Las protestas siguen vivas en Colombia: las ONG denuncian cerca de 40 fallecidos
  1. Mundo
RECOMPENSA POR DENUNCIAS DE VANDALISMO

Las protestas siguen vivas en Colombia: las ONG denuncian cerca de 40 fallecidos

La segunda jornada del paro nacional estuvo marcada por los velatones, los cacerolazos y los plantones pacíficos de rechazo a los excesos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad)

placeholder Foto: Protestas en Bogotá. (Reuters)
Protestas en Bogotá. (Reuters)

Colombia vive su octava jornada de protestas con el segundo día de paro nacional y nuevos enfrentamientos entre los participantes y las fuerzas de seguridad mientras se denuncia una alarmante violencia que habría dejado cerca de 40 fallecidos, según denuncian distintas organizaciones.

Un día más los colombianos han salido a la calle, convocados por el Comité de Paro Nacional, para manifestar su rechazo a la reforma tributaria del Gobierno de Iván Duque y a la represión de las fuerzas de seguridad que se ha llevado a cabo a lo largo de las distintas jornadas de protesta y que ha sido criticada por la comunidad internacional y organizaciones defensoras de los derechos humanos.

En distintos puntos, como Medellín, Bucaramanga, Bogotá o Ibagué, se han desarrollado marchas y se han reportado numerosos bloqueos de calles, disturbios y nuevos enfrentamientos entre manifestantes y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

En Bogotá se ha observado el uso de gases lacrimógenos por parte del Esmad, que también ha intervenido con tanquetas y agua contra los manifestantes en la Plaza de Bolívar, informa 'El Espectador'. También se han notificado ataques con piedras entre ambas partes en algunos barrios, mientras un grupo de 2.000 manifestantes se ha plantado de forma pacífica en el monumento Héroes de la capital. También se han producido incendios en 15 Comandos de Atención Inmediata (CAI), uno de ellos con 10 policías en su interior que han logrado salir resultando cinco heridos.

El pueblo de Cali ha vuelto también a salir a la calle tras otra noche de enfrentamientos, disturbios, cortes simultáneos de energía o suspensión de internet en algunas zonas, según colectivos.

En concreto, este miércoles se han registrado nuevos disturbios, sobre todo en el sector de Siloé, donde se ha informado de al menos un herido con arma de fuego, recoge Radio Caracol.

Las protestas han dejado en estos ocho días 37 víctimas de "homicidio", según ha indicado este miércoles la ONG Temblores, que ha denunciado también 1.708 casos de violencia por parte de las fuerzas de seguridad, entre ellas 110 casos de disparos de arma de fuego y 10 denuncias por violencia sexual.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) ha alertado que el departamento del Valle del Cauca, que acoge esta ciudad, es el que presenta la situación más preocupante, ya que 25 de los 31 fallecidos que notifica esta organización se han registrado en esa región hasta el 3 de mayo.

Según Indepaz, al menos 13 de los casos en Cali se achacan a miembros del Esmad, mientras cuatro a agentes de la policía, y circulan duras imágenes de personas heridas en la vía pública de la ciudad.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo ha hecho un balance que apunta a 24 fallecidos en las últimas seis jornadas de protestas, entre las que al menos cinco habrían perdido la vida por actuaciones del Esmad y otros seis por extralimitación de funciones de policías regulares.

Precisamente sobre las víctimas mortales de las protestas, el fiscal general, Francisco Barbosa, ha anunciado que de 11 casos de homicidios en el marco del paro nacional ―que la Fiscalía tiene relacionadas con las protestas―, tres serán imputados a miembros de la Policía Nacional.

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, ha aseverado este miércoles que "organizaciones criminales se esconden detrás de la legítima protesta" y ha ofrecido una recompensa económica por denuncias contra "el vandalismo y delitos".

"La amenaza vandálica que enfrentamos consiste en una organización criminal que se esconde detrás de legítimas aspiraciones sociales para desestabilizar a la sociedad, generar terror en la ciudadanía y distraer las acciones de la Fuerza Pública", ha señalado.

El presidente ha afirmado que "duelen las vidas de aquellos víctimas de la violencia de estos días" y ha rechazado los bloqueos y ataques a infraestructura así como que se haya afectado los servicios. "Nos duelen también los ataques a los CAI, a los peajes, supermercados (...) o contra cualquier bien público o privado", ha añadido.

"El vandalismo extremo se encuentra financiado y articulado por mafias del narcotráfico", ha continuado, para enfrentarlas han diseñado una respuesta nacional "que ya está dando resultados" y que incluye una línea telefónica de denuncias y un grupo especial de investigación.

Por otro lado, se enciende en el país el debate sobre la posibilidad de imponer el estado de conmoción interior ―permitiría, entre otras cosas, restringir las marchas o limitar a los medios de comunicación―, una herramienta que Duque ha afirmado este miércoles que no descarta, pero que el Gobierno ha desmentido que vaya a declarar.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Colombia