Indonesia obliga a varios negacionistas antimascarillas a cavar tumbas
  1. Mundo
HAY 221.000 CONTAGIADOS EN TODO EL PAÍS

Indonesia obliga a varios negacionistas antimascarillas a cavar tumbas

Un juez condena a ocho personas que no llevaban mascarilla a ayudar a los enterradores de un cementerio donde no dan abasto para sepultar a los fallecidos por coronavirus

Foto: El coronavirus está obligando a crear cementerios por todo el mundo (EFE EPA/Kim Ludbrook)
El coronavirus está obligando a crear cementerios por todo el mundo (EFE EPA/Kim Ludbrook)

El movimiento antimascarillas no deja de ganar adeptos en todo el mundo y son millones las personas que se niegan a llevar esos elementos de protección para evitar la propagación del coronavirus. Y mientras muchos países recurren a las sanciones económicas para obligar a los ciudadanos a ponerse las mascarillas, en Indonesia han tenido una idea singular.

Ocho personas detenidas por no llevar puesta la mascarilla han sido condenados a cavar tumbas en la isla de Java. Una decisión polémica, pero que quiere ayudar a que la población entienda la importancia de proteger a los demás del contagio del covid-19 para que el número de infectados no se dispare.

Foto: Foto: EFE/Fernando Alvarado.

Según ha publicado el Jakarta Post, la medida se ha tomado en el condado de Gresik y las ocho personas condenadas han sido conducidas hasta el cementerio de la localidad de Ngabetan. Tal y como explica el responsable del distrito, el jefe Suyono, "solo había tres enterradores disponibles en este momento, así que pensé que podría poner a estas personas a trabajar con ellos".

Ejemplo para todos

Los ocho condenados fueron separados por parejas y cada dos personas se encargaron de una tumba: una tenía que cavar y, la segunda, colocar una serie de tablas de madera dentro del hueco excavado. El objetivo de Suyono es "crear un efecto disuasorio contra las violaciones de las normas".

Fueron distribuidos de dos en dos para cavar las tumbas y colocar unas tablas en cada una

Los responsables del condado de Gresik quisieron dar un escarmiento a las personas que no usan mascarilla en un momento en el que el número de contagios no deja de crecer en la zona. Eso sí, no han obligado a nadie a tener que introducir los cadáveres en las tumbas ya que esa función la han desempeñado los enterradores.

El jefe de policía, Nur Amin, explicó que los agentes están cooperando con el ejército para hacer cumplir los protocolos, tanto a la hora de dispersar reuniones de grupos numerosas como obligando a los ciudadanos a llevar mascarillas. Indonesia suma más de 220.000 casos de covid-19 y, al menos, han fallecido 8.841 personas por coronavirus.

El redactor recomienda