La ONU denuncia "el continuado derramamiento de sangre" en Myanmar
  1. Mundo
En las protestas prodemocracia

La ONU denuncia "el continuado derramamiento de sangre" en Myanmar

"La continuada brutalidad, incluido contra el personal médico y la destrucción de infraestructuras públicas, mina las posibilidades de paz y estabilidad", dice el comunicado

placeholder Foto: Protestas en Myanmar. (EFE)
Protestas en Myanmar. (EFE)

La enviada de Naciones Unidas para Myanmar, Christine Schraner, condenó este domingo los continuados ataques en el país contra los manifestantes prodemocracia y pidió a la junta militar birmana que atienda a los llamamientos de la comunidad internacional para abrir una vía de diálogo y se respeten los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Condenó "firmemente el continuado derramamiento de sangre en el país mientras los militares desafían los llamados internacionales, incluidos los del Consejo de Seguridad Nacional, pare ejercitar la contención, el diálogo y el respecto pleno de los derechos humanos y las libertades fundamentales", según un comunicado.

La representante de la ONU aseguró que ha escuchado personalmente testimonios "que rompen el corazón" sobre asesinatos, violencia contra manifestantes y torturas de prisioneros en las últimas horas.

Foto: Un niño rohingyá carga con un pequeño mientras cruzan la frontera en Teknaf, entre Myanmar y Bangladesh, el 1 de septiembre de 2017. (Reuters)

"La continuada brutalidad, incluido contra el personal médico y la destrucción de infraestructuras públicas, mina las posibilidades de paz y estabilidad", añade el comunicado.

Schraner pidió a la comunidad internacional que haga un frente común, especialmente los actores regionales, para apoyar al pueblo birmano y sus "aspiraciones democráticas".

Foto: Protesta contra el golpe de Estado en Rangún, la capital de Myanmar. (Foto: Reuters)

Este fin de semana, el llamado gobierno civil birmano, formado por cargos electos depuestos por la junta milita golpista, llamó a una "revolución" para restaurar la democracia y autorizó la defensa propia de los ciudadanos contra la represión sangrienta de las fuerzas del orden, que este domingo mataron al menos a otras seis personas en distintas protestas.

Según la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP) en Myanmar la represión tras el golpe de estado militar de febrero contra el gobierno democrático ha causado más de 80 muertos, pese a lo cual los manifestantes siguen saliendo a la calle para pedir la vuelta a la transición democráctica en el país.

Internacional Derechos humanos ONU
El redactor recomienda