'Superman Sánchez' sale volando de EEUU tras su operación de seducción
  1. Mundo
Así ha sido la gira del presidente

'Superman Sánchez' sale volando de EEUU tras su operación de seducción

La visita de Sánchez en EEUU ha causado más reacciones por el físico del presidente que por las propuestas y acuerdos, habrá que esperar para comprobar los resultados

placeholder Foto: Sánchez durante su visita al programa 'Morning Joe'. (EFE)
Sánchez durante su visita al programa 'Morning Joe'. (EFE)

"Pedro Sánchez toma el poder y mi corazón como nuevo primer ministro", observó en 2018 el periodista y escritor norteamericano R. Eric Thomas en la revista 'Elle'. "España tiene un nuevo primer ministro. Y la gente cree que es extremadamente guapo", tituló 'Business Insider'. "Ha hecho que de repente a todo el mundo le interese la política española". 'Vanity Fair', 'The Local' y 'Metro' enfilaron por el mismo camino. "¡Muy caliente! Por qué todo el mundo está hablando de Pedro Sánchez, el nuevo primer ministro de España, alias Mr. Guapo".

Llámenlo frívolo, superficial o incluso sexista, pero cualquier baza es útil para abrirse un hueco en la atiborrada capacidad de atención de los norteamericanos. Las apariciones de Pedro Sánchez estos días en MSNBC, un coloquio de Reuters y un programa de CNN en español han dejado un reguero similar de comentarios físicos en las redes sociales. El que más ha llamado la atención, la comparación de Sánchez con "Superman". De nuevo: mejor eso que la nada, la indiferencia. Sobre todo cuando el presidente del Gobierno se había embarcado en una operación de seducción económica de tres días en Nueva York, Los Ángeles y San Francisco.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una de sus visitas en Nueva York. (EFE)

El "primer ministro", dado que esa es la denominación anglosajona para los jefes de Gobierno, se ha centrado en una vertiente distinta en cada parada del viaje. En Nueva York fueron los jefes de una docena de entidades financieras como BlackRock, Bridgewater, Goldman Sachs o JP Morgan. Según fuentes de Moncloa, el presidente les habría explicado la coyuntura ventajosa de España: con el Plan de Recuperación y el dinero de la Unión Europea ya oficialmente desbloqueado. Todo envuelto en las palabras clave de cualquier empresa necesitada: digital, verde, justo, igualitario. Los "amos del universo", como se les suele llamar, habrían mostrado interés.

Su paso por Los Ángeles incluyó una reunión con ejecutivos de Netflix, Disney, HBO, Warner y Activision, y un evento en los afamados Estudios Universal en el que el líder socialista desgranó las virtudes de España como destino de rodaje y dijo querer que esta se convirtiera en el "Hollywood de Europa". La industria de creación de contenidos de EEUU está al rojo vivo. La pandemia detuvo multitud de producciones en un momento en que la demanda era más grande que nunca, y el sector parece estar recuperando el tiempo perdido. Y fusionándose: Amazon quiere comprar Metro Goldwyn Mayer y Discovery Communications una porción de Time Warner. Operaciones que dependen, en parte, del visto bueno del Gobierno.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Nueva York. (Reuters)

El mandatario tuvo tiempo también para visitar, junto al alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, el Jet Propulsion Laboratory. Unas instalaciones aeroespaciales de la NASA donde Pedro Sánchez examinó sondas y robots capaces de pasearse por Marte. El sector aeroespacial, según fuentes cercanas al presidente, es una de las prioridades de su recién aprobado Plan de Recuperación y por tanto de su gira estadounidense.

Un país moderado y estable para hacer negocios

Como destacaba Ramón González-Ferriz en estas páginas, Sánchez está proyectando una visión moderada, de capitalismo progresista, de país volcado en la transformación digital y verde y las políticas con sensibilidad de género. Una visión que habría coincidido con la de las personas con las que se reunió en Manhattan: gente como Michael Bloomberg o Larry Fink, de BlackRock, republicanos clásicos que el trumpismo dejó huérfanos de partido y que han terminado situados en posiciones vagamente demócratas y tecnocráticas, en línea con la jerga de la campaña de Sánchez.

