Boris Johnson decreta un nuevo confinamiento total en Inglaterra
  1. Mundo
Prácticamente todo UK, confinado

Boris Johnson decreta un nuevo confinamiento total en Inglaterra

El día en que Reino Unido ha batido récord de nuevos contagios, Johnson ha anunciado el tercer confinamiento para Inglaterra. Escocia había anunciado medidas similares

placeholder Foto: El primer ministro británico, Boris Johnson. (Reuters)
El primer ministro británico, Boris Johnson. (Reuters)

Reino Unido vuelve al confinamiento total. El día en que el país ha registrado récord histórico de infecciones diarias de covid-19, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado un nuevo confinamiento para toda Inglaterra que comenzará la medianoche del lunes. Pocas horas antes, la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, había ordenado medidas similares para Escocia. Irlanda del Norte ha programado una reunión del Ejecutivo para discutir si aplica restricciones similares en la región.

Este lunes, Reino Unido sumó 58.784 nuevos contagios por covid-19 en las últimas 24 horas, un nuevo récord de infecciones diarias, según datos del Ministerio británico de Sanidad. Ante estas cifras alarmantes de contagios diarios, Johnson finalmente ha anunciado las nuevas medidas restrictivas, que incluyen el cierre de los colegios y de los comercios no esenciales.

Boris Johnson anuncia que Inglaterra vuelve a un confinamiento total como el de marzo

Las próximas semanas serán "las más difíciles", pero el país "está entrando en la última fase de la lucha" contra el coronavirus, se ha dirigido Johnson a los británicos en un discurso televisado. El 'premier' ha achacado el preocupante aumento de los casos a la nueva variante del covid-19, descubierta en Reino Unido. "Tenemos una nueva variante del virus y es al mismo tiempo frustrante y alarmante ver la velocidad a la que esta variante se está expandiendo", ha lamentado.

Foto: Viandantes pasan junto a un anuncio del Gobierno británico sobre el coronavirus. (EFE)

Las medidas anunciadas para Inglaterra implican que los ciudadanos deberán permanecer en sus casas excepto por una reducida lista de motivos. Todos los comercios no esenciales deberán permanecer cerrados y los restaurantes solo podrán ofrecer comida para llevar. Además, se cerrarán las escuelas, excepto para los hijos de los trabajadores esenciales. Las universidades se mantendrán cerradas hasta al menos mediados de febrero.

"Mientras os estoy hablando, nuestros hospitales están aún bajo más presión por el covid que en ningún otro momento desde el inicio de la pandemia", ha insistido el 'premier'. Estas declaraciones van en la línea de las de las autoridades sanitarias británicas, que este lunes han advertido de que "hay un riesgo material de que el Servicio Nacional de Salud se vea sobrepasado en los próximos 21 días". Según Johnson, el número de hospitalizados actualmente por covid-19 es "un 40% más alto que en el pico de la primera ola" en abril.

Cierre total en Escocia

Pocas horas antes de la comparecencia de Johnson, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, anunció la imposición de un nuevo confinamiento a partir de la medianoche del lunes con el objetivo de contener la rápida propagación del covid-19 en la región en esta nueva ola, con cerca de 2.000 contagios diarios.

Inglaterra vuelve al confinamiento duro

El nuevo decreto aprobado por el Gobierno regional, similar al aplicado durante la primera ola del virus en marzo del año pasado, ordena a los ciudadanos escoceses permanecer en sus hogares durante todo el mes de enero.

El paquete de medidas excepcionales únicamente contempla una pequeña lista de actividades esenciales —como la compra de bienes básicos, el ejercicio al aire libre o el cuidado de familiares— como motivo válido de abandonar el domicilio. Salvo por estas excepciones, el confinamiento es prácticamente total: los colegios y guarderías permanecerán cerrados, los lugares de culto serán clausurados, los funerales dejarán de celebrarse y las reuniones en la calle se verán limitadas a dos personas no convivientes.

Foto: El primer ministro Boris Johnson observa una de las dosis. (Reuters)

En su declaración ante el Parlamento escocés, Sturgeon ha señalado la nueva variante del virus extendida por Reino Unido como principal motivo para el endurecimiento de las restricciones. "Estoy más preocupada sobre la situación que enfrentamos ahora de lo que lo había estado en cualquier momento desde marzo del año pasado", ha afirmado, añadiendo que, de no tomarse medidas severas, la tendencia al alza de los contagios amenaza con colapsar el sistema hospitalario de la nación en cuestión de tres o cuatro semanas. La variante británica del coronavirus, de acuerdo con la mandataria, es responsable de casi la mitad de los nuevos contagios en Escocia. "Sé que las siguientes semanas serán increíblemente difíciles. Lamento tener que pedir nuevos sacrificios tras nueve largos meses, pero tales sacrificios son necesarios", ha agregado.

Lamento tener que pedir nuevos sacrificios tras nueve largos meses, pero son necesarios

Aunque el Gobierno escocés se ha comprometido a acelerar el proceso de distribución de las vacunas —más de 100.000 personas han recibido la primera dosis de la vacuna en el territorio, con una previsión de 900.000 vacunados para el final de enero—, Sturgeon ha señalado que los esfuerzos serán en vano si no se ralentiza la expansión del virus. Escocia ha reportado este lunes 1.905 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Escocia Reino Unido Coronavirus
El redactor recomienda