'Rastreadores de covid': La contundencia contra el virus es lo mejor para la economía
  1. Mundo
china lo supo ver desde el principio

'Rastreadores de covid': La contundencia contra el virus es lo mejor para la economía

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

placeholder Foto: Imagen: Irene de Pablo.
Imagen: Irene de Pablo.

¿Recuerdan aquello de que hay que elegir entre la salud y la economía? Tres olas víricas han hecho falta para quebrar el falso dilema en las naciones avanzadas. La primera fue Suecia, forzada a enmendar su estrategia en otoño por el asedio de la enfermedad. 2021 ha provocado un giro de 180 grados en el Reino Unido: el compromiso con la contundencia es claro —no está prevista la suavización hasta marzo— y el esfuerzo por vacunar a la mayor cantidad de gente posible en el menor tiempo posible se vincula a la salida de la recesión. En Estados Unidos, Biden deja impreso un compromiso con la aceleración de las vacunas inimaginable en tiempos de su antecesor. 100 en 100. Alemania, locomotora europea, sigue manteniendo el rumbo, porque no ha dejado de escuchar a los científicos. El sector privado, concretamente un sector clave para España, tiene miedo a que la contundencia y las vacunaciones no sean suficientes. ¿Quién lo supo ver desde el principio? China. La agresividad de entonces se refleja ahora en sus números.

China

Quedan incertidumbres y puede haber algún punto débil (como la demanda interna). Pero las cifras son las que son en el país que desplegó desde la primera ola la mayor agresividad del mundo frente a la crisis sanitaria. “La economía china se expande a un ritmo más rápido que antes del coronavirus. El PIB aumenta en un 6,5% en el cuarto trimestre mientras las otras grandes economía luchan para recuperarse de la pandemia”. 'Financial Times'.

Foto: Trabajadores en una fábrica de Shanghái. (Reuters)

El crecimiento interanual “ha superado las expectativas (...) la economía china se expandió en un 2,3% en 2020 (...) que disminuyó a principios del año pasado por primera vez en más de cuatro décadas después de que las autoridades impusiesen un confinamiento extenso para detener el brote inicial de la pandemia (...). Las cifras del PIB se publicaron después de que China registrase su superávit comercial más alto en diciembre, alimentado por tres meses consecutivos de las exportaciones con doble dígito. Las exportaciones, impulsadas por la demanda en equipamiento médico y productos relacionados con los bloqueos, aumentaron en un 18% en relación con el mismo periodo del año anterior”.

Estados Unidos

La manera en que Trump afrontó la crisis sanitaria ha perjudicado la economía norteamericana. Biden parece decidido a entrar con fuerza. Ha expresado un compromiso rotundo y que refleja ambición política: vacunar a 100 millones de personas antes de que pasen 100 días desde su entrada en el Gobierno. ¿Se puede alcanzar esa meta? Nos lo cuenta 'Politico'…

Foto: Ilustración: Laura Martín.

“Biden ha subrayado que su Administración 'removerá cielo y tierra para alcanzar ese objetivo' (...) Fauci, que pronto será asesor médico en jefe, sostiene que 'la viabilidad de la meta es absolutamente clara, no hay duda de que se puede hacer' y apunta que no solo será necesario garantizar el suministro de vacunas, sino también tener suficiente personal para administrar las inyecciones en todo el país. Agregó, además, que Biden se ha comprometido a emplear la Ley de Producción de Defensa (DPA) para eliminar cualquier cuello de botella que pueda darse en la operación”.

Un ejemplo de lo que puede hacerse con la DPA, según Klain, coordinador de la respuesta al ébola bajo el Gobierno de Obama durante 2014-15: "Aumentar la producción de un tipo especial de jeringuilla que permitiría obtener seis dosis de los viales en lugar de cinco y aumentar el suministro en un 20%".

UK

El Reino Unido no ha destacado precisamente por una buena gestión en las dos primeras olas de la pandemia. Sin embargo, está vacunando a pleno rendimiento. En unas semanas, lo hará 24 horas al día, siete días a la semana. La apuesta es clara: combinación de restricciones y vacunación al mayor ritmo posible. Puede que esta vez les salga bien.

