'Rastreadores de covid': Las variantes van más rápido que las vacunas
  1. Mundo
se necesita un nuevo plan, más complejo

'Rastreadores de covid': Las variantes van más rápido que las vacunas

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Posiblemente, surgirán nuevas variantes, quizá más peligrosas, más esquivas a las vacunas ya aprobadas. Probablemente, harán falta inyecciones de refuerzo, una segunda generación de vacunas, o la combinación de las dos cosas. Seguramente, no veremos el fin de la pandemia en 2021. Creímos que sí en noviembre, cuando la ciencia alcanzó el milagro. Después contragolpeó la naturaleza, surgieron nuevas cepas. El descenso en los gráficos de estos días no garantiza una nueva subida antes de que llegue la primavera. No es prudente descartar nuevas restricciones. Hay que moverse. Europa, que no empezó con buen pie el proceso de vacunación, necesita un nuevo plan, más complejo, frente a un adversario mutante. Esto puede ir para largo.

Nueva cepa

“Nueva variante de covid con mutaciones potencialmente preocupantes en Reino Unido”. 'The Guardian'. “La variante, conocida como B1525, es objeto de investigación en la Universidad de Edimburgo, tras haberse detectado por secuenciación en 10 países. Entre ellos, Dinamarca, Estados Unidos y Australia. En Gran Bretaña, se han detectado 32 casos. Las primeras secuencias aparecieron en Reino Unido y Nigeria durante el mes de diciembre (...). La variante contiene una serie de mutaciones que preocupan mucho a los investigadores, incluida la mutación E484K en la proteína de pico, una proteína que se encuentra en el exterior del virus y juega un papel determinante para ayudar al virus a entrar en las células. La mutación E484K está presente en variantes que surgieron en Sudáfrica y Brasil y se cree que ayuda al virus a evadir los anticuerpos neutralizantes”.

Foto: Foto: EFE.

Van más rápido que las vacunas

“Las variantes del covid superan en Europa al lento proceso de vacunación”. 'Wall Street Journal'. Esto posiblemente “obligará a los gobiernos a extender e incluso endurecer las restricciones para evitar un nuevo aumento de infecciones antes de primavera (...) La escasez de vacunas en la Unión Europea conlleva que el continente ni siquiera ha comenzado la carrera contra las mutaciones del virus que, según muchos expertos, definirá la política sanitaria en los próximos meses y años. La mayoría de los países europeos están experimentando una disminución constante de las infecciones, pero la propagación de las variantes británica, sudafricana y brasileña se está acelerando, lo que significa que estos virus están ganando terreno rápidamente”.

Algunos datos sobre la variante británica: Dinamarca —país con mejor sistema de detección—, 27% de los casos nuevos; Francia, 13%; Portugal, 45%; Italia, 18%. En diciembre, esa variante estaba detrás de un tercio de los nuevos casos del Reino Unido, a día de hoy, está en el 96%. Variantes sudafricana y brasileña: Francia, entre el 4 y el 5%. Alemania, una estimación del 6%.

Foto: Foto: Reuters.

“La capacidad de las autoridades médicas para estimar la prevalencia de las nuevas mutaciones varía en toda Europa. Los distintos países utilizan diferentes métodos. Pero hay pocas dudas de que las nuevas cepas se están extendiendo rápidamente por todas partes”.

La eficacia de AstraZeneca

“La propagación de la variante sudafricana en el este de Francia provoca llamadas a suspender el lanzamiento de la vacuna AstraZeneca para los trabajadores de la salud”. 'Washington Post'.

