De los republicanos a Twitter: Trump pierde apoyo en su pelea por la Casa Blanca
  1. Mundo
elecciones eeuu

De los republicanos a Twitter: Trump pierde apoyo en su pelea por la Casa Blanca

El último revés le ha llegado a través de Twitter, que entregará el próximo 20 de enero las cuentas oficiales de la Casa Blanca al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden

Foto: De los republicanos a Twitter: Trump pierde apoyo en su pelea por la Casa Blanca
De los republicanos a Twitter: Trump pierde apoyo en su pelea por la Casa Blanca

Dos semanas después de confirmarse su derrota en las elecciones estadounidenses, Donald Trump sigue empeñado en no reconocer el resultado de estos comicios. No obstante, cada vez tiene menos apoyo, tanto dentro del propio partido republicano como entre las grandes corporaciones del país norteamericano. El último revés le ha llegado a través de Twitter, que entregará el próximo 20 de enero las cuentas oficiales de la Casa Blanca al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, según indicaron este sábado fuentes de la red social citadas por varios medios.

La medida afectará a la cuenta oficial del presidente de Estados Unidos (@POTUS), que el actual mandatario, Donald Trump, apenas usa, pues prefiere tuitear desde su usuario personal (@realDonaldTrump). También se transferirán al equipo de Biden otras cuentas oficiales, como la del vicepresidente (@VP), que Mike Pence sí emplea a menudo y que pasará a manos de la senadora Kamala Harris; y la de la primera dama (@FLOTUS), que dejará de pertenecer a Melania Trump para hacerlo a Jill Biden.

El traspaso, que también incluye las cuentas oficiales @whitehouse y la de la portavoz de la Casa Blanca (@PressSec) se completará automáticamente incluso si Trump se niega a reconocer la victoria de Biden en enero. "Twitter se está preparando activamente para apoyar la transición de las cuentas institucionales de Twitter de la Casa Blanca el 20 de enero de 2021", dijo un portavoz de la red social a la cadena CBS.

Foto: La transición de poder más difícil de EEUU: Trump se atrinchera en la Casa Blanca

La cuenta oficial del presidente estadounidense (@POTUS) tiene casi 33 millones de seguidores, y cuando Biden tome posesión de su cargo, los mensajes emitidos en ella bajo la presidencia de Trump se borrarán de allí, y pasarán a formar parte de la Administración Nacional de Archivos y Documentos (NARA, en inglés). Se trata del mismo proceso que se completó en 2017, cuando el expresidente Barack Obama abandonó el poder: los tuits que había emitido desde la cuenta @POTUS pasaron a formar parte de otra cuenta separada llamada @POTUS44, en referencia a que él fue el mandatario número 44 de la historia de EEUU.

Pierde apoyo republicano

La presión para que Donald Trump inicie el proceso de transición a Joe Biden ha aumentado entre los republicanos, ya que varios de ellos expresaron sus dudas sobre las afirmaciones del actual presidente sobre el fraude en las elecciones.

El senador Lamar Alexander, que se jubilará a final de año, dijo que Biden tenía "muy buenas posibilidades" de convertirse en el próximo presidente e instó a la administración Trump a comenzar el proceso de transición. El perdedor de esta elección debería "poner al país primero, felicitar al ganador y ayudarlo a un buen comienzo del nuevo mandato", señaló el senador de Tennessee en un comunicado. El senador conservador de Alaska, Dan Sullivan, dijo a los periodistas que Trump tiene "un listón muy alto" para demostrar sus afirmaciones acerca de que los demócratas le han robado las elecciones. "Y tienen que demostrarlo en la corte", apuntó.

El representante de Michigan, Fred Upton, dijo a los periodistas que no ha visto "ninguna evidencia de fraude que anule 150.000 votos" con los que Biden aventaja a Trump en su estado natal. "Nadie ha mostrado ninguna evidencia" de fraude en Michigan", dijo. Hay una "forma correcta y una forma incorrecta" de que Trump impugne lo que "percibe como irregularidades electorales", dijo Susan Collins, senadora de Maine, en un comunicado. "La forma correcta es recopilar las pruebas y plantear desafíos legales en nuestros tribunales. La forma incorrecta es intentar presionar a los funcionarios electorales estatales", añadió.

Insiste en revertir el resultado electoral

El presidente saliente mantuvo este viernes su estrategia de revertir los resultados de la elección del pasado 3 de noviembre, pese a que los recuentos de votos van ratificando su derrota. Mientras Trump se reunió con legisladores republicanos del estado clave de Michigan, en lo que la Casa Blanca defendió como un encuentro "rutinario" y no relacionado con los comicios, las cifras del recuento en Georgia certificaron una victoria por más de 12.000 votos de Biden, quien se proyecta como el presidente electo.

El secretario de Estado de Georgia, el republicano Brad Raffensperger, encargado de certificar los resultados en ese estado, confirmó finalmente la victoria de Biden, quien así obtiene los 16 votos en el Colegio Electoral correspondientes a esa jurisdicción. El anuncio llegó poco después de que la oficina de Raffensperger debiera retractarse de una confirmación que trascendió a los medios locales luego de que un funcionario de esa dependencia difundiera por error un comunicado con la certificación de los resultados, cuando aún no se había completado el proceso.

Y mientras Trump rehúsa admitir su derrota, los medios de comunicación informaron que invitó a la Casa Blanca a los legisladores republicanos de Michigan. Según la CNN, tiene previsto encontrarse con el presidente de la Cámara de Representantes de Michigan, el republicano Jason Wentworth, y con el líder de la mayoría conservadora en el Senado estatal, Mike Shirkey, entre otros. De acuerdo con la cadena, hay actualmente conversaciones sobre la posibilidad de que Trump invite también en el futuro a legisladores estatales del estado clave de Pensilvania.

Foto: Trump insinúa que Pfizer retrasó el anuncio de la vacuna para perjudicarle electoralmente

Por su parte, la asesora de Biden, Jen Psaki, declaró en un encuentro virtual con los periodistas que el Gobierno de Trump sigue denegándole al equipo de transición el acceso a canales importantes de seguridad nacional y a información decisiva, como los planes de distribución de las vacunas contra el covid-19.

El presidente electo programó un encuentro con los líderes demócratas en el Congreso; la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el jefe de la minoría del partido en el Senado, Chuck Schumer, para impulsar un nuevo paquete de estímulo económico que pueda entrar en vigor antes de su toma de posesión, en enero próximo. "Les va a decir que tiene que haber un programa de estímulo en el período del 'pato cojo' porque es muy necesario que la gente cuente con ayuda a tiempo de las festividades" de fin de año, declaró Psaki, en referencia al período de Gobierno de un presidente entre las elecciones y la entrega del poder a un sucesor.

Joe Biden Elecciones EEUU
El redactor recomienda