Crece la presión internacional sobre Israel para declarar un alto el fuego en Gaza
  1. Mundo
al menos 181 muertos en la Franja

Crece la presión internacional sobre Israel para declarar un alto el fuego en Gaza

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, definió este domingo como "justos y morales" los ataques de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) sobre la Franja

placeholder Foto: El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. (Reuters)
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. (Reuters)

Los cíclicos enfrentamientos en Palestina siempre sirven para dos cosas, dicen los expertos con cierta sorna: para apuntalar las posiciones de los extremistas, tanto en un lado como en otro, y para que gane Netanyahu. Y las dos cosas suelen cumplirse. Esta vez lo que se ha podido constatar, mientras todo el mundo asistía de nuevo expectante y perplejo a una escalada de violencia inverosímil hace solo una semana, es que el primer ministro israelí ha logrado su objetivo personal más importante, que es frenar el cambio de Gobierno que se preparaba desde la oposición.

El líder del partido conservador Yamina, Naftali Bennet, lo dejó ayer claro al hacer público que "eliminaba" su apoyo al cambio de gobierno liderado por Yair Lapid, el jefe del partido Yesh Atid. El argumento era muy simple, pero comprensible: un nuevo gobierno, sin Netanyahu, "no podría lidiar con los 'pogromos' por parte de árabes en todo el país". Y sin el apoyo de Bennet, que ya está negociando con Netanyahu, la oposición no tiene nada que hacer.

Foto: Un bombardeo sobre Gaza el 14 de mayo. (Reuters)

Después de eso es cierto que quedan los otros objetivos, como terminar con las guerrillas que operan en Gaza (difícil, por no decir imposible) y capear la presión internacional (bastante más fácil con un poco de paciencia). De la presión internacional Israel saldrá con el apoyo sempiterno de Estados Unidos, la protesta efímera de Europa y el silencio árabe de los últimos tiempos. En cuanto a la destrucción de una gran parte de la infraestructura de Hamás, tanto militar como de mando operativo, ha sido la parte más visible de esta brutal escalada de violencia, pero no significa que eso haya mermado su capacidad combativa. Los intercambios todavía continúan, por cierto, sin que haya muchos visos de un alto el fuego inmediato.

Netanyahu ha indicado este domingo al término de la reunión de su Consejo de Ministros que el combate contra Hamás "continúa a plena potencia" y ha pedido tiempo para resolver la situación. Asimismo, el mandatario israelí ha añadido que Israel cuenta con el apoyo de la comunidad internacional, comenzando por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a quien le agradeció su respaldo a la operación del Ejército contra el movimiento islamista palestino, según le cita el diario israelí 'Haaretz'. "Va a hacer falta algo de tiempo", ha añadido.

Netanyahu ha pedido tiempo y ha asegurado que la comunidad internacional le apoya

Durante las últimas horas, se han sucedido los llamamientos internacionales a la paz. El secretario general de la ONU, António Guterres, se mostró este domingo "consternado" al inicio de la sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad, en la que dijo que "los combates deben cesar, deben cesar inmediatamente, hay que poner fin a los ataques con cohetes y morteros por una parte [Hamás] y los ataques aéreos y de artillería por otra [Israel]".

Ante este Consejo de Seguridad, el ministro de Asuntos Exteriores palestino, Riyad al Maliki, ha responsabilizado este domingo a Israel de "crímenes de guerra y contra la Humanidad", así como de ejercer una política segregacionista hacia los palestinos como raíz de la actual ola de violencia entre el movimiento islamista palestino Hamás y el Estado hebreo. "Israel ha elegido la alternativa del 'apartheid'. Sí. La del 'apartheid'. Y llegará un día que este Consejo [de Seguridad] será incapaz de negar esta realidad", según la transcripción de su discurso recogida en la cuenta oficial de Twitter del Ministerio de Exteriores palestino.

Foto: Un solar de escombros tras un bombardeo de Israel en el este de la ciudad de Gaza. (EFE)

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, mantuvo este sábado sendas conversaciones telefónicas con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, y con el presidente palestino, Mahmud Abás, con la intención de rebajar la tensión ante la escalada de los ataques israelíes y de las milicias palestinas y la tensión en Jerusalén.

Netanyahu ha agradecido por su parte a Biden su apoyo "incondicional" a Israel y ha asegurado que están intentando evitar víctimas civiles, ha informado la Embajada israelí en Washington. Esta es la segunda vez que Biden y Netanyahu conversan desde el inicio de las hostilidades, el pasado lunes.

