El 'Minority Report' de Florida: un 'sheriff' persigue delitos todavía no cometidos
  1. Mundo
Gracias a un software

El 'Minority Report' de Florida: un 'sheriff' persigue delitos todavía no cometidos

El alguacil del condado de Pasco, Chris Nocco, utiliza un algoritmo informático que compilar datos de personas con antecedentes penales para predecir si volverán a cometer delitos

placeholder Foto: El 'sheriff' del condado de Pasco, Chris Nocco. (Reuters)
El 'sheriff' del condado de Pasco, Chris Nocco. (Reuters)

"La oficina del 'sheriff' de Pasco (Florida) castiga a las personas por delitos que aún no han cometido y quizá nunca cometan". No es una frase de la película distópica 'Minority Report', sino el inicio de la demanda contra el jefe de la policía de este condado por el uso de tecnologías que violan los derechos constitucionales. Como si se tratase de la fuerza de seguridad PreCrime de la película de ciencia ficción de Steven Spielberg, el alguacil de Pasco, Chris Nocco, utiliza un sofisticado software con un algoritmo informático diseñado para compilar datos de personas con antecedentes penales de un determinado perfil y arrestarlos antes de que puedan reincidir.

La demanda fue presentada la semana pasada y en ella los demandantes acusan al alguacil de "predecir que ciertas personas puedan cometer crímenes en el futuro y, luego, acosar a sus familiares y amigos con visitas incesantes a sus hogares, detenciones, citaciones e incautaciones injustificadas". La querella de 55 páginas, interpuesta por cuatro residentes del citado condado, acusa a la policía de haber "adoptado una política oficial de acosar a personas y sus familias porque cree que es probable que cometan delitos futuros no especificados".

Precisan que esta "costumbre generalizada de acoso" se lleva a cabo mediante el uso de un sistema de inteligencia y vigilancia, un software denominado por los demandantes como "El Programa", que compila la lista de sospechosos. Defensores de los derechos civiles han cargado también contra el uso del 'sheriff' de este sistema de inteligencia artificial que viola los derechos constitucionales de las personas.

Foto: Flores y velas en el escenario del ataque contra un mercadillo navideño de la plaza Breitscheid, en Berlín, el 30 de diciembre de 2016 (Reuters).

Así, el Instituto para la Justicia (IJ) sostiene que esta tecnología de "vigilancia policial predictiva" termina por ser una herramienta de "acoso constante a las personas en sus propios hogares", una suerte de "pesadilla distópica" para los residentes del condado de Pasco, en la costa oeste de Florida. También califica de eufemismo la alegación de la policía de que se trata de una "vigilancia basada en la inteligencia", ya que, según el IJ, "no hay nada justo o inteligente" en ello.

La controversia creada por esta máquina que predice futuros delitos ha saltado también al ámbito de la política, donde el congresista por Florida Matt Gaetz ha pedido al gobernador del estado, Ron Desantis, la destitución de Nocco. "Es horrible acosar a los ciudadanos porque piensas que pueden cometer delitos con la esperanza de 'hacerles la vida miserable'", escribió en las redes sociales el republicano Gaetz. Él y otras voces argumentan que el programa traspasa los límites de la aplicación de la ley y que la tecnología usada por el 'sheriff' para predecir qué residentes tienen más probabilidades de cometer delitos en el futuro tumba los derechos constitucionales y la Primera y Cuarta Enmiendas.

Van a por los hijos y arrestan a sus padres

Una investigación del caso publicada por The Tampa Bay Times revela que los cuatro demandantes fueron afectados directos o padres de personas que fueron objetivo del algoritmo. El diario estadounidense cita a Robert A. Jones, III, cuyo hijo adolescente fue señalado por el software y que describió cómo, tras negarse a cumplir con las constantes demandas de los agentes de registrar su casa, fue arrestado por cargos de posesión de marihuana y negligencia infantil. Ambos cargos fueron retirados más adelante.

Foto: Madrid desde la ISS. (ISS)

Este modus operandi fue utilizado reiteradamente: una vez se identificaba un sospechoso mediante el programa de inteligencia, agentes comenzaban a visitar una y otra vez los hogares de esas personas, incluso cuando no existía una orden judicial o evidencia alguna de un delito. Otro caso es el de Tammy Heilman, madre de otro objetivo del 'sheriff' y quien también acabó arrestada. Después de negarse a colaborar en septiembre de 2016 cuando un policía le indicó que creía —sin pruebas— que su hijo había comprado una bicicleta con dinero robado, el mismo agente la detuvo más adelante cuando conducía su vehículo, alegando que tanto ella como su hija de 7 años no llevaban el cinturón de seguridad (algo que ella niega). Fue procesada por resistencia a la autoridad, asalto y proporcionar información falsa a un agente.

La oficina del 'sheriff' asegura que utiliza la información del software para ayudar y reorientar a estudiantes locales, pero sus críticos señalan cómo el algoritmo discrimina a los niños de minorías raciales y con discapacidad.

Inteligencia Artificial Minority Report Hogares Tecnología