La visita al área de San Francisco, que incluyó una reunión con el CEO Tim Cook en el campus de Apple, un almuerzo en HP con distintas empresas tecnológicas y un encuentro con emprendedores españoles afincados allí, culminó este tour exprés de tres días. El socialista fue acompañado de su comitiva presidencial, periodistas y los responsables de cinco "start-ups consolidadas": Carto, WallBox, RatedPower, Adara Ventures y Red Points.

Foto: Sánchez, en la entrevista en el programa 'Morning Joe'. (EFE) Opinión

El español cruzó así un país que en realidad es un continente. Una tierra de casi 10 millones de kilómetros cuadrados, 50 veces más grande que España, que en líneas generales siente poco interés por lo que sucede en otros países. Un español o un francés o un polaco sabe quién es Joe Biden o Brad Pitt y ha escuchado a Michael Jackson. Al revés no ocurre lo mismo. Y es de esperar. Estados Unidos ya contiene infinitos mundos, industrias, paisajes, recursos y problemas; le basta consigo mismo. Es una burbuja de la que solo salen los soldados, cuando van a la guerra o a otras burbujas que son las bases militares, y una pequeña casta urbana. Un país donde solo un tercio de los habitantes tiene un pasaporte válido.

España no le quita el sueño a EEUU

Una de las preguntas más habituales que se le hace a un corresponsal español en Estados Unidos es la siguiente: ¿y qué dice la prensa estadounidense sobre (algo importante que ha pasado en España, como unas elecciones o un desplome de la Bolsa)? Respuesta: bueno, en realidad, por lo que he visto, creo que, en la parte baja de la portada digital del 'Wall Street Journal', en la sección de "World", han publicado una notita de seis párrafos de la agencia Reuters al respecto.

No es que Estados Unidos no tenga ningún interés en el mundo, solo que este interés se concentra en una pequeña clase urbano-político-mediática y se dirige a las cosas que tienen ramificaciones globales, como un bombardeo de la Franja de Gaza, el envío de astronautas chinos al espacio o el despliegue de tropas rusas en la frontera de Ucrania. Que Mariano Rajoy o Pedro Sánchez hayan ocupado la Moncloa es algo que da para una crónica breve acurrucada en el interior del periódico.

Foto: El presidente de España, Pedro Sánchez: (EFE)

Por supuesto, hay excepciones. Están los artículos folclóricos en los que España sigue sumida en las heridas de la Guerra Civil y Franco es algo de lo que se supone que nos pasamos el día hablando, como si hubiera muerto hace dos semanas. Y están los momentos graves, como el desafío a la Constitución de octubre de 2017. Aunque tampoco es que abriese las portadas del 'New York Times' o del 'Washington Post'.

En este contexto, el viaje de Sánchez, o de casi cualquier otro líder político mundial con excepción de quienes dirigen las primeras seis o siete economías o los países situados en lugares estratégicos, ha dejado un rápido y discreto dibujo en la superficie mediática estadounidense. Más allá de sus entrevistas en MSNBC, Reuters y la CNN en español, ha habido una nota en 'Newsweek' y en la prensa local de Pasadena, donde se encuentra el laboratorio de la NASA. NBC (a raíz de la entrevista en su propio canal) elogió la sensibilidad de género de Sánchez y dijo que Estados Unidos podría tomar nota de las políticas del gabinete con más mujeres del mundo.

La operación de seducción, aparentemente con ayuda del físico y de los términos progresistas que encandilan al 'establishment' mediático estadounidense, se ha dado en un contexto de punto de inflexión, en España y en Estados Unidos, donde la economía se recupera aceleradamente en todos los órdenes, empujando la inflación. Próximamente se verá si la caza de los corazones y bolsillos estadounidenses ha sido fructífera.

"Pedro Sánchez toma el poder y mi corazón como nuevo primer ministro", observó en 2018 el periodista y escritor norteamericano R. Eric Thomas en la revista 'Elle'. "España tiene un nuevo primer ministro. Y la gente cree que es extremadamente guapo", tituló 'Business Insider'. "Ha hecho que de repente a todo el mundo le interese la política española". 'Vanity Fair', 'The Local' y 'Metro' enfilaron por el mismo camino. "¡Muy caliente! Por qué todo el mundo está hablando de Pedro Sánchez, el nuevo primer ministro de España, alias Mr. Guapo".

Pedro Sánchez CNN Unión Europea Joe Biden Moncloa
El redactor recomienda