Prohíben la música rápida en los gimnasios coreanos para luchar contra el covid
  1. Mundo
PARA FRENAR LA PROPAGACIÓN

Prohíben la música rápida en los gimnasios coreanos para luchar contra el covid

Las canciones que suenen en las clases no podrán exceder de las 120 pulsaciones por minuto, tras las medidas implementadas por el Ministerio de Salud

placeholder Foto: Los gimnasios de Seúl ya han implementado mejoras para prevenir la propagación del coronavirus (Reuters/Heo Ran)
Los gimnasios de Seúl ya han implementado mejoras para prevenir la propagación del coronavirus (Reuters/Heo Ran)

Si hay algo que caracteriza a los gimnasios de todo el mundo es ese olor especial a deporte y sudor y la música que suena por los altavoces. Se trata de ritmos rápidos que animan a los deportistas a entrenar duro y dar lo mejor de sí mismos, sobre todo cuando se trata de clases conjuntas como spinning, zumba, step, etc.

Ahora, los gimnasios de Seúl van a tener que hacer cambios en su programación. El Ministerio de Salud coreano ha implementado una batería de medidas dirigidas a reducir los malos datos de propagación del coronavirus. Y una de las medidas que entrará en vigor inmediatamente es la prohibición de poner música rápida en los centros de entrenamiento.

Foto: Palencia es una de las capitales más afectadas por el coronavirus (EFE/Xavi Ramos)

Las cifras de la capital de Corea del Sur no dejan de subir desde finales de junio y, ahora, las autoridades no quieren dejar cabos sueltos. Por eso, las aulas donde se lleven a cabo clases de ejercicios como spinning y aerobic no podrán poner música cuya velocidad supere las 120 pulsaciones por minuto. Según el ministerio, "la respiración brusca de actividades intensas puede salpicar mucha saliva".

Restricciones a los gimnasios

Esas limitaciones no son las únicas con las que tendrán que trabajar los centros deportivos de Seúl, ya que se reduce la velocidad máxima de las cintas de correr a seis kilómetros por hora. Es la fórmula que han encontrado las autoridades coreanas para tratar de evitar la propagación del covid en un lugar donde no es fácil respetar la distancia de seguridad.

Las cifras de contagiados se han disparado en Seúl desde finales de junio

Las medidas no han tardado en generar reacciones, sobre todo de protesta. Son muchas las personas que no entienden esa decisión, como Kang Hyun-ku, propietario de un gimnasio en Seúl: "Tocar canciones rápidas es para animar a nuestros miembros y subir el estado de ánimo general, pero mi mayor pregunta es si tocar música clásica o canciones de BTS ha demostrado tener algún impacto en la propagación del virus".

Además, el empresario explica a la CNN que "mucha gente usa sus propios auriculares y dispositivos portátiles en estos días, y ¿cómo se controlan sus listas de reproducción?" Los clientes, por su parte, apuntan de que se trata de decisiones "burocráticas, como si quienes las diseñaron nunca hubieran pasado por un gimnasio".

Gimnasio Corea del Sur
El redactor recomienda