Agua, virus y microchip: las tres crisis que estrangulan Taiwán
  1. Mundo
VÍDEO EXPLICATIVO

Agua, virus y microchip: las tres crisis que estrangulan Taiwán

Una sequía sin precedentes y el aumento de los casos de covid se suman a las constantes tensiones con China. Con estos problemas comienza el año el país asiático

El 2021 está siendo un año muy complicado para Taiwán. Una sequía sin precedentes y el aumento de los casos de covid se suman a las constantes tensiones con China. La escasez de precipitaciones en un país tradicionalmente barrido por los monzones ha provocado cortes en el suministro de agua a la población civil y a la industria. Esta anomalía meteorológica ha tensionado aún más el sector de los semiconductores, ya afectado por el aumento de la demanda mundial de microchips debido a la pandemia. Taiwán es el principal productor de microprocesadores en el mundo, por delante de Estados Unidos.

La sequía ha coincidido con un importante repunte de casos de covid-19. Taiwán había conseguido gestionar con éxito el primer brote de la epidemia. Ahora se tiene que enfrentar a la nueva oleada de contagios sin vacunas suficientes para inmunizar a una población de 23 millones de habitantes. Solo el 1% ha sido vacunado. El Gobierno de Taipéi acusa la farmacéutica BioNTech de retrasar la firma de un acuerdo de suministro por las presiones de China.

Según Xulio Ríos, director del Observatorio de Política China, Taiwán ganará protagonismo en los próximos años. El presidente chino Xi Jinping ha reafirmado la voluntad de retomar el control de la isla en un horizonte temporal cercano: 2049, cuando se celebrarán los 100 años de la revolución comunista. China hasta ahora ha tenido una política ambigua con Taiwán, acompañando el enfrentamiento político con estrechas relaciones económicas.

Taiwán rechaza la solución de “un país, dos sistemas” y las nuevas generaciones están cada vez más desconectadas culturalmente y socialmente de la antigua madre patria. Las constantes inversiones en armamentos indican que Pekín no descarta la opción militar. Pero un conflicto con Taiwán tendría consecuencias globales. No solo por la movilización de Estados Unidos, el principal aliado de Taiwán, sino también porque supondría una caída en la cadena de suministros globales como en el caso de los semiconductores. En este vídeo analizamos el complicado equilibrio que permite la supervivencia de Taiwán.

Si quieres ver más vídeos como este, puedes suscribirte aquí a nuestro canal de YouTube.

Taiwán Xi Jinping Tecnología Coronavirus
El redactor recomienda