¿Trump 2024? El plan mediático del magnate: "Habrá que seguir besando su anillo"
  1. Mundo
LAS POSIBILIDADES DEL ACTUAL PRESIDENTE

¿Trump 2024? El plan mediático del magnate: "Habrá que seguir besando su anillo"

Trump, cuya estrategia legal para revertir el resultado se queda sin opciones, juega con la idea de presentarse a las elecciones de 2024 y con volver con fuerza a su medio favorito: la tele

placeholder Foto: Donald Trump y Joe Biden. (Reuters)
Donald Trump y Joe Biden. (Reuters)

¿Qué va a hacer Donald Trump una vez deje de ser presidente? Esa es la pregunta que planea por la gran mayoría de las cabezas trumpistas. Su líder, que llevaba varias semanas negándose a aceptar la derrota y dio luz verde el pasado lunes a la transición de poderes en favor del ganador de las elecciones, Joe Biden, empieza a afrontar la realidad: en dos meses, estará fuera de la Casa Blanca. Una vez entendido que su estrategia legal no tiene recorrido, Trump juega con la idea de presentarse a las elecciones de 2024, mientras trata de encontrar fuentes de financiación para pagar sus deudas pendientes y afrontar así investigaciones judiciales que se otean en el horizonte.

“Trump ha hecho pensar al mundo que estaba planeando un segundo mandato”, tuiteó Philip Rucker, corresponsal jefe del 'Washington Post' en la Casa Blanca. “Pero realmente está diseñando su próxima jugada: ¿un libro? ¿Una gira televisiva? ¿Mítines? ¿La campaña para 2024? Trump quiere ganar mucho dinero trabajando poco… y permanecer omnipresente en la vida pública estadounidense”.

Foto: Donald Trump. (Reuters)

¿Quién no quiere ganar mucho dinero trabajando poco? El problema es que Trump lo necesita como el comer. Sobre todo porque, una vez salga de la Casa Blanca en enero de 2021, tendrá que hacer frente a sus problemas legales y financieros. Tiene deudas que superan los 400 millones de dólares y esta cantidad podría aumentar en caso de que prosperen todas las investigaciones y demandas contra él por evasión fiscal.

Ahora mismo, hay al menos dos investigaciones abiertas por las autoridades de Nueva York, una penal y otra civil, por presunto fraude fiscal del presidente y de empresas vinculadas a su familia. Mientras tanto, los demócratas se debaten sobre si una nueva Administración Biden debería apoyar o no una investigación federal (independiente de las que ya están en marcha a nivel local) a Donald Trump.

¿Perdón presidencial?

“Cualquier impulso a las investigaciones o enjuiciamiento criminal dividiría aún más el país y provocaría que muchos pensaran que el Departamento de Justicia actúa en venganza. Y una investigación y un juicio serían un espectáculo que seguro que consumiría la energía de este Gobierno”, escribió Andrew Weissmann, fiscal en la investigación liderada por Robert Mueller, en 'The New York Times'. “Pero creo que, por muy doloroso y difícil que sea para el país, el próximo fiscal general debería investigar a Trump y, si así debe ser, enjuiciarlo por posibles delitos federales”.

placeholder Joe Biden. (Reuters)
Joe Biden. (Reuters)

La posición de Weissmann es muy compartida entre los demócratas. Después de cuatro años buscando un flanco por el que derribar a su mayor enemigo y tras un 'impeachment' fallido, ven la posibilidad de llevar a cabo sus deseos, sobre todo una vez caída la inmunidad presidencial. Pero Joe Biden se ha mostrado escéptico con sus asesores, ya que tiraría por tierra el principal objetivo de su Administración: “sanar” las heridas del país y unirlo de nuevo. Un asesor de Biden dijo en la NBC News que tan solo está pensando en “moverse hacia delante” y otro aseguró que “está más orientado a arreglar los problemas y mirar hacia delante en vez de abrir investigaciones judiciales”.

Otros, como Michael Conway, antiguo consejero del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, recalcan que Biden debería hacer lo “impensable” y otorgar el perdón presidencial a Trump para unir la nación. Mientras tanto, Trump, que no se puede absolver a sí mismo de futuras investigaciones —y que está por ver si aceptaría el perdón, porque eso implicaría que reconocería sus delitos—, se está asegurando el silencio de su guardia pretoriana: este miércoles otorgó el perdón al general Michael Flynn, su primer asesor en Seguridad Nacional, que se declaró culpable de mentir al FBI sobre sus conexiones con Rusia.

El problema del dinero (y la tele)

En cualquier caso, prosperen o no las investigaciones judiciales, Trump tiene un problema de caja. Y si quiere poder afrontar estos envites legales con solvencia o pretende seguir al pie del cañón, debe solucionarlo cuanto antes. Para ello, su entorno más cercano maneja varias ideas: desde organizar mítines bajo el lema de que le han robado las elecciones —falso— y cobrar entradas, hasta publicar un libro contando sus batallas presidenciales. Habría recibido ofertas de hasta 100 millones de dólares. Sin embargo, la vía más rápida, efectiva y preferida de Trump es la televisión. Y aquí el abanico es variado.

