'Rastreadores de covid': La pandemia provoca un cambio estructural en los mercados
  1. Mundo
fiebre del oro digital

'Rastreadores de covid': La pandemia provoca un cambio estructural en los mercados

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

placeholder Foto: Imagen: Pablo López Learte.
Imagen: Pablo López Learte.

Cuesta procesar esta distancia entre la economía de asfalto y la del parqué. La pandemia está agrandando la distancia entre lo material y lo inmaterial. ¿Por qué? En parte, porque la ayuda pública no termina de filtrarse hacia las pequeñas y medianas empresas. Pero también porque se ha generado un cambio estructural. La dimensión de la crisis supone una amenaza seria para los valores tradicionales. Al mismo tiempo, las restricciones han acelerado la digitalización de todos los sectores y consumidores. Tanto en Estados Unidos como en Europa, la aparición del covid llevó muy rápido el dinero hacia la tecnología y la biotecnología. Fiebre del oro. ¿Es puntual? Los más entusiastas no ven peligro de burbuja y apuestan por más supremacía de la tecnología en los mercados. Pero quienes están un poco más pendientes del asfalto ven nubarrones para 2021. ¿Dónde? En el crédito.

No llega

“Más de la mitad de los fondos de emergencia para pequeñas y medianas empresas se destinó a compañías más grandes, según muestran los datos nuevos”. 'Washington Post'. "Según datos del Programa de Protección de Cheques de Pago del Gobierno, unas 600 empresas, en su mayoría grandes, incluidas docenas de cadenas nacionales, recibieron la cantidad máxima permitida por el programa —10 millones— (...) Solo el 28% de la ayuda se distribuyó en cantidades inferiores a 150.000 dólares (...). Declaraciones de la directora de la organización sin amino de lucro Project on Government Oversight: 'Los números reflejan que este programa benefició principalmente a quienes tenían buena banca y buenos abogados a expensas de las pequeñas empresas a las que se suponía iba a ayudar el fondo".

Foto: Pedro Sánchez durante la última cumbre europea. (EFE)

Corrimiento del dinero

Tal y como puede comprobarse en el 'Wall Street Journal', desde el minuto uno de la pandemia hubo un corrimiento del dinero en los mercados hacia dos sectores: biotecnología y tecnología.

“Desde el inicio de la pandemia, las empresas de biotecnología captaron el interés de los inversores. Muchas de ellas se dispararon cuando el mercado en general empezó a desplomarse en febrero y han seguido creciendo a medida que aumentaban las señales del progreso de la vacuna. A lo largo de este año, las acciones de Novamax han subido algo más de un 3.000%, y las de Moderna un 702%, frente al 13% del S&P (...) Se estima que los desarrolladores de vacunas que cotizan en bolsa han ganado 188.000 millones en valor de mercado desde enero (...) Las preocupaciones sobre el panorama financiero del futuro no han detenido todavía la avalancha de fondos globales centrados en la biotecnología”.

Foto: EC.

Mientras tanto, el índice compuesto Nasdaq (+39% en 2020), hogar de muchas de las tecnológicas más importantes de los Estados Unidos, supera a sus pares en el parqué S&P 500 (+13% en 2020) y Dow Jones (+4,6%).

El sonido de la burbuja

Incómodos recuerdos en Wall Street de la fiebre en torno a las 'puntocom' de los años noventa”. 'Financial Times'. “Los inversores advierten de que la carrera hacia las IPO —oferta pública inicial— tiene ecos de la exuberancia que cautivó a los mercados a finales de la década de los noventa”. ¿Qué ha despertado esos recuerdos? La oferta pública inicial de AirBnb y algunas otras IPO de compañías como DoorDash o Snowflake. Declaraciones de un director de Inversiones: “Todos los que hemos estado en los mercados durante el tiempo suficiente sabemos que no puede terminar bien”.

Foto: EC.

Goldman Sachs estima que todavía quedan empresas por debutar, dentro de las cuales hay 70 que valen más de 5.000 millones. “El superciclo continuará. El impacto de las empresas tecnológicas nunca ha sido mayor. El covid ha acelerado algunos negocios, pero también ha probado en el territorio del fuego real a algunos que han emergido más fuertes”.

También en Europa

Los mercados del Viejo Continente reflejan la misma inercia del parqué neoyorquino, tal y como puede leerse en Bloomberg: más tecnología y más carrera hacia las IPO.

Los mejores gestores de fondos europeos apuestan por la supremacía tecnológica en 2021. Los inversores con mejores resultados no se inmutan por ahora. La pandemia desencadenó un cambio estructural que está acelerando el cambio hacia las empresas digitales, mientras muchas empresas tendrán dificultades para volver a los niveles de crecimiento de 2019 (...) El problema que se interpone en el camino de algunos de los sectores con mayor valor, como la energía y los bancos, está en que ellos tienen serios vientos en contra —como el precio del petróleo o las bajas tasas de interés— que no tendrán cura fácil con la recuperación económica. ¿Qué está impulsando el 'boom' en los mercados europeos? Las ventas de nuevas acciones han alcanzo el máximo de la década. Es probable que las IPO representen una porción más grande en el pastel de ofertas durante 2021”.

Foto: EC.

Nubarrones en el crédito

“La economista jefa del Banco Mundial dice que se acerca una crisis del crédito”. 'The Economist'. “El periodo previo a la crisis crediticia de 2021 no se ajusta al patrón histórico de auge y caída. No se basa en haber experimentado una expansión económica o una burbuja de precios de activos. Los hilos comunes de la crisis de balances y la consiguiente contracción del crédito están en las magnitudes históricas y en la probable persistente caída de la actividad económica (...). El alto apalancamiento anterior a la pandemia amplificará los problemas del sector financiero. Las economías más grandes del mundo están muy endeudadas (...) En los primeros seis meses de la pandemia, S&P había rebajado la perspectiva de casi el 60% de las empresas latinoamericanas que califica, en el resto del mundo, entre el 35 y el 40% (...). Incluso con una pronta resolución de la pandemia, se ha infligido un daño significativo a la economía mundial y a los balances de las instituciones financieras (...) En 2021, los periodos de gracia tendrán que llegar a su fin y resultará evidente que el problema al que se enfrentan innumerables empresas y hogares es la insolvencia, no la falta de liquidez”.

Foto: (iStock)

Cuesta procesar esta distancia entre la economía de asfalto y la del parqué. La pandemia está agrandando la distancia entre lo material y lo inmaterial. ¿Por qué? En parte, porque la ayuda pública no termina de filtrarse hacia las pequeñas y medianas empresas. Pero también porque se ha generado un cambio estructural. La dimensión de la crisis supone una amenaza seria para los valores tradicionales. Al mismo tiempo, las restricciones han acelerado la digitalización de todos los sectores y consumidores. Tanto en Estados Unidos como en Europa, la aparición del covid llevó muy rápido el dinero hacia la tecnología y la biotecnología. Fiebre del oro. ¿Es puntual? Los más entusiastas no ven peligro de burbuja y apuestan por más supremacía de la tecnología en los mercados. Pero quienes están un poco más pendientes del asfalto ven nubarrones para 2021. ¿Dónde? En el crédito.

Coronavirus
El redactor recomienda