No todos los 'youtubers' sueñan con Andorra: este 'influencer' es la bestia parda de Bolsonaro
  1. Mundo
Felipe Neto, contra el Gobierno de Brasil

No todos los 'youtubers' sueñan con Andorra: este 'influencer' es la bestia parda de Bolsonaro

Con más de 45 millones de seguidores, el 'youtuber' más poderoso de Brasil es también el mayor detractor de Bolsonaro, a quien llegó a calificar de genocida por su gestión de la pandemia

placeholder Foto: Felipe Neto, el 'youtuber' que disputa con Bolsonaro el título de más influyente de Brasil.
Felipe Neto, el 'youtuber' que disputa con Bolsonaro el título de más influyente de Brasil.

“Contra el fascismo, solo se puede ser dos cosas: antifascista o fascista. Aquellos que no se mojan, se convierten en fascistas”. No son palabras de la filósofa alemana Hannah Arendt y sí el grito de indignación de Felipe Neto, un 'youtuber' brasileño de 33 años que reúne en su canal a 45,5 millones de suscriptores, a los que suma además 13,2 millones en Instagram y 13,6 millones en Twitter.

El 'influencer' más poderoso de Brasil se convirtió en noticia a mediados de marzo cuando tildó al presidente, Jair Bolsonaro, de “genocida” y, acto seguido, fue acusado de crímenes contra la seguridad nacional. Recurriendo a lo que mejor domina, la cámara, Neto contó a sus fans que la policía le había instado a comparecer en la comisaría para prestar declaración. Carlos Bolsonaro, hijo del mandatario y concejal en Río de Janeiro, le había denunciado.

Lejos de achantarse, Neto se reafirmó en sus declaraciones y en su vídeo enumeró las razones por las que, en su opinión, el mandatario brasileño merece este título: por la pésima gestión de la pandemia; por no usar mascarilla; por negarse a comprar las vacunas a tiempo; por defender el uso de cloroquina —un medicamento que, según la comunidad científica, no tiene eficacia contra el coronavirus—, y por despedir a dos ministros de Salud que eran médicos.

Foto: Voluntarios desinfectan las calles de la favela de Santa Marta, en Río de Janeiro. (Reuters)

Ellos quieren imponer el miedo, quieren que vosotros tengáis miedo. Ellos saben que yo me puedo defender, que tengo recursos para ello. Saben que esta acusación sin pies ni cabeza y completamente ilegal se va a quedar en nada. Pero ellos quieren propagar el miedo. Y el pueblo nunca puede tener miedo del Gobierno. Es el Gobierno quien debe temer a su pueblo”, dijo el 'youtuber', haciendo gala de una actitud desafiante.

Dos días después, la jueza responsable del caso suspendió la investigación tras comprobar “una ilegalidad flagrante”. Mientras tanto, las redes sociales ardían con el 'hashtag' #bolsonarogenocida y varias personalidades públicas se solidarizaron con Neto, entre ellas, el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva (al que Neto había criticado ferozmente), así como una larga retahíla de famosos brasileños.

Neto: "El Gobierno brasileño está utilizando una ley que es un residuo de la época de la dictadura militar para intentar silenciar a los opositores"

"No nos podemos callar"

Pasada la tormenta, El Confidencial contactó con el joven que se ha convertido en la piedra en el zapato de Bolsonaro. “En Brasil, hay un intento de censura. Nuestra Constitución de 1988 es bastante clara en la defensa de la libertad de expresión. Lamentablemente, todavía existe la llamada Ley de Seguridad Nacional, promulgada en 1983, que ya debería haber sido derogada hace mucho tiempo. El Gobierno está utilizando esta ley, que es un residuo de la época de la dictadura militar, para intentar silenciar a los opositores. Fue lo que intentaron hacer conmigo y es lo que están intentando con otros”, denunció.

Para combatir la mordaza bolsonarista, Neto acaba de fundar Cala Boca Já Morreu, un movimiento en favor de la libertad de expresión que ofrece amparo jurídico a todos los brasileños que sufren abuso de poder y censura. Varios bufetes de abogados llevarán a cabo acciones criminales, civiles y administrativas de forma gratuita con el fin de ayudar a los que “luchan contra el autoritarismo”. “No nos podemos callar. No podemos dejar que nos callen y no lo vamos a hacer”, asegura el 'youtuber'.

Neto comenzó su andadura en internet en 2010, cuando producía contenidos infantiles y aparecía en pantalla con gafas de sol y el pelo pintado de varios colores. Su primer programa se llamaba 'No tiene sentido' y abordaba temas muy diferentes, casi siempre relacionados con artistas y famosos, usando un tono desenfadado y divertido.

Foto: Jair Bolsonaro, con un perro en una ceremonia. (Reuters)

Fue un verdadero pionero en la escena YouTube brasileña y, tras alcanzar un discreto éxito en internet, empezó a recibir ofertas para participar en campañas publicitarias. Incluso se convirtió en la imagen de algunas marcas. Con el tiempo, se volvió un empresario exitoso. Creó un famoso canal de humor en YouTube y fundó varias empresas relacionadas con el sector multimedia.

Un no rotundo al poder

Su metamorfosis fue paulatina. En 2017, su afición a la polémica le llevó a revelar que el entonces presidente de Brasil, Michel Temer, quien ocupó el lugar de Dilma Rousseff tras el 'impeachment', le propuso participar en una campaña del Ministerio de Cultura para impulsar la reforma de la enseñanza secundaria. Su respuesta fue un no rotundo. En aquel mismo año, también enfrentó a Silas Malafaia, uno de los pastores evangélicos más poderosos de Brasil y amigo personal de Bolsonaro. Malafaia sugirió boicotear a Disney por el beso homosexual entre dos personajes de ‘Star contra las Fuerzas del Mal’. Neto no se cortó un pelo y le sacó los colores.

