso de un joven que murió el viernes al intentar ayudar a los bomberos en la zona turística de Marmaris, también en la costa del mar Egeo.

El ministro de Agricultura y Bosques turco, Bekir Pakdemirli, detalló que ya se han conseguido controlar 111 focos en el país, pero que siguen las tareas de extinción en seis incendios: dos en la provincia de Antalya, tres en Mugla y uno en Tunceli, en Anatolia central.

Foto: Tayyip Erdogan. (Reuters)

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha sido señalado por la falta de medidas preventivas y la inversión prácticamente nula en infraestructura de extinción de incendios, como aviones cisterna (los cuales han tenido que ser desplegados por Rusia, Ucrania, Irán y Azerbaiyán, entre otros), pese a la frecuencia con la que ocurren este tipo de desastres en el país.

Erdogan no ha reconocido ningún error, insinuando en su lugar durante un discurso televisado este fin de semana que el alto número de incendios se debe a actos de terrorismo. "Desde que el año pasado los dirigentes de la organización terrorista dieran instrucciones de quemar los bosques, los incendios en Turquía se han duplicado", dijo el mandatario en una alocución, transmitida en directo en la cadena NTV. Desde hace días, varios diarios ultranacionalistas especulan con la posibilidad de que los focos se deban a actos de sabotaje y atribuyen a Murat Karayilan, dirigente de la guerrilla kurda del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), un llamamiento a usar los incendios como arma política.

El Mediterráneo en llamas

La UE anunció el domingo que había ayudado a movilizar tres aviones, dos de ellos españoles, para ayudar a la extinción de incendios. Lo hizo un día después de que Turquía activara un protocolo de respuesta a desastres que incluye la solicitud de ayuda a otros países europeos. La emergencia turca, no obstante, coincide con la de otras naciones bañadas por el Mediterráneo oriental debido a las altas temperaturas, fruto de una masa de aire caliente llegada de África.

En la vecina Grecia, donde para hoy se esperan cifras récord de hasta 44 grados centígrados, los bomberos intentan contener un incendio forestal en el oeste del país que ha destruido varios hogares y dejado a 15 personas en el hospital con problemas respiratorios. Paralelamente, en la isla italiana de Sicilia, el presidente regional, Nello Musumeci, solicitó este fin de semana al primer ministro del país, Mario Draghi, que declare el estado de movilización del servicio nacional de protección civil ante la oleada de más de 160 incendios que han cubierto el cielo de humo y ceniza.

Foto: Inundaciones en Bad Neuenahr-ahrweiler, en Alemania. (EFE)

Y mientras el sur de Europa arde, el norte intenta recuperarse de los estragos causados por las lluvias. Alemania todavía lidia con las secuelas de las inundaciones que devastaron ciudades enteras sin previo aviso. En Londres, las lluvias extremas que comenzaron la semana pasada tras una ola de calor arrasaron parte de la capital y anegaron carreteras, hospitales y estaciones de tren.

Las catástrofes relacionadas con el clima han desatado durante las últimas semanas una serie de llamados para que las autoridades europeas redoblen su lucha contra el calentamiento global. “Tenemos que deshacernos de esta idea de que, de algún modo, el clima extremo y severo no puede afectarnos; esta es la arrogancia climática que tenemos en Europa”, declaró a TIME Karsten Haustein, meteoróloga del Centro de Servicios Climáticos de Alemania.

Refuerzos desde España

Tres aviones españoles han viajado a Turquía para participar en los esfuerzos para la extinción de más de un centenar de incendios desencadenados durante los últimos días en el sur del país, que han dejado al menos ocho muertos.

El Ministerio de Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha destacado en un comunicado que con estos aviones viajan 27 militares, entre ellos cinco miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME), para realizar labores de enlace terrestre.

122 de los 129 incendios forestales registrados se encuentran bajo control

Así, ha manifestado que es parte del ofrecimiento formulado el domingo por el presidente español, Pedro Sánchez, para mostrar la solidaridad del país con las víctimas de lo que ha descrito como una "terrible catástrofe".

Por último, ha apuntado que la Embajada española en Ankara, que ha coordinado esta operación, está siguiendo "de cerca" la evolución de los incendios y ha añadido que, junto con los consulados en Estambul y Antalya, mantiene abiertas las líneas de emergencia consular por si fuera necesario dar asistencia a algún ciudadano español.

Fahrettin Altun, jefe de prensa de la oficina del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha indicado este mismo martes a través de su cuenta oficial en la red social Twitter que 122 de los 129 incendios forestales registrados en el país se encuentran bajo control.

Bomberos Recep Tayyip Erdogan Grecia Mediterráneo