El presidente del Chad muere en el frente de batalla luchando contra los rebeldes
  1. Mundo
idriss déby llevaba 30 años en el poder

El presidente del Chad muere en el frente de batalla luchando contra los rebeldes

El presidente del Chad, Idriss Déby, murió en el frente de batalla contra los rebeldes. Llevaba 30 años en el poder y acababa de ganar su sexto mandato pese a las denuncias de la oposición

placeholder Foto: El presidente del Chad, Idriss Deby. (EFE)
El presidente del Chad, Idriss Deby. (EFE)

El presidente del Chad, Idriss Déby, murió el martes por heridas recibidas en el frente de guerra mientras comandaba a sus tropas contra los rebeldes en el norte del país, informó un portavoz del Ejército en la televisión estatal. El mandatario, de 68 años y con 30 en el poder, acababa de ganar un sexto mandato consecutivo con el 80% de los votos pese a las denuncias de la oposición, que pidió boicotear unos "comicios fraudulentos". Un consejo militar, dirigido por su hijo, se encargará de la transición.

"El presidente de la República, jefe de Estado, jefe supremo de los Ejércitos, Idriss Déby Itno, acaba de expirar su último aliento defendiendo la integridad territorial (del Chad) sobre el campo de batalla. Es con una profunda amargura que anunciamos al pueblo chadiano la muerte este martes 20 de abril de 2021 del mariscal del Chad", dijo el general Azem Bermandoa Agouna.

Declaración del Consejo Militar del Chad.

Déby había viajado a la zona de Kanem, donde los militares luchan contra los rebeldes del Frente para la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT), que el Gobierno considera "terrorista" y que tiene su base en la frontera norte con Libia. Todavía no hay detalles sobre las circunstancias de su muerte. El pasado 11 de abril, día de las elecciones, los paramilitares atacaron un puesto fronterizo y aprovecharon para avanzar sus posiciones cientos de kilómetros hacia el sur, atravesando el desierto. Pese a este revés, las autoridades aseguraban que la ofensiva está contenida tras la muerte de cinco militares y "más de 300" milicianos durante los últimos días.

El resultado de los comicios, anunciado pocas horas antes de su fallecimiento, le abría la puerta a un nuevo mandato de seis años que lo consagraría como uno de los líderes africanos con más tiempo en el poder. El hijo del mandatario, el general de cuatro estrellas Mahamat Idriss Déby, asume ahora la transición de la empobrecida nación africana, cuyos recursos petroleros han sido malversados durante décadas por la corrupción y la ineficiencia, según analistas.

Foto: Un cartel electoral del candidato opositor en Uganda, Bobi Wine. (Reuters)

Déby, expiloto de combate educado en Francia, llegó al poder en diciembre de 1990, durante la Guerra Civil del Chad, cuando sus tropas ocuparon la capital del país y fue nombrado presidente. Desde entonces ha gestionado al país africano a su antojo, reprimiendo a opositores, activistas, periodistas y movimientos ciudadanos, han denunciado durante años organizaciones como Amnistía Internacional.

Déby enfrentó varios momentos complicados en sus tres décadas en el poder, como las incursiones rebeldes en la capital Yamena, en 2006 y 2008, que sus fuerzas derrotaron con el apoyo soterrado de Francia. En 2019, Déby pidió a la fuerza francesa en el Sahel que le ayudara a contener el movimiento rebelde y París le dio respaldo con una serie de bombardeos en las líneas rebeldes. "Francia ha intervenido para evitar un golpe de Estado", se justificó entonces Jean-Yves Le Drian, ministro de Exteriores, ante el Parlamento.

Chad