Un hombre sobrevive al derrumbe del edificio de Miami gracias a su novia
  1. Mundo
Pasó la noche en otro inmueble

Un hombre sobrevive al derrumbe del edificio de Miami gracias a su novia

Erick de Moura vio en la pantalla de su teléfono móvil el mensaje de una trabajadora del Champlain Towers South en el que le preguntaba si se encontraba bien

placeholder Foto: El hombre conoció a varios alojados durante el viaje y, al final, acabaron juntándose en la playa y la piscina (Reuters/Marco Bello)
El hombre conoció a varios alojados durante el viaje y, al final, acabaron juntándose en la playa y la piscina (Reuters/Marco Bello)

Erick de Moura es un hombre brasileño que tenía pensado dormir en su apartamento del edificio Champlain Towers South la noche del derrumbamiento. La pareja de Moura, Fernanda Figueiredo, que estaba alojada en otro inmueble de Miami (Estados Unidos), le pidió que pasara la noche con ella. Después de ver juntos el partido de fútbol que enfrentó a Colombia y Brasil, el hombre acabó aceptando la invitación.

"Quería ducharme y dormir cómodamente, pero ella insistía en que me quedara", ha contado Moura a CNN. En mitad de la noche, el sueño del hombre se vio interrumpido y despertó "a las 5:30 [de la mañana] para revisar mi teléfono y poner la alarma para levantarme y asistir a un compromiso".

Foto: Los vecinos sintieron vibraciones durante la construcción del cercano edificio Eighty Seven Park (Reuters/Marco Bello)

En ese momento, Moura vio en la pantalla el mensaje de una trabajadora del Champlain Towers South en el que le preguntaba si se encontraba bien. "Estás medio despierto, medio dormido, y alguien te dice que tu casa se ha derrumbado. Un edificio en Miami. Simplemente no lo crees", ha confesado.

Muy triste por la tragedia

Fernanda Figueiredo afirma que sigue teniendo problemas para recordar lo acontecido, al igual que su novio. "Resulta increíble que un edificio así pueda derrumbarse", ha indicado Figueiredo. "Él podría haber estado allí unas horas antes". La pareja realmente cree que Moura está vivo gracias a la sugerencia que le hizo ella.

Moura ha permanecido desde entonces en un hotel que acoge a los residentes del Champlain Towers South. Aunque el hombre no haya perdido a amigos o familiares, confiesa sentirse afectado: "A algunos de ellos [los desaparecidos] los veíamos todos los días". Moura conoció a varias personas durante el viaje y, al final, acabaron juntándose "en la piscina y en la playa [...]. Doy las gracias por estar vivo, pero me siento muy triste por la tragedia".

Estados Unidos (EEUU) Miami
El redactor recomienda