El ladrón del atril, militares retirados... Más de 120 detenciones tras el asalto al Capitolio
  1. Mundo
Detenciones del FBI

El ladrón del atril, militares retirados... Más de 120 detenciones tras el asalto al Capitolio

Oficiales retirados de las fuerzas aéreas, el hombre que se llevaba con una sonrisa el atril de la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, el chamán de Q...

placeholder Foto: Una imagen del FBI con los sospechosos (EFE)
Una imagen del FBI con los sospechosos (EFE)

Oficiales retirados de las fuerzas aéreas, el hombre que se llevaba con una sonrisa el atril de la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, un hombre que condujo una 'pick-up' cargada de armas y napalm, el chamán de Q; en Texas, Alabama, Arkansas Arizona o Florida. El FBI y otras agencias del orden de EEUU han empezado a detener, dispersados por todo el país, a los que asaltaron el Capitolio el pasado miércoles, muchos de los cuales se grabaron en redes sociales sin mascarilla para compartir 'la hazaña' o incluso llegaron a intentar poner a la venta los artículos que habían robado en el edificio del Congreso.

Por el momento, según un recuento de la agencia AP, más de 120 personas han sido detenidas, identificadas y se enfrentan a diversos cargos criminales relacionados con el asalto. Al menos 90 han sido arrestados por cargos desde faltas por violar el toque de queda a delitos relacionados con agresión a oficiales de policía, posesión ilegal de armas y amenazas de muerte contra Pelosi. Según 'USA Today', al menos 25 personas están siendo investigadas por terrorismo doméstico, entre los que estarían algunos militares (en activo o reservistas).

Foto: Donald Trump en una pantalla del mitin contra la certificación del resultado electoral.

Según los registros obtenidos por la agencia AP, entre los detenidos habría miembros del Partido Republicano, donantes de la campaña de Trump, miembros (en activo o retirados) de alguno de los Ejércitos, ultraderechistas y supremacistas blancos, afines a la conspiración QAnon... Muchos de ellos en posesión de armas. El perfil de los asaltantes ya acusados de distintos cargos por las policías locales o el FBI refuta las acusaciones de una presunta participación de miembros de Antifa o Black Lives Matter. Steven D'Antuono, subgerente de la oficina del FBI en Washington ha afirmado que los investigadores no han encontrado "ninguna indicación" de que activistas 'antifa' estuvieran presentes en el asalto haciéndose pasar por partidarios de Trump.

De momento, estos son algunos de los perfiles que han transcendido públicamente.

Las imágenes de un hombre ataviado con una piel y cuernos, con la cara pintada con la bandera estadounidense y el pecho desnudo corrieron como la pólvora en redes sociales. El hombre fue pronto identificado como Jacob Anthony Chansley (Jake Angeli), el 'chamán de Q'. El pasado 9 de enero fue detenido y acusado de entrar violentamente en un edificio restringido y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio, según se detalla en un comunicado del Departamento de Justicia.

"Solo porque os hayáis ido de Washington DC no creáis que el FBI no va a llamar a vuestra puerta"

Junto al chamán de Q fue detenido también el hombre que robó el atril de Pelosi de la Cámara de Representantes, Adam Johnson (36 años, de Florida). "Solo porque os hayáis ido de Washington D. C. no creáis que no vamos a llamar a vuestra puerta si descubrimos que fuisteis parte de la actividad criminal en el Capitolio", ha declarado D'Antuono, del FBI, agencia que está realizando la mayoría de los arrestos, al tratarse de crímenes federales o que cruzan fronteras entre estados.

Este mismo domingo, el FBI arrestó a dos hombres que fueron fotografiados en la Cámara del Senado vestidos con atuendo de estilo militar y sujetando decenas de bridas de plástico. Uno de los hombres, cuya imagen saltando una vaya en el Senado cargando las bridas y la cara oculta tras una braga oscura y gorra fue minuciosamente examinada por activistas para intentar identificarlo, fue finalmente detenido en Nashville. Se trataba de Eric Gavelek Munchel (30), que viajó con su madre de casi 60 años hasta el Capitolio y que, en una entrevista el mismo día del asalto con el diario 'The Times', se comparó con los padres fundadores. En la misma entrevista admite que robaron algunos documentos del Gobierno.

Este mismo domingo también fue detenido en Texas Larry Rendall Brock, teniente coronel retirado de la Air Force y veterano en combate. Brock fue grabado vestido con un casco de combate, chaleco antibalas y equipo táctico, cargando además las bridas de plástico, en el propio hemiciclo del senado y en la oficina de Nancy Pelosi.

Ha habido más detenidos entre los que arrasaron con el despacho de Pelosi. Es especialmente memorable el caso de Richard Barnett, un hombre de 60 años de Arkansas que protagonizó una fotografía viral en la que aparece colocando los pies sobre la mesa del despacho de Pelosi. Barnett no solo se fotografió con la cara descubierta, sino que además dio varias entrevistas a medios de comunicación e intentó poner a la venta varias de las cartas que robó en el despacho de la congresista. El FBI lo arrestó la mañana del viernes en Little Rock y se enfrenta a cargos de entrada violenta a un edificio restringido y robo de propiedad pública.

También ha sido detenido y encausado Derrick Evans, el hombre que se grabó a sí mismo —en directo en Facebook Live— gritando en un vídeo: "¡Estamos dentro, estamos dentro! ¡Derrick Evans está en el Capitolio!", "Vamos, vamos, abre la puerta", y que ha resultado ser un miembro del Partido Republicano y recientemente elegido como diputado local en el legislativo de Virginia Occidental. Tras el escándalo, Evans ha dimitido.

Otro de los identificados ha sido Lonnie Leroy Coffman, un hombre de 70 años de Alabama que asistió a la manifestación trumpista: "Salvemos EEUU" en una 'pick-up' cargada de un rifle de asalto M4 con multitud de recargas preparadas, tres pistolas de mano y 11 jarras llenas de napalm casero.

Aunque todavía no ha resultado en ninguna detención, el FBI ha comenzado también una investigación criminal por la muerte de Brian D. Sicknick, el agente de policía del Capitolio que murió tras el ataque, cuando fue herido con un extintor en la cabeza, según AP. Entre los partidarios de Trump se produjeron cuatro muertes, una mujer herida de bala en el cuello y otras tres personas que murieron por emergencias médicas.

FBI Estados Unidos (EEUU)