Rastreadores de covid | ¿Estamos a tiempo de salvar la navidad?
  1. Mundo
La gran incógnita

Rastreadores de covid | ¿Estamos a tiempo de salvar la navidad?

Pablo Pombo se sumerge en la prensa y selecciona los artículos imprescindibles para estar informado sobre todos los aspectos de la pandemia. Una newsletter diaria para suscriptores

placeholder Foto: Montaje. (Pablo López Learte)
Montaje. (Pablo López Learte)

Dos grandes errores en el tamo inicial de la segunda ola. El primero, responsabilidad de los gobiernos. Tardanza y falta de contundencia. Consecuencia: pérdida de control sobre la expansión de la enfermedad. Países como el nuestro ya no están en condiciones de salvar la campaña navideña. El segundo error, responsabilidad de la población. Hay fatiga psicológica. Se está bajando la guardia. Todavía es posible celebrar un fin de año razonablemente normal en algunas naciones, que ocurra o que no ocurra dependerá del comportamiento ciudadano. En cualquier caso y en todos sitios, no serán mejores estas navidades que las del año pasado ni para las familias, ni para la economía.

placeholder

La gran incógnita. “La fatiga por la pandemia es real y se está extendiendo”. Esto del 'Wall Street Journal' da en el clavo. “El cansancio colectivo por las restricciones emerge como un adversario formidable para los gobiernos […] Puede generarse un círculo vicioso: cuando la gente está cansada tiende a bajar la guardia, lo que provoca más infecciones y a su vez más restricciones que agravan la fatiga […]

Una encuesta elaborada por el gobierno francés señala que el 72% de la población estaba evitaba contactos sociales a mediados de mayo […] El 23 de septiembre, la cifra había caído hasta el 32%”.

placeholder .
.

¿Qué dice la industria? La inversión en publicidad suele ser un buen indicador. “Se espera que los anunciantes gasten 725 millones menos de libras que las navidades pasadas. La industria prevé recortes récord en los presupuestos publicitarios para el llamado “trimestre dorado”. 'The Guardian'. Una caída del 10,5%, la más grande desde que se empezaron a recopilar las cifras en 1982.

El mayor recorte se localiza en la publicidad destinada al cine. El menor, en el sector digital. La inversión en papel cae cinco veces más que la promoción online.

placeholder .
.

¿Qué dicen los líderes políticos? “Los líderes mundiales advierten de que el Coronavirus pondrá en peligro las celebraciones navideñas”. Titular en el 'Washington Post'. La información es útil porque recopila mensajes y señala punto de coincidencia: “serán diferentes”.

Francia. Macron, en la intervención de la semana pasada, cuando anunció el confinamiento, quiso emitir algo de esperanza, “cultivar la esperanza de celebrar con nuestros familiares las fiestas navideñas y de fin de año” Canadá. Justin Trudeau: “Es frustrante saber que, a menos que tengamos muchísimo cuidado, es posible que no pueda haber el tipo de reuniones que queremos en navidad”.

Unión Europea. Ursula Von der Leyen: “Creo que las navidades de este año será una navidad diferente”. Sánchez no se ha pronunciado, por lo que el Washington Post recoge la declaración de Illa: “No serán normales, serán diferentes y con distancia social”. España ha tirado la toalla.

placeholder .
.

¿Quién puede conseguirlo? 'AP News'. “Irlanda ya está enfocada en salvar las navidades, es una prioridad nacional”. El titular es del 21 de octubre, parece muy cercano, pero el tiempo se mide de otra forma en la lucha contra el covid. Cada día marca la diferencia. Irlanda impuso entonces un confinamiento con el objetivo de celebrar las navidades “de una manera significativa”.

El mensaje del primer ministro se ha ganado el apoyo de buena parte de las empresas, incluida la restauración. “A nadie le gusta estar cerrado […] Pero si todo el mundo se toma esto en serio, si todos nos confinamos y hacemos lo que se nos dice, con suerte podremos adelantarnos podremos abrir en diciembre”. Las navidades suponen el 40% de l volumen anual para algunos establecimientos.

placeholder .
.

¿Quién está ante su última oportunidad?. “Última oportunidad de cara a las navidades”. 'Der Spiegel', sobre las opciones alemanas. “Los alemanes se enfrentan a un noviembre difícil. La canciller federal Angela Merkel y los primeros ministros decidieron por unanimidad restringir en gran medida la vida pública […] Si dentro de unas pocas semanas la nueva estrategia ha tenido éxito, habrá una importante recompensa para muchos: la oportunidad de unas fiestas navideñas razonablemente normales”.

Las organizaciones científicas respaldan las medidas, “sin probablemente inevitables”. Sin embargo, hay expertos que consideran que la medida llega tarde. “Ahora todos los días cuentan”.

“Al final serán los ciudadanos quienes decidan cómo llegamos a Navidad”. Por eso “es extremadamente importante que continuemos mejorando la comunicación con la población […] Abogo firmemente por un semáforo que muestre a los alemanes todos los días cómo están las camas de cuidados intensivos, las nuevas de tasas de infección, la dinámica de la enfermedad y la carga general sobre los hospitales”, dice un médico.

placeholder .
.

Dos grandes errores en el tamo inicial de la segunda ola. El primero, responsabilidad de los gobiernos. Tardanza y falta de contundencia. Consecuencia: pérdida de control sobre la expansión de la enfermedad. Países como el nuestro ya no están en condiciones de salvar la campaña navideña. El segundo error, responsabilidad de la población. Hay fatiga psicológica. Se está bajando la guardia. Todavía es posible celebrar un fin de año razonablemente normal en algunas naciones, que ocurra o que no ocurra dependerá del comportamiento ciudadano. En cualquier caso y en todos sitios, no serán mejores estas navidades que las del año pasado ni para las familias, ni para la economía.

Irlanda Pandemia Angela Merkel Der Spiegel
El redactor recomienda