Pekín amanece envuelta en niebla marrón por contaminación y una tormenta de arena
  1. Mundo
límites muy por encima de lo recomendado

Pekín amanece envuelta en niebla marrón por contaminación y una tormenta de arena

Las autoridades pidieron que los ancianos, los niños y las personas que sufren de afecciones respiratorias no salgan de sus casas durante la jornada

placeholder Foto: Niebla en suspensión cae sobre la Ciudad Prohibida de Pekín. (EFE)
Niebla en suspensión cae sobre la Ciudad Prohibida de Pekín. (EFE)

Pekín amaneció hoy envuelta en una espesa niebla marrón debido a los altos niveles de contaminación de los últimos días y a una tormenta de arena proveniente de Mongolia.

Esta mañana, el centro de control medioambiental de la capital china emitió una alerta amarilla por tormenta de arena y advirtió de que es probable que la situación se prolongue hasta la tarde, cuando el viento comenzará a diluirla, aunque podría retornar mañana debido a otras corrientes provenientes del sur.

Las autoridades pidieron que los ancianos, los niños y las personas que sufren de afecciones respiratorias no salgan de sus casas durante la jornada.

placeholder Foto: EFE
Foto: EFE

La concentración de partículas PM10 -por ejemplo, el polvo o las cenizas- en el aire alcanzaba, pasadas las 11.00 hora local (03.00 GMT), casi 5.800 microgramos por metro cúbico.

A esa hora, la concentración de partículas PM2,5 -las más dañinas para la salud- en el aire era de 386 microgramos por metro cúbico, muy por encima del límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de 25 por período de 24 horas.

Una niebla marrón cubre todo Pekín

Esto hizo que el índice de calidad del aire se situase a esa hora en los 424 puntos de media en la ciudad. Cuanto más alta es esta lectura, peores son las condiciones atmosféricas.

No obstante, a primera hora de la mañana este indicador había superado los 2.000 puntos en algunas zonas de la ciudad. En ciertos puntos de la capital china la visibilidad alcanzó cotas tan bajas como los 300 metros.

Calidad del aire OMS