Los antiguos vecinos de Trump no le quieren de vuelta en Mar-a-Lago
  1. Mundo
QUIERE SALTARSE LAS NORMAS QUE ÉL FIJÓ

Los antiguos vecinos de Trump no le quieren de vuelta en Mar-a-Lago

El presidente de los Estados Unidos no es bienvenido en la "joya de Palm Beach", su club privado

placeholder Foto: Donald y Melania Trump celebraron las navidades el año pasado en Mar-a-Lago. (Reuters)
Donald y Melania Trump celebraron las navidades el año pasado en Mar-a-Lago. (Reuters)

Mar-a-Lago, ubicado en Palm Beach, Florida, es un lujoso complejo con playa privada, campo de golf, spa, siete pistas de tenis, varios restaurantes, boutiques… Es propiedad de Donald Trump desde 1985, pero, conducido por problemas económicos, decidió transformarlo en un club en 1995.

Entre sus exclusivas normas aparece que ningún miembro del club puede pasar más de 21 días anuales en las suites para huéspedes y no pueden permanecer allí más de siete días consecutivos. Una normativa que choca contra el plan de Donald Trump de convertirlo en su vivienda habitual tras su salida de la Casa Blanca.

La zona privada de Trump cuenta con más de 185 metros cuadrados. Durante su presidencia, los otros 499 socios del club han tenido que soportar los inconvenientes del servicio secreto. El presiente llegó a bautizar el lugar como "la Casa Blanca de invierno" y llegó a estar al menos en 30 ocasiones, más de 130 días en total.

El circo de Trump

"Ha sido un circo allí durante cuatro años y están hartos de ello", ha asegurado un propietario de Palm Beach a la CNN. Trump construyó un helipuerto aunque estaba prohibido, pero se lo permitieron por motivos de seguridad. Además, se saltó toda la normativa colocando un gran mástil de más de 24 metros de altura para una inmensa bandera. Sus estancias fueron también mucho más largas de lo acordado.

Trump litigó con los otros socios por una inmensa bandera

El representante legal de los vecinos de Mar-a-Lago, Reginald Stambaugh, ha pedido mediante una carta que la alcaldía notifique a Trump que no puede usar las instalaciones como residencia habitual. Con este documento pretenden evitar "la situación incómoda" que podría vivir el expresidente si se muda al club y luego tiene que volver a mudarse.

La carta termina con una recomendación al presidente: "En Palm Beach hay muchas propiedades encantadoras que están a la venta, y estamos seguros de que el presidente Trump encontrará una que satisfaga sus necesidades".

Melania Trump Gobierno de Donald Trump Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda