Cuba sofoca las protestas con detenciones y un gran apagón informativo
  1. Mundo
El día después en la isla

Cuba sofoca las protestas con detenciones y un gran apagón informativo

Tras las protestas más importantes en más de 25 años, Cuba vive un día de calma en las calles marcado por las denuncias de arrestos de manifestantes y periodistas

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

El día después de las inéditas protestas en Cuba fue tranquilo en las calles de La Habana, relatan los corresponsales de prensa internacional que pueden sortear el apagón digital. Sin embargo, el bloqueo intermitente de internet y las comunicaciones hace que las noticias del interior de la isla, donde hace unas horas resonaban consignas de "¡abajo la dictadura!", "¡libertad!" y "¡patria y vida!", lleguen con cuentagotas y sean difíciles de contrastar. Las autoridades han seguido el patrón habitual, con el arresto de decenas de periodistas independientes, activistas políticos y manifestantes. Pero, aunque las manifestaciones han sido sofocadas, la crisis económica y sanitaria que las impulsó sigue ahí.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó en un comunicado los ataques a periodistas —como la detención de la corresponsal del diario español 'ABC', Camila Acosta, o la agresión a Ramón Espinosa, fotorreportero de la agencia The Associated Press—, la interrupción del servicio de internet y el uso de la fuerza contra manifestantes pacíficos. Activistas cubanos denuncian que tras las protestas, hay al menos 65 desaparecidos —se presume que detenidos— tan solo en La Habana, entre ellos, algunos conocidos opositores como el artista y líder del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, el dramaturgo Yunior García Aguilera o los disidentes Manuel Cuesta Morúa y José Daniel Ferrer.

Cientos de personas salen a la calle en Cuba a protestar contra el Gobierno

Sin embargo, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, negó la represión y acusó a Estados Unidos de orquestar las protestas en las que habrían participado algunos "ciudadanos confundidos" por la falta de información sobre los problemas que atraviesa el país. "¿Dónde están los asesinatos cubanos? ¿Dónde está la represión cubana? ¿Dónde están los desaparecidos en Cuba?", dijo desafiante el sucesor del castrismo en una alocución en la televisión nacional en la que no hubo autocrítica ante la penosa situación que atraviesa la isla.

Vídeos de las protestas difundidos en las redes sociales muestran cómo policías y agentes de seguridad reprimían con violencia a los manifestantes el domingo, con varios testimonios de heridos. En una de las piezas, aparece un uniformado que parece abrir fuego con su pistola en plena calle. Algunos medios opositores han informado de posibles víctimas mortales, pero estas no han sido verificadas de forma independiente. La represión también afectó a la prensa internacional. El fotógrafo español Ramón Espinosa, de la agencia de noticias estadounidense Associated Press (AP), fue agredido por una brigada de respuesta del Gobierno y sufrió daños que han requerido una cirugía de reconstrucción nasal. La corresponsal de 'ABC', Camila Acosta, habría sido arrestada cuando salía a hacer una gestión personal.

Durante las protestas, también se produjo un número indeterminado de detenciones. Hoy, movimientos opositores comenzaron a confeccionar listas de manifestantes en paradero desconocido tras ser arrestados. Un equipo de la agencia EFE informó de la detención de un grupo de jóvenes que se manifestaba de forma pacífica frente a la sede del Instituto Cubano de Radio y Televisión en La Habana, quienes fueron subidos por la fuerza a un camión y sacados del lugar.

Foto: Un manifestante es detenido durante las manifestaciones del domingo. (Reuters)

Sin embargo, muchos cubanos no tienen acceso a la información. Las autoridades mantienen cortada la conexión de internet móvil, principal vía de información para muchos ciudadanos en un país donde la televisión y la prensa están bajo control estatal. Ante la falta de información, las familias de algunos de los detenidos se han congregado en comisarías de policía de la isla exigiendo conocer el paradero de sus allegados.

Emergencia sanitaria y escasez

El bloqueo de internet y las medidas de silencio sobre los detenidos son la última consecuencia de la crisis que está viviendo Cuba. Los isleños sufren, además, largos cortes de electricidad y una dificultad cada vez mayor para encontrar productos básicos, alimentos y medicinas. La mayoría de cubanos cobra en moneda nacional y no tiene acceso a las divisas necesarias para la compra de estos artículos de primera necesidad.

Foto: Un integrante de las brigadas especiales, durante las protestas. (EFE)

Además, el movimiento en varias ciudades de la isla está muy restringido por la alta incidencia de coronavirus. El parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap) notificó 6.423 nuevos contagios de covid-19 y 42 fallecidos en la última jornada. Es el cuarto día consecutivo en que se superan los 6.000 casos diarios, algo que no ocurría desde el comienzo de la pandemia. Cuba acumula ya 244.914 casos y 1.579 fallecidos en total. Ahora mismo, según las autoridades, 61.008 personas están ingresadas en hospitales cubanos, la mitad con coronavirus confirmado,125 graves y 96 en estado crítico.

El mundo reacciona

A las concentraciones en solidaridad con el pueblo cubano se han sumado las declaraciones de líderes como Luis Almagro, secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Josep Borrell, alto representante de la Unión para Política Exterior y de Seguridad, y Joe Biden, presidente de Estados Unidos. Biden ha afirmado que las protestas son un "valiente" ejercicio de "derechos fundamentales". En un comunicado divulgado por la Casa Blanca, Biden ha manifestado que "esos derechos, incluidos el derecho a la protesta pacífica y a decidir su futuro libremente, deben ser respetados".

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha respondido en rueda de prensa al presidente cubano Díaz-Canel, quien previamente ha acusado a "mercenarios a sueldo de EEUU" de organizar las multitudinarias protestas del domingo. Es un "grave error" acusar a Estados Unidos de estar detrás de las protestas que vive Cuba, ha dicho Blinken, señalando que son "reflejo" de un pueblo "profundamente cansado" y de "la mala gestión y represión" de las autoridades cubanas.

Josep Borrell, por su parte, ha introducido las protestas cubanas en la agenda de la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE que se ha celebrado este lunes en Bruselas. Al finalizar, ha pedido tiempo para sacar conclusiones y, no obstante, ha demandado al régimen castrista que “escuche el descontento de los manifestantes”.

Cuba
El redactor recomienda