Foto: Partidarios de Trump en una protesta en Michigan. (Reuters)

La primera y más complicada opción es crear una especie de Trump TV, una idea que ya surgió hace cuatro años cuando su propio entorno pensaba que perdería las elecciones. Expertos en el mundillo creen que sería una inversión errónea, especialmente en un momento en que las TV de pago tradicionales cada vez tienen más dificultades para mantener sus ingresos.

“No hay forma de que se pueda iniciar un nuevo canal en este entorno”, dijo Derek Baine, analista de Kagan, un grupo de investigación de medios de S&P Global Market Intelligence, a 'Los Ángeles Times'. Otros ejecutivos de medios que han tratado con Trump afirman en privado que el presidente probablemente no quiera enfrentarse al gran esfuerzo que implica el lanzamiento de un nuevo canal. Recordemos: ganar dinero con poco trabajo. Según Baine, sería más viable para él involucrarse en la adquisición de un canal existente, ya seguido por sus acérrimos adeptos.

Es decir, una opa a una televisión ya existente. Hace unos días, 'The Wall Street Journal' publicó una exclusiva en la que aseguraba que empresarios cercanos a Trump llevaban meses en conversaciones para comprar Newsmax, la nueva tele trumpista por excelencia tras el desamor vivido con la Fox.

Foto: Donald Trump. (Reuters)
¿Qué van a hacer ahora los trumpistas?
Argemino Barro. Nueva York

Su principal presentador, Greg Kelly, llegó a decir que las elecciones “aún no habían acabado”, siendo una de las únicas televisiones en asegurar que Trump todavía podía ganar. Gracias al apoyo incondicional de Trump, que ha tuiteado en repetidas ocasiones vídeos de su programa, Kelly ha aumentado su audiencia de forma espectacular: si en octubre 124.000 personas lo veían de media, durante la segunda semana de noviembre esa cifra ascendió hasta las 860.000.

Christopher Ruddy, propietario mayoritario y director ejecutivo de Newsmax, ha asegurado que no tiene intención de vender su televisión. Eso no significa que no reciba con los brazos abiertos a su amigo y compañero de golf. Repasemos varias de sus declaraciones a los medios en los últimos días para entender las posibilidades de Trump:

Hace unos días, sugirió en la CNN que Trump podría ser su “futuro socio de negocios”, asegurando que era una “gran personalidad televisiva”. “Donald Trump fue, es y siempre será un fenómeno de 'rating”, remarcó Christopher Ruddy. “Después del mandato, le daríamos la bienvenida a su nuevo programa en Newsmax en un santiamén”.

No estoy buscando crear una Televisión Trump. Pero estaría contento de tenerle regularmente en antena en Newsmax

“Yo le digo de broma: '¿Qué porcentaje de la empresa te tengo que dar para que vengas a Newsmax?”, dijo Ruddy a 'Los Ángeles Times'. “No estoy buscando crear una Televisión Trump. Pero estaría contento de tenerle regularmente en antena en Newsmax o que tuviera un programa los fines de semana. Sin embargo, no me lo imagino atado a un solo medio de comunicación”.

Y esta declaración al 'New Yorker' hace unos días: “Cuando hablamos de los medios, Donald Trump es un omnívoro. Ama todos los medios. No hay diferencia y le gusta estar en todas las plataformas. Lo hizo muy bien antes de ser presidente usando todas estas plataformas. Creo que probablemente espera volver a hacerlo una vez salga. Por lo tanto, no lo veo atado a ningún medio y es por eso por lo que no creo que diga: 'Vale, voy a hacer de Newsmax mi plataforma o mi portavoz”.

Otra posibilidad es que los Murdoch, temerosos de que un canal impulsado por Trump les haga la competencia por la derecha, traten de reconstruir los puentes con él. “Si es inteligente, Fox le pagará a Trump mucho dinero para ser un personaje exclusivo de su red”, comentó Jon Klein, un veterano ejecutivo de noticias de televisión y expresidente de CNN.

Foto: Donald Trump en la Casa Blanca. (EFE)

¿Trump 2024?

En cualquier caso, todas estas estrategias mediáticas son ramificaciones de su gran plan: presentarse a las elecciones en 2024. Entre sus asesores, ha llegado a asegurar que podría presentar su campaña… este mismo año. “Sería una estupidez declarar que te presentas a presidente al final de este año, pero por otro lado, si quieres mantener tu control sobre el partido y luchar por el legado del Partido Republicano para que no te puedan borrar de la historia, es importante que sigas siendo el líder”, dijo Sam Numberg, un antiguo asesor de Trump, al 'Washington Post'.

Al fin y al cabo, aunque Joe Biden ha ganado estas elecciones por más de seis millones de votos, Donald Trump ha vuelto a demostrar que es el político conservador más popular de todo el país. Ha mejorado sus números de 2016 y ha conseguido un apoyo entre las minorías insólito para el Partido Republicano. Como le dijo un asesor al periódico de la capital del imperio, Trump piensa que cualquier político que quiera tener futuro en el Partido Republicano… tendrá que arrodillarse y “besar su anillo”.

Gobierno de Donald Trump Joe Biden
El redactor recomienda