Foto: Un anuncio del National Health Service (NHS) pide a los ciudadanos británicos que se queden en casa. (Foto: EFE)

“El primer ministro dice a los empresarios que la mejor salida para sacar al Reino Unido de la recesión está en la vacuna”. 'The Guardian'.

Encuentro de Johnson y otros representantes del Gobierno con los ejecutivos de las 30 principales compañías. Objetivo: mostrar el compromiso del Gobierno para impulsar la economía lo antes posible. Mensaje: la distribución eficaz de las vacunas es la política económica más importante, ayudará a construir la plataforma de una fuerte recuperación en la segunda mitad del año, no esperen a corto plazo una retirada súbita de las restricciones.

Alemania

En Alemania, sostienen que las restricciones son dolorosas a corto plazo, se refuerzan los sectores más afectados y se comparte que la contundencia es el mejor camino ético y económico para el conjunto del país. Hoy, han decidido prolongar —hasta el 15 de febrero como mínimo— un confinamiento bastante duro aunque menos severo que el de marzo. Las recomendaciones de los científicos sí que están siendo escuchadas: “Los expertos recomiendan a los dirigentes un confinamiento duro”. 'Der Spiegel'.

Foto: Gente paseando por una zona comercial de Berlín, Alemania. (Reuters)

Los expertos se reunieron con la canciller y los presidentes de los gobiernos territoriales en la víspera de que la decisión política fuese acordada. Su impresión: “Lo ocurrido en Gran Bretaña tiene que ser una advertencia para Alemania (...) Es como si el virus se hubiese puesto un cohete”.

Su recomendación: “Para reducir el número de infecciones rápidamente, es necesario un confinamiento fuerte. Debe incluir el cierre de escuelas y la obligación del teletrabajo. La vacunación debe acelerarse. La investigación, la capacidad de secuenciación del virus (para detectar las variantes), debe ampliarse rápidamente”.

Turismo

Centrémonos, finalmente, en un sector absolutamente estratégico para nuestro país: el turismo. La campaña turística del verano y su relación con el proceso de vacunación y la contención del covid. “Las aerolíneas europeas se preparan para turbulencias mientras se desvanecen las esperanzas puestas en el verano”. Bloomberg.

Foto: La variante británica del covid ha puesto en jaque la economía.

“Las aerolíneas han estado esperando durante meses una avalancha de vacunaciones a principios de 2021 que pueda rescatar su industria. Las compañías, que necesitan una temporada veraniega excelente para poder restaurar ingresos y reconstruir balances, empiezan a temer que la recuperación llegue demasiado tarde para ese periodo vital en los viajes (...). Las nuevas cepas virales de rápida propagación están llevando a la gente a aparcar sus planes de vacaciones en el que tendría que ser el periodo central de reservas (...) Incluso con la vacunación en marcha, las reservas anticipadas están siendo menores ahora que a finales de 2020, según la IATA. Es una mala noticia para los operadores más débiles (...) Aunque la preocupación más amplia es que otro verano en blanco pueda afectar hasta a las compañías más saludables”.

Declaraciones de un analista de Oddo BHF: “La tasa de vacunación tendría que alcanzar el 40 o el 60% para que los viajes puedan regresar a niveles normales. Estamos muy lejos de eso. La opción de que el tráfico se reanude este verano es pequeña”.

¿Recuerdan aquello de que hay que elegir entre la salud y la economía? Tres olas víricas han hecho falta para quebrar el falso dilema en las naciones avanzadas. La primera fue Suecia, forzada a enmendar su estrategia en otoño por el asedio de la enfermedad. 2021 ha provocado un giro de 180 grados en el Reino Unido: el compromiso con la contundencia es claro —no está prevista la suavización hasta marzo— y el esfuerzo por vacunar a la mayor cantidad de gente posible en el menor tiempo posible se vincula a la salida de la recesión. En Estados Unidos, Biden deja impreso un compromiso con la aceleración de las vacunas inimaginable en tiempos de su antecesor. 100 en 100. Alemania, locomotora europea, sigue manteniendo el rumbo, porque no ha dejado de escuchar a los científicos. El sector privado, concretamente un sector clave para España, tiene miedo a que la contundencia y las vacunaciones no sean suficientes. ¿Quién lo supo ver desde el principio? China. La agresividad de entonces se refleja ahora en sus números.

Coronavirus Economía Pandemia
El redactor recomienda