'Rastreadores de covid': ¿Vuelven a cerrarse los centros educativos?
  1. Mundo
ante el avance de la pandemia

'Rastreadores de covid': ¿Vuelven a cerrarse los centros educativos?

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

placeholder Foto: Imagen: Pablo López Learte.
Imagen: Pablo López Learte.

Tras un inicio del curso en el que profesores, alumnos y padres cruzamos los dedos —deseando que no volviese a pasar lo que sufrimos en la primera ola, argumentando que las escuelas tendrían que ser lo último en cerrarse— pudo llegar la comunidad educativa a Navidad manteniendo las puertas abiertas. Un alivio. Sin embargo, a lo largo de las últimas semanas, las noticias que apuntan en el sentido contrario han venido sucediéndose en las naciones que con más vigor defienden la presencialidad del alumnado. Ni siquiera en Francia la apertura parece garantizada. La secuencia nos deja con la impresión de que mal, muy mal tienen que ver el horizonte esos gobiernos cuando se sienten forzados a tomar una medida como cerrar los centros educativos de nuevo.

Alemania

Primera vez que se me encendió la alarma. Alemania en diciembre, uno de los países que habían apostado más fuerte por un comienzo del curso escolar normalizado, adelantaba las vacaciones escolares navideñas. A primeros de esta semana, se reunieron los máximos responsables de educación de todos los estados. Nos lo cuenta el 'Frankfurter Allgemeine'. “Los responsables de educación recomiendan un plan paso a paso”.

Foto: La canciller alemana, Angela Merkel

"Muchos niños en edad escolar tendrán que prepararse probablemente para el aprendizaje a distancia (...) Las medidas decididas en diciembre tendrán que continuar. La reanudación podría ser posible por etapas si la situación en los territorios lo permite. Primera etapa: los alumnos de entre primer y sexto grado podrían volver y los demás seguir a distancia. Segunda etapa: reducir a la mitad las clases y posibilitar lecciones alternas para los mayores. Las lecciones en el aula para todos solo serían posibles en la etapa tercera".

La decisión no está cerrada todavía, pero el escepticismo ante la posibilidad de reapertura de las aulas prevista para el 11 de enero parece muy extendido.

La variante y la reapertura del debate

Segunda alarma: la variante británica. “Efectivamente, la variante del coronavirus es más transmisible, según un nuevo estudio. Los investigadores avisan de que la variante británica es tan contagiosa que pueden ser necesarias nuevas medidas de control, incluyendo el cierre de escuelas y universidades”, explica 'The New York Times'.

placeholder Niños en un autobús escolar en Nueva York. (Reuters)
Niños en un autobús escolar en Nueva York. (Reuters)

Hoy, seis días más tarde, la misma publicación señala: “Se reaviva la polémica por el cierre de las escuelas en NYC. El sindicato de maestros quiere que las escuelas vuelvan a cerrar si los contagios siguen aumentando, la alcaldía tiene la voluntad de mantenerlas abiertas”. Nueva York es el lugar de los Estados Unidos que más ha defendido la necesidad de mantener la oferta de educación presencial.

Cierre súbito en Reino Unido

La gestión de la pandemia británica está siendo desastrosa. Los números de noviembre y diciembre ya auguraban lo peor. Y, a pesar de todo, ha sido sorprendente para todo el mundo el cierre de las escuelas que se ha anunciado esta misma semana. El comienzo de curso en Reino Unido arrancó con la intención de mantener la presencialidad tanto como fuese posible.

Foto: Una solitaria corredora, cerca de la City de Londres. (EFE)

6 de enero en 'The Guardian'. Declaraciones de Boris Johnson en el Parlamento: “Las escuelas han sido, como prometí, lo último que se ha cerrado. Prometo que cuando comencemos a salir del confinamiento, será lo primero que pueda abrirse (...) Ese momento podría llegar después del semestre de febrero. Pero debemos ser extremadamente cautelosos, sobre todo, con el calendario que tenemos por delante (...) Es ineludible que los hechos están cambiando y que debemos cambiar nuestra respuesta. No tenemos otra opción (...) Los datos mostraron que nuestros esfuerzos para contener la propagación de la nueva variante no serían suficientes si las escuelas continuasen funcionando como un vector potencial para propagar el virus en los hogares”.

Israel aprieta

Bloomberg recoge que "Israel endurecerá las restricciones en un intento por revertir el fuerte aumento de las infecciones que está ocurriendo a medida que disminuyen los suministros de vacuna". El Gobierno ha decidido cerrar todas las escuelas y negocios no esenciales durante dos semanas a partir de la medianoche del jueves.

Israel es el país del mundo que más porcentaje de población lleva vacunado. Fue uno de los más eficaces en contener la primera ola. Y fue, también, uno de los primeros en aplicar el confinamiento a la vuelta del verano. Su enfoque frente al covid puede contarse entre los más contundentes de Occidente.

Francia: "Semana de prueba"

Luz en ámbar. Francia. “El regreso a la escuela, una 'semana de prueba' para la educación nacional. 12,4 millones de estudiantes volvieron a la escuela el lunes sin cambios, en este momento, en los protocolos de salud de los centros educativos”. 'Le Monde'. Quizás el país de Europa que con más fervor viene defendiendo la apertura de las escuelas.

"Francia asume, con España, Portugal y Suiza, una posición singular, mientras muchos países vecinos, desde el Reino Unido a Grecia pasando por Alemania, han tomado la delantera. Sin embargo, (...) varias incógnitas rodean la vuelta a las aulas".

La respuesta llegará “dentro de 10 días”, susurran las enfermeras escolares, prediciendo una “semana de prueba”. Se esperan nuevos datos el viernes.

Declaraciones del director general de Salud francés: “Las dos variantes de covid-19 identificadas en Reino Unido y Sudáfrica afectan más a los jóvenes. Debemos estar muy atentos al entorno escolar y universitario”.

Tras un inicio del curso en el que profesores, alumnos y padres cruzamos los dedos —deseando que no volviese a pasar lo que sufrimos en la primera ola, argumentando que las escuelas tendrían que ser lo último en cerrarse— pudo llegar la comunidad educativa a Navidad manteniendo las puertas abiertas. Un alivio. Sin embargo, a lo largo de las últimas semanas, las noticias que apuntan en el sentido contrario han venido sucediéndose en las naciones que con más vigor defienden la presencialidad del alumnado. Ni siquiera en Francia la apertura parece garantizada. La secuencia nos deja con la impresión de que mal, muy mal tienen que ver el horizonte esos gobiernos cuando se sienten forzados a tomar una medida como cerrar los centros educativos de nuevo.

Reino Unido Pandemia Padres Alumnos
El redactor recomienda