Nueva noche de bombardeos

Una nueva madrugada de bombardeos israelíes sobre Gaza aumentó al menos a 181 la cifra de muertos, 52 de ellos menores de edad, en la franja palestina desde el comienzo de la actual escalada bélica, que alcanza hoy su séptima jornada, informó el Ministerio de Sanidad del enclave costero. El balance incluye a 26 personas fallecidas en las últimas horas.

Los ataques israelíes consistieron en 50 bombardeos en menos de 15 minutos e incluyeron la destrucción de la residencia familiar del líder del movimiento islamista Hamás, Yahya Sinwar, que sin embargo no se encontraba en su vivienda. Según testigos presenciales en Gaza, la ola de ataques israelíes de esta madrugada fue la mayor desde el comienzo de la actual escalada e incluyó entre sus objetivos a edificios civiles.

Foto: La 'Cúpula de Hierro' al interceptar cohetes lanzados sobre Ashkelon. (Reuters)

Los testigos afirmaron además que cinco edificios fueron impactados en la Ciudad de Gaza sin previo aviso, causando la muerte de al menos cinco civiles, incluidos tres niños, que se encontraban dentro y cuyos fallecimientos fueron confirmados por un portavoz de Sanidad.

El Ejército israelí explicó que entre los objetivos atacados esta madrugada se incluyó, además de la residencia del líder de Hamás, la vivienda familiar de su hermano, Mohamad Sinwar, que fue evacuada antes del ataque. Estos bombardeos israelíes se produjeron en simultáneo con el lanzamiento de cohetes desde Gaza, que no cesó durante la noche, en la que, según un portavoz militar israelí, se registraron más de 130 disparos.

"Quien actúe como terrorista será castigado como terrorista", dice Netanyahu

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha considerado este domingo como "justos y morales" los ataques de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) sobre la Franja de Gaza y ha manifestado su intención de continuar respondiendo "enérgicamente" a los lanzamientos de cohetes del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) sobre Israel.

En una declaración televisada, Netanyahu ha considerado que la escala de tensión entre palestinos e israelíes ha comenzado cuando Hamás disparó cohetes contra Jerusalén este lunes por la noche en "un ataque totalmente no provocado", según recoge 'The Times of Israel'.

Según las FDI, Hamás ha disparado más de 2.300 cohetes contra Israel en esta semana y para Netanyahu "ningún país toleraría esto". "Israel ha respondido enérgicamente a estos ataques y seguirá respondiendo enérgicamente", ha expresado así como que todavía quedan "unos días de lucha".

Foto: Foto: Reuters.

En referencia a los altercados vividos en distintos puntos de Israel, el primer ministro considera que "el estado judío no tolerará los pogromos contra nuestros ciudadanos". "No permitiremos que nuestros ciudadanos judíos sean linchados o que vivan con el miedo de las bandas árabes asesinas", ha añadido así como ha advertido de que "quien actúe como terrorista será castigado como terrorista".

Asimismo, ha considera que no permitirá "que los judíos tomen la ley en sus propias manos y ataquen a árabes inocentes, o linchen a un árabe inocente", según recoge 'The Jerusalem Post'.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han informado de que el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), por su parte, ha disparado este domingo más cohetes contra el centro y sur de Israel.

Desde este sábado, casi 300 proyectiles lanzados por Hamás han impactado en el sur de Israel. Según ha informado el 'Jerusalem Post', varios de ellos han estallado contra edificios de Ashkelon y Ashdod. En esta primera región, uno de ellos ha impactado directamente contra una sinagoga, causando grandes daños. Hamás ha asegurado que lanzó el bombardeo hacia Tel Aviv en respuesta a "la masacre de mujeres y niños en el campo de refugiados. Hamás dijo que lanzó el bombardeo hacia Tel Aviv en respuesta a "la masacre de mujeres y niños en el campo de refugiados de Shati".

"Después de amenazar con lanzar cohetes a Tel Aviv, Hamás ha lanzado un bombardeo pesado de cohetes hacia el centro y el sur de Israel", ha tuiteado las FDI. Este nuevo lanzamiento ha provocado que se activen las sirenas de nuevo en Tel Aviv y que se evacúe a la población.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Joe Biden Gaza Benjamin Netanyahu Israel Palestina Terrorismo