Nunavut, el éxito de la región de Canadá que no tiene un solo caso de coronavirus
  1. Mundo
POLÍTICA Y LA NATURALEZA TIENEN LA RESPUESTA

Nunavut, el éxito de la región de Canadá que no tiene un solo caso de coronavirus

La región más grande de Canadá, pero a la vez la más despoblada, se ha convertido en uno de los pocos lugares del mundo en el que no hay un solo caso de covid-19

Foto: Nunavut, el éxito de la región de Canadá que no tiene un solo caso de coronavirus
Nunavut, el éxito de la región de Canadá que no tiene un solo caso de coronavirus

El coronavirus no entiende de fronteras ni de países. A lo ancho y largo de todo el planeta, el covid-19 ha campado a sus anchas, infectando a más de 40,7 millones de personas y acabando con la vida de otras 1,12 millones. Da igual el rincón del mundo en el que se viva, que el virus del SARS.CoV-2 es capaz de llegar hasta allí y causar una de las mayores crisis sanitarias de todos los tiempos... salvo en un lugar. Existe una localidad en Canadá en la que el número de casos sigue siendo cero.

Desde comienzos de 2020, miles de científicos en todo el mundo estudian la manera de tratar de detener la pandemia. Encontrar un remedio que consiga revertir sus efectos o, en el mejor de los casos, una vacuna que permita luchar contra el virus son los principales focos de trabajo de los expertos. Pero, hasta entonces, solo el distanciamiento social, el uso de mascarillas y la higiene de manos se han erigido como principales elementos para combatir la pandemia que asola a todo el mundo.

Foto: Reino Unido planea infectar a voluntarios con coronavirus para probar las vacunas

Sin embargo, existe una zona en la que, diez meses después de la llegada oficial del virus a nuestras vidas, continúa sin tener un solo contagio. Se trata de Nunavut, una región de Canadá que cuenta con una extensión de 2 millones de kilómetros cuadrados en los que viven unas 39.000 personas. Curiosamente, es la región más grande del país norteamericano y, al mismo tiempo, la menos poblada, con 0,01 habitantes por kilómetros cuadrados. Y sus políticas han sido básicas para evitar al virus.

¿Cómo es posible que exista un lugar en el mundo en el que no exista un solo caso de covid-19? Posiblemente, el éxito está en la temprana toma de decisiones desde el comienzo de la pandemia, aliñado con algunas de las ventajas naturales de la región; así, desde marzo, los responsables de Nunavut decidieron establecer una de las regulaciones de viaje más severas del planeta, impidiendo la entrada a los no residentes y con severos controles a aquellas personas que regresaban a su hogar.

(CC/Wikimedia Commons)
(CC/Wikimedia Commons)

Así, todo aquel que viviera en Nunavut pero hubiera salido de la región, no podía regresar a su casa sin más. Para poder hacerlo, era necesario pasar dos semanas en centros de aislamiento autorizados por el gobierno, situados en hoteles de Winnipeg, Yellowknife, Ottawa y Edmonton, tal y como explica 'BBC'. Una vez allí, un amplio equipo de personal médico se encargaba de vigilar su estado de salud, mientras que numerosos guardias de seguridad controlaban que todos cumplieran las normas.

Desde aquel mes de marzo, unos 7.000 habitantes de Nunavut han pasado por estos centros antes de regresar a sus hogares. En la gran mayoría de los casos, todo el mundo ha cumplido con las peticiones gubernamentales y, en los pocos en los que no ha sido así y se han saltado las normas, se les han impuesto mayores periodos de cuarentena para evitar que desarrollaran síntomas dentro de la región y, así, ser susceptibles de poder contagiar al resto de habitantes.

Y es que Nunavut cuenta, además, con la ventaja natural de que existen grandes distancias entre núcleos poblaciones, por lo que en caso de que existiera un foco sería difícil que se propagara por toda la zona, si bien es cierto que podría ser devastador allí donde llegara: no en vano, la población de Nunavut está considerada potencialmente vulnerable. De hecho, estas poblaciones inuit son un grupo de alto riesgo para cualquier enfermedad que cursa como infección respiratoria.

Población de alto riesgo

El 80% de Nunavut está ocupado por inuit, considerado un grupo de riesgo por culpa de las condiciones de vivienda inadecuadas e inseguras con las que cuentan, además de la alta tasa de hacinamiento de la población que, de hecho, les hace ser uno de los focos de contagio de tuberculosis más alto del mundo. De hecho, según explica 'BBC', se calcula que la población inuit tiene un 300% más de probabilidades de contagiarse de esta enfermedad que la población no indígena.

Costa noreste de la isla de Baffin, en Nunavut. (CC/Wikimedia Commons)
Costa noreste de la isla de Baffin, en Nunavut. (CC/Wikimedia Commons)

Ese hecho ha provocado que las autoridades hayan decidido proteger aún más a este grupo poblacional de cara al covid-19 y, lo cierto, es que se han encontrado con una sorpresa: las decisiones tomadas en Nunavut han permitido no tener un solo caso de coronavirus dentro de la región. Solo ha habido un caso de contagio, pero al tratarse trabajadores locales desplazados a una mina de oro a 160 kilómetros del círculo polar ártico, el brote contabiliza en una jurisdicción diferente.

Las autoridades se han ciudado mucho de proteger a este grupo poblacional. No en vano, el Hospital General Qikiqtani, ubicado en la capital Iqakuit, solo cuenta con 35 camas de UCI, pudiendo atender a un máximo de 20 pacientes con covid-19. De momento, el control de entrada a la región ha tenido gran éxito siete meses después de la pandemia, convirtiendo a Nunavut en el único lugar en el mundo que puede presumir de no tener un solo caso de coronavirus en su territorio.

Coronavirus Pandemia Virus Vivienda Canadá
El redactor recomienda