Quizás el punto de inflexión en su historia fue el encontronazo que tuvo con el exalcalde de Río de Janeiro y obispo evangélico Marcelo Crivella. En septiembre de 2019, durante la Bienal del Libro, Crivella ordenó la retirada de ‘Los Vengadores’, una obra inspirada en los superhéroes de la Marvel, porque mostraba un beso entre dos hombres. En un vídeo publicado en su Twitter, el alcalde alegó que era preciso proteger a los niños porque el libro incluía “contenido sexual para menores”.

Ni corto ni perezoso, Neto contraatacó comprando todos los ejemplares del libro. Después, en una 'performance' digna de un artista, distribuyó gratuitamente 14.000 volúmenes sobre temáticas LGBTQ. En el envoltorio, colocó una pegatina que rezaba: “Este libro es impropio para personas atrasadas, retrógradas y llenas de prejuicios”. “El amor no es pornografía y no debe ser censurado. El afecto no puede ser prohibido para los menores”, defendió el 'youtuber'.

El deber del 'influencer'

Lo más curioso es que Neto creció en un entorno que él mismo define como “tradicional y reaccionario”. En el pasado, atacó a la comunidad LGBTQ en sus vídeos. “Hoy, mis luchas principales se centran en el campo de la diversidad, la depresión o en la literatura”, afirmó en 2019. Más recientemente, su invectiva se ha centrado contra la actuación de Bolsonaro durante la pandemia, que ya ha causado más de 330.000 muertos.

“Mi peso, como 'influencer', está en informar al mayor número posible de personas sobre los absurdos de la gestión política genocida que tenemos en Brasil”, reconoce a este periódico.

Foto: Una multitud se reúne en la playa de Río de Janeiro. (Reuters)

Cabe destacar que en Brasil las redes sociales tienen un peso enorme, sobre todo en la política. Jair Bolsonaro y sus hijos se dieron cuenta de ello durante la campaña electoral de 2018. Imitando al expresidente estadounidense Donald Trump, Bolsonaro pasó a comunicarse con sus bases exclusivamente por Twitter y a través de las conexiones en directo que hace cada semana en Facebook. Por aquel entonces, Felipe Neto ya llevaba mucho tiempo en internet y acumulaba muchos millones de seguidores. Sus exordios en la política se remontan al 'impeachment' de Dilma Rousseff, que el 'youtuber' apoyó apasionadamente. Hoy no le tiembla el pulso a la hora de reconocer su error.

Me arrepiento de absolutamente todo lo que hice en la época del golpe en 2016. Me dejé convencer por los medios de comunicación de que todo lo malo en nuestro país era culpa de Lula, de Dilma y del Partido de los Trabajadores (PT). El golpe acabó inflamando a la población y generó un odio tan repulsivo contra el PT que finalmente resultó en el surgimiento de un salvador de la patria de extrema derecha”, cuenta.

"Mi peso, como 'influencer', está en informar al mayor número de personas sobre los absurdos de la gestión política genocida que tenemos"

Hoy, Neto puede ser considerado una de las principales voces contra el bolsonarismo. Su opinión es tajante: si un 'influencer' no se posiciona en contra de Bolsonaro, es cómplice de su régimen. La solución, en su opinión, pasa por otro 'impeachment'. “La cantidad de crímenes cometidos por el presidente habla por sí sola. Estoy convencido de que será condenado en los tribunales internacionales por crímenes contra la Humanidad. Sin embargo, lamentablemente, eso ocurrirá solo de aquí a unos años”, señala.

En los primeros dos años de mandato, el Parlamento recibió más de 60 peticiones de 'impeachment'. Pero el expresidente de la Cámara Rodrigo Maia no se atrevió a seguir adelante, en teoría por los altos índices de popularidad de Bolsonaro. Recientemente, el nuevo presidente del Congreso, Arthur Lira, amenazó al mandatario con destituirle si no corregía el rumbo de su política para hacer frente al avance del coronavirus.

Foto: Cementerio de Vila Formosa en Sao Paulo. (Reuters)

Lo más curioso es que el año pasado la revista 'Time' incluyó a Bolsonaro y Neto en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo. Fueron los dos únicos brasileños considerados dignos de mención. Mientras, el 'youtuber', que ya lució el cabello fosforito, gana cada vez más prestigio dentro y fuera de Brasil. En julio, 'The New York Times' publicó un vídeo en su sección de opinión en el que Neto ponía del revés a su principal enemigo, al que definía como el peor presidente del mundo frente al covid-19.

Cuando le preguntamos si acaricia la idea de ser candidato en las elecciones presidenciales de 2022, lo niega tajantemente. “No tengo el mínimo interés. Creo que tengo mucho más que ofrecer manteniéndome al margen, a través de instituciones y movimientos, que estando dentro del ambiente tóxico de la política brasileña”, responde. Con la anulación de las condenas contra Lula, el escenario político está cada vez más polarizado y ya se vislumbra una intensa precampaña que enfrentará a la izquierda y a la extrema derecha en la economía más grande de América Latina. En su primer discurso, Lula defendió la vacunación y dio a entender que pretende volver a disputar el poder para salvar el país de Bolsonaro.

“Yo no creo en los salvadores de la patria. Lula, si consigue ser elegido, tendrá que enfrentar un Congreso dominado por bancadas dificilísimas de maniobrar y por unos partidos de centro que están totalmente podridos, sin olvidar el ala reaccionaria, que hoy controla diversos espacios en la política. No será una gestión fácil. Aun así, contra Jair Bolsonaro, yo apoyo a Lula”, concluye Neto.

Jair Bolsonaro Brasil
El redactor recomienda