Es noticia
Menú
El médico que certificó la muerte de Floyd sostiene que falleció por asfixia
  1. Mundo
juicio contra Chauvin

El médico que certificó la muerte de Floyd sostiene que falleció por asfixia

Langenfeld, que trabaja en el centro médico del condado de Hennepin, fue uno de los testigos citados a declarar este lunes en el juicio contra Chauvin por la muerte de Floyd

Foto: El médico Bradford Langenfeld, que certificó la defunción de George Floyd. (Reuters)
El médico Bradford Langenfeld, que certificó la defunción de George Floyd. (Reuters)

El médico Bradford Langenfeld, que certificó la defunción de George Floyd, sostuvo este lunes que la asfixia fue la causa más probable de su muerte y no un ataque al corazón, como intenta demostrar la defensa del expolicía Derek Chauvin, acusado del asesinato del afroamericano.

Langenfeld, que trabaja en el centro médico del condado de Hennepin (Minesota), fue uno de los testigos citados a declarar este lunes en el juicio contra Chauvin por la muerte de Floyd.

Durante su testimonio, explicó que trató a la víctima durante 30 minutos el pasado 25 de mayo, en los que los médicos intentaron reanimarlo. "No hubo ningún trauma significativo u obvio que sugiriera que sufrió algo que le produjera una hemorragia que llevara a un paro cardiaco", dijo Langenfeld.

Foto: Courteney Ross, la novia de Floyd. (Reuters)

En ese sentido, indicó que el motivo más probable de su muerte fue una hipoxia, es decir, una falta de oxígeno en el cerebro y otros órganos. Preguntado entonces por el abogado de la acusación Jerry Blackwell sobre si su principal teoría acerca de la causa del deceso de Floyd fue una falta de oxígeno, Langenfeld contestó afirmativamente: "En aquel momento, con base en la información de la que disponía, es lo más probable que ocurriera".

En este momento de su declaración, Blackwell le interrumpió para pedirle que aclarara si existe otro nombre para "la deficiencia de oxígeno", a lo que el testigo respondió que "asfixia es un término entendido comúnmente".

Foto: Boceto de la declaración de Charles McMillian. (Reuters)

Floyd perdió la vida en mayo pasado cuando cuatro agentes intentaron detenerlo por haber utilizado un billete falso para pagar en una tienda. Durante su arresto, Chauvin lo inmovilizó en el suelo presionando la rodilla contra su cuello hasta que dejó de respirar.

"No forma parte del protocolo"

En esta última jornada del juicio por la muerte de Floyd, la jefa de Policía de Mineápolis, Medaria Arradondo, ha condenado también la forma de actuar del expolicía Chauvin y ha asegurado que su acción sobre el fallecido "debería haber terminado" cuando este "dejó de resistirse".

"Hay una cierta razón inicial en tratar de mantenerlo bajo control en los primeros segundos", ha apuntado, para, no obstante, recalcar que una vez no hubo resistencia, y "claramente cuando Floyd ya no respondía y estaba inmóvil", "continuar aplicando ese nivel de fuerza a una persona que estaba en posición vertical, esposada a la espalda, no es de ninguna forma parte del protocolo".

placeholder Plaza de George Floyd Square en Minneapolis, Minnesota. (Reuters)
Plaza de George Floyd Square en Minneapolis, Minnesota. (Reuters)

"No es parte de nuestra ética o nuestros valores", ha agregado la policía, quien ha añadido que el hecho de que Chauvin se arrodillase durante nueve minutos y 29 segundos sobre Floyd fue una violación de las políticas de detenciones, informa CNN.

"La restricción consciente del cuello por política menciona una presión de leve a moderada. Cuando miro (las imágenes de los hechos) y cuando miro la expresión facial del señor Floyd, eso no parece de ninguna manera o forma que sea una presión moderada", ha añadido.

Frente al jurado ha testificado también este lunes la inspectora de la Policía Katie Blackwell, que ha lamentado que no estaba al tanto de la "posición improvisada" utilizada por Chauvin. "Eso no es lo que entrenamos", ha aseverado. Blackwell ha garantizado que Chauvin fue instruido regularmente en tácticas defensivas y el uso adecuado de la fuerza.

El expolicía, de raza blanca, está acusado de los cargos de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel, asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Sin embargo, como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por los primeros dos cargos y a cuatro años de cárcel por el tercero.

El médico Bradford Langenfeld, que certificó la defunción de George Floyd, sostuvo este lunes que la asfixia fue la causa más probable de su muerte y no un ataque al corazón, como intenta demostrar la defensa del expolicía Derek Chauvin, acusado del asesinato del afroamericano.

George Floyd Homicidios
El redactor recomienda