“El empleo de esta vacuna comenzó a aplicarse en Francia el pasado 6 de febrero. Sin embargo, el principal asesor del Gobierno francés en el proceso de vacunación, ha sugerido que el personal sanitario de Moselle —una zona en la que se detectaron por primera vez las variantes brasileña y sudafricana y donde las cepas están particularmente extendidas— no debería recibir esa vacuna en concreto. De hecho, recomienda administrar cualquiera de las otras dos vacunas autorizadas, Moderna o Pfizer, como una 'medida de precaución' (...) El experto citó las investigaciones preliminares sobre la variante sudafricana que sostienen que la vacuna AstraZeneca brindaba una 'protección mínima' contra los casos leves y moderados. Todavía está abierta la posibilidad de que la vacuna pueda prevenir casos más graves, aunque el Gobierno sudafricano detuvo el lanzamiento de la vacuna en su país durante la semana pasada”.

Foto: Foto: Reuters

Hay que moverse

Europa prepara un plan de vacunación contra las variantes del covid”. Bloomberg. “La Unión Europea se comprometerá a acelerar la investigación, autorización, adquisición y distribución de vacunas capaces de combatir las variantes del coronavirus, mientras solicita a los Estados miembros más dinero para respaldar la campaña. La Comisión Europea quiere adaptar los contratos existentes y lograr nuevos acuerdos con las compañías farmacéuticas con el objetivo de asegurar inyecciones que protejan frente a las nuevas cepas, según un borrador de la estrategia visto por Bloomberg. Los contratos incluirán salvaguardas para evitar errores como los que se han producido (...) Entre las propuestas, la Comisión contempla un nuevo programa de preparación para la biodefensa que cubrirá cinco frentes:

1/ Detección rápida de variantes.

2/ Rápida adaptación de las vacunas.

3/ Creación de una red europea de ensayos clínicos.

4/ Aprobación acelerada de vacunas actualizadas, así como de infraestructuras.

5/ Permitir la ampliación de la producción de vacunas nuevas, adaptadas o existentes”.

Foto: Foto: Reuters.

¿Por qué hay que moverse?

Cuando las vacunas se encuentran frente a las nuevas variantes del covid”. 'The Economist'. “La rapidez con que se pueden propagar las distintas variantes, la eficacia de las vacunas frente a las cepas y la velocidad con que las nuevas vacunas sintonicen contra estas variantes y las que vendrán determinarán el curso de la pandemia (...) Las vacunas que hacen poco más que debilitar los síntomas harán relativamente poco para detener la propagación del virus (...) Los epidemiólogos esperan con gran expectación los datos que reflejarán hasta qué punto reducen las vacunas la infecciosidad. Los datos de Israel (Pfizer) sugieren que la carga viral en individuos infectados es menor si han sido vacunados. Los ensayos clínicos de AstraZeneca sugieren que es probable que reduzca la transmisión del virus. Pero saber cuánto con precisión llevará meses (...) Y luego está la complicación adicional de las variantes (...) Algunos fabricantes están desarrollando inyecciones de refuerzo diseñadas para ayudar frente a las nuevas cepas a quienes se han vacunado previamente. Otros están desarrollando vacunas destinadas a combatir de inmediato las nuevas cepas (...) Son las vacunas multivalentes (...) Se necesitará suerte, diligencia y trabajo duro. Pero la magia que comenzó a principios de este año [con la llegada de las vacunas] puede tener que durar muchos años más”.

Posiblemente, surgirán nuevas variantes, quizá más peligrosas, más esquivas a las vacunas ya aprobadas. Probablemente, harán falta inyecciones de refuerzo, una segunda generación de vacunas, o la combinación de las dos cosas. Seguramente, no veremos el fin de la pandemia en 2021. Creímos que sí en noviembre, cuando la ciencia alcanzó el milagro. Después contragolpeó la naturaleza, surgieron nuevas cepas. El descenso en los gráficos de estos días no garantiza una nueva subida antes de que llegue la primavera. No es prudente descartar nuevas restricciones. Hay que moverse. Europa, que no empezó con buen pie el proceso de vacunación, necesita un nuevo plan, más complejo, frente a un adversario mutante. Esto puede ir para largo.

Coronavirus
El redactor recomienda