'Rastreadores de covid': Terminamos 2020 más solos, más estresados y más gordos
  1. Mundo
fatiga social

'Rastreadores de covid': Terminamos 2020 más solos, más estresados y más gordos

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

Foto: Ilustración: Raquel Cano
Ilustración: Raquel Cano
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Fatiga social en la sociedad de la abundancia. Termina 2020 y la pandemia sigue sacando a flote lo mejor y lo peor de la humanidad. El desarrollo científico, que ha logrado traernos la vacuna antes de tiempo. Y otro récord. La velocidad con la que hemos pasado del aplauso al olvido del personal sanitario, ahora al borde del colapso. El individualismo agudizado y la soledad más arrinconada todavía. Nuestra propia fragilidad frente a la dificultad. Ansiedad. Kilos que se ganan y sueños que se pierden. Crisis del viejo modelo de masculinidad. Y, por debajo de todo, la demanda mayoritaria de que se haga todo lo necesario para frenar la enfermedad. Una petición de contundencia que no encuentra en todos sitios la respuesta política equivalente.

El silencio

Comenzamos la 'newsletter' número 75 de rastreadores rindiendo un homenaje a quienes más motivos tienen para estar agotados. “La fatiga de los combatientes”. 'New York Times'. “A medida que el número de casos y muertes por covid rompen diariamente los récords, los médicos y enfermeros en la primera línea del frente están al borde del colapso colectivo […] Un estrés implacable se ha convertido en endémico dentro de la atención médica en el país”.

Hablamos de “ansiedad y pensamientos depresivos, sensación crónica de desesperanza, una fatiga cada vez más profunda, impulsada en parte por la actitud de los muchos estadounidenses que parecen haber perdido la paciencia con la pandemia […]. El sonido del silencio. Atrás quedaron los vítores nocturnos, los aplausos y el ruido metálico que rebotaba en los edificios y en los hospitales […] “Ya nadie aplaude” […] “Lo han superado”.

Foto: Personal sanitario del Hospital Carlos Ayala de Málaga agradecen los aplausos recibidos por su trabajo para atajar la pandemia del coronavirus. (EFE)


Solos

Continuemos por quienes están menos acompañados. “Una encuesta revela la dimensión de la soledad en la navidad pandémica de Gran Bretaña. La cifra de “solos en casa” se ha duplicado, sobre todo entre las personas mayores”. 'The Guardian'. 1,7 millones de personas mayores atravesarán la navidad sin ninguna compañía.

“Una epidemia silenciosa de soledad. La encuesta revela que, en términos generales, el porcentaje de personas que esperan pasar las navidades solas ha aumentado del 4% habitual al 8% de este año. Entre los mayores de 64 años, la cifra ha aumentado del 7 al 14%. Solo el 23% de los adultos dicen que pasarán la Navidad junto a sus padres esta vez, frente al 35% de los tiempos normales. Menos de uno de cada seis (15%) planea encontrarse con sus hermanos.

Como el covid sigue siendo una amenaza muy presente, es más importante que nunca que mantengamos el ánimo de las personas mayores haciendo un esfuerzo de mantenernos en contacto. Una llamada telefónica amistosa, una nota a través de la puerta de un vecino que ofrece ayuda para las compras, una tarjeta de felicitación navideña ayudarán a vencer los intensos sentimientos de soledad”.

Foto: Foto: Reuters.


Peores hábitos

Y ahora, hagamos más panorámica la mirada. “Sí. Muchos de nosotros estamos comiendo por estrés y ganando kilos durante la pandemia. Lo confirma un estudio global: más ansiedad y más comida basura, menos ejercicio y menos horas de sueño”. 'NYT'. Una encuesta llevada a cabo en todos los estados de los USA y en 50 países refleja que la caída de los hábitos saludables ha sido generalizada.

“El 20% de los entrevistados dijo que algunos de sus síntomas de ansiedad –miedo, incapacidad de controlar la preocupación- eran lo suficientemente graves como para interferir en sus actividades diarias […]. El 44% dijo que su sueño había empeorado. Como promedio, se retrasó una hora el momento de irse a la cama y se adelantó otra el momento de despertarse […]

El 27% de los entrevistados dijeron que habían aumentado de peso después desde el inicio de las restricciones. La cifra fue mayor entre las personas calificadas como obesas: un tercio.

Amigos

A lo largo de estos meses, nos hemos esforzado en compartir información sobre la salud mental. La gran olvidada. Y hemos puesto especial énfasis en los más jóvenes y en los más mayores. También hemos subrayado varias veces las dificultades adicionales que sufren las mujeres. Hoy hablaremos de hombres. “Los hombres encuentran nuevas formas de vincularse durante la pandemia. Sin días de partido, sin bares, la pandemia está obligando a algunos hombres a darse cuenta de que necesitan amistades más profundas”. 'Washington Post'.

“La amistad masculina suele basarse en interacciones “hombro con hombro”, como ver un partido de fútbol o jugar a los videojuegos, mientras que las interacciones entre mujeres son más “cara a cara”, como tomar un café o reunirse para tomar una copa de vino. Por eso muchos hombres han tenido más dificultades que las mujeres para adaptar sus relaciones en una pandemia que nos mantiene separados […]

Ahora la situación es más dura y se nota en sus conversaciones. Algunos hombres están comenzando a tener relaciones con sus amigos que se parecen más a las que tienen sus parejas con sus amigas. Por primera vez en sus vidas, quedan con amigos para pasear y solo para ponerse al día. Tienen Facetimes con los amigos de la facultad y no es solo para hablar de deporte, sino para preguntar cómo les va la vida”.

Algunos hombres están comenzando a tener relaciones con sus amigos que se parecen más a las que tienen sus parejas con sus amigas


Amplísima mayoría

El confinamiento es duro. La fatiga social es comprensible. Sin embargo, la demanda de contundencia permanece mayoritaria en Alemania justo antes de que aumenten las restricciones con vistas a la navidad. Nos lo cuenta 'Der Spiegel'.

“Casi el 74% de los alemanes está de acuerdo con Merkel, a favor de un bloqueo duro. Solo el 21% está en contra”. Un apoyo transversal en el espectro político, con la excepción de la extrema derecha. Y que ofrece un dato bien interesante. El análisis por tramos de edad. A más años, más apoyo a las restricciones: desde el 60% de los más jóvenes al 85% de los más mayores.

Fatiga social en la sociedad de la abundancia. Termina 2020 y la pandemia sigue sacando a flote lo mejor y lo peor de la humanidad. El desarrollo científico, que ha logrado traernos la vacuna antes de tiempo. Y otro récord. La velocidad con la que hemos pasado del aplauso al olvido del personal sanitario, ahora al borde del colapso. El individualismo agudizado y la soledad más arrinconada todavía. Nuestra propia fragilidad frente a la dificultad. Ansiedad. Kilos que se ganan y sueños que se pierden. Crisis del viejo modelo de masculinidad. Y, por debajo de todo, la demanda mayoritaria de que se haga todo lo necesario para frenar la enfermedad. Una petición de contundencia que no encuentra en todos sitios la respuesta política equivalente.

Estrés
El redactor recomienda