segunda noche de protestas en Kenosha

Protestas en Wisconsin después de que un policía disparara a un negro por la espalda

Dos noches de protestas en Wisconsin después de que Jakob Blake fuera disparado varias veces por la espalda por un policía. Está ingresado en un hospital, pero su condición es estable

Foto: Protestas en Kenosha, Wisconsin. (Reuters)
Protestas en Kenosha, Wisconsin. (Reuters)

El domingo, Jakob Blake estaba intentando volver a su coche, donde le esperaban sus tres hijos, cuando un oficial le disparó varias veces por la espalda. Una vez más, la víctima era un hombre negro y el agresor, un policía blanco. A pocas horas de que el breve video del incidente sucedido en Kenosha, Wisconsin, se difundiera por redes sociales, el centro de la ciudad era escenario de protestas, saqueos y fuegos que se han sucedido por dos noches consecutivas. Blake, guardia de seguridad de 29 años, está ingresado en un hospital local y su condición es estable.

Cuando faltan dos meses y medio para las elecciones presidenciales, una nueva muerte racial vuelve a agitar la comunidad afroamericana. El movimiento 'Black Lives Matter' protagonizó en julio las mayores protestas en Estados Unidos en décadas tras el asesinato de George Floyd, suplicando por su aliento mientras era lentamente asfixiado por la rodilla de un agente de policía. En esta ocasión, el video muestra cómo Blake, con una camiseta blanca de tirantes y pantalones cortos, camina de espaldas a los agentes, quienes le apuntan con sus armas y le siguen de cerca. Se mueve sin prisa, da la vuelta a su coche y abre la puerta del conductor. En ese momento un policía trata de evitar que entre en el vehículo, donde están sus tres hijos en el asiento trasero. Le estira de la camiseta y dispara ocho veces sobre su espalda. El hombre se desploma sobre el volante, haciendo sonar el claxon, mientras los vecinos gritan.

A última hora del lunes, unos 125 efectivos de la Guardia Nacional del Estado se han desplegado en la localidad, mientras cientos de manifestantes marchaban por las calles en la segunda noche de protestas, desafiando el toque de queda impuesto por las autoridades. Las fuerzas de seguridad trataron de dispersar con gases a grupos de manifestantes que se concentraban cerca de los juzgados locales y respondían lanzando botellas y fuegos artificiales a los antimotines. La ciudad amaneció con camiones de basura calcinados todavía humeantes y los comerciantes barriendo los vidrios de los escaparates destrozados.

Según el abogado de la familia, Blake había parado en ese barrio a darle un regalo al hijo de ocho años de un amigo. Justo antes de que comenzara la escena, el joven había tratado de mediar en una discusión entre dos mujeres, cuando la policía llegó. La policía todavía no ha dado muchos detalles sobre el tiroteo y se limitó a decir que el agente que disparó estaba respondiendo a un "incidente doméstico".

El Departamento de Justicia de Wisconsin se hará cargo de la investigación y tres policías que estaban en la escena han sido dados de baja administrativa. El video no muestra el inicio del incidente con la víctima y, pese a ser una práctica común en Estados Unidos, la policía de Kenosha todavía no ha implantado las cámaras individuales en los agentes.

El gobernador de Wisconsin, el demócrata Tony Evers, condenó la muerte de Blake en Kenosha, una ciudad de 100.000 habitantes a las orillas del Lago Michigan. El presidente Donald Trump todavía no se ha pronunciado sobre el incidente, al que sí se refirió su rival Joe Biden. "La nación se vuelve a levantar con la pena y rabia de que otro americano negro es víctima de una fuerza excesiva", dijo Biden el